23 Feb RELATO-MARTON 11: EL BARCO PIRATA

Marton 1.// Marton 2.// Marton 3.// Marton 4. // Marton 5. // Marton 6. // Marton 7  // Marton8  //

  Marton9  // Marton10 

Relato de Xisco Calafat. // Ilustraciones  película «En el mar» dibujos por Fernando D´Angelo

Seguía oculto en la cabaña, a la espera de que en cualquier momento los piratas echaran la puerta abajo de una patada y me descubrieran. Pese a la agitación, finalmente logré tranquilizarme. Pensé que debía salir de mi escondrijo e ir a comprobar hacia dónde se dirigía el barco, y si realmente mi vida corría peligro.

Tal vez no fueran piratas, quise creer; tal vez la isla no fuera su destino. Volví a la costa y oteé el horizonte, en busca del navío, que seguía allí, inmerso en la incertidumbre. Todavía no se había puesto el sol, pero bajo aquellas nubes negras la embarcación ya debía navegar entre tinieblas. Seguí caminando por la playa, observándolo, aferrado a la idea de que su capitán no había puesto rumbo a la isla, sino que se hallaba cruzando el océano. Sin embargo, aquello carecía de sentido, me dije, pues nadie en su sano juicio se aventuraría a cruzar aquel vasto mar. Se dirigen hacia aquí, concluí desesperadamente.

Pasó largo rato hasta que llegué al extremo noreste de la isla. Mirón caminaba junto a mí; sentía mi miedo, pude percibir, pues también él había fijado su atención en el barco hasta el ocaso.

En mitad de la noche restalló un relámpago, que atravesó el cielo hasta impactar en el mar, iluminando un breve instante el lugar en el que se dibujó la silueta del navío. Tras el rayo, el rugido de un trueno me estremeció, y, al momento, la vorágine se desató. Sabía que teníamos que encontrar un refugio, pero el espectáculo que se formaba ante nosotros me tenía hechizado. Mirón tiraba de mi mano, pero yo era presa del embrujo al que me tenían sometido los rayos, que caían sin cesar, en lo que ya se habría convirtiendo en un auténtico infierno para la tripulación del barco.

Cuando quise darme cuenta, mi espantado amigo había desaparecido. Grité su nombre y lo busqué en la negrura, pero ya no estaba junto a mí. La violencia de un trueno hizo que me girara bruscamente, y al hacerlo, el viento me golpeó con brutalidad; la tormenta acababa de tocar tierra. El aguacero empapó mis ropas, y el viento me zarandeó. Yo lanzaba gritos ahogados por la lluvia, pero no veía nada en la oscuridad.

Corrí tierra adentro, sin saber hacia dónde. Los rayos alumbraban el emplazamiento, y, en aquella breve claridad, pude vislumbrar una caverna. Me apresuré hacia el lugar y penetré en la cavidad, y al hacerlo, un relámpago iluminó el pánico reflejado en el rostro de Mirón, que se ocultaba tras una roca en mitad de la cueva. Estás aquí, dije, aliviado. Y, desde el agujero que había salvado nuestras vidas observamos la magnitud de la tormenta, que creció en intensidad y que continuó lanzando rayos durante toda la noche.

Desperté empapado.

El temporal había remitido. En el exterior brillaba el sol, y sus rayos formaban haces de luz que se colaban en la caverna y que anunciaban un nuevo día. Salí al encuentro del calor que secaría mis ropas y calmaría mi temblor, aunque tan sólo fuera el que me había producido el frío, pues la imagen de las velas negras avanzando, lejos, bajo la tempestad, seguía produciéndome escalofríos. ¿Habría naufragado el barco? ¿Habría logrado capear el temporal? ¿Habría llegado hasta la isla?

El mar se hallaba en calma frente a mí, y ninguna vela se dibujaba ya en el horizonte. Me volví y alcé la mirada en dirección a la cima de la montaña que se erguía a espaldas de la costa, pensando en escalarla; sintiendo la necesidad de buscar la embarcación y el deseo de no encontrarla.

–Tenemos que llegar hasta allí –susurré, con el brazo y el dedo extendidos, señalando hacia la cumbre.

Y volví a sentir el miedo reflejado en los ojos de Mirón.

Aunque tal vez su mirada reflejara en realidad mi propio miedo.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder