20 Ene 2018 EL AÑO MÁS CALIENTE PARA LOS OCÉANOS

Un grupo de científicos advirtió en un estudio publicado en la revista Science, que los océanos del mundo se están calentando a una velocidad mucho mayor de lo que se esperaba.

Estos datos son una malísima noticia, ya que casi todo el calor excesivo que el planeta absorbe termina almacenado en sus aguas, lo que acaba provocando acidificación de los océanos y efectos como el blanqueamiento de coral (coral bleaching). Pero también un aumento de la energía de las olas. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Malas noticias para nuestros océanos

La energía de las olas es cada vez mayor por el calentamiento del océano. Esto, para nuestra comunidad surfista podría sonar bien. Pero esto no es una buena noticia.

El estudio del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IHCantabria), publicado en la revista especializada Nature Communications, en lugar de analizar los cambios en la altura de las olas, en esta nueva investigación el foco se pone directamente sobre la energía que el viento transfiere a la superficie del mar, a través de los intercambios oceáno-atmósfera y que se transforma en las olas que llegan a nuestras costas.

La información obtenida caracteriza el oleaje de una forma más completa que la altura de ola. Además nos demuestra que la energía del oleaje está directamente correlacionada con la temperatura superficial del océano. Así, el aumento observado en la superficie, es lo que está dando lugar a un aumento en la energía de las olas.

2018, el año más cálido para los océanos

Las temperaturas oceánicas han batido récords durante varios años consecutivos. “El año 2018 será el más cálido del que se tenga registro en los océanos del planeta”, como antes lo fue 2017 y antes también 2016.

Según íbamos sufriendo un calentamiento global en el planeta, los océanos se han encargado de absorber este aumento de temperatura al igual que los gases de efecto invernadero.

Los océanos son una fuente que absorbe CO2 de nuestras emisiones, al igual que bosques y selvas de todo el mundo. Pero no lo pueden hacer al ritmo que generamos estos gases. ¿Qué sucede entonces? Fenómenos tan destructivos como la acidificación de los océanos y el aumento de la temperatura de sus aguas. 

“Si el océano no absorbiera tanto calor, la superficie de la tierra se calentaría mucho más rápido de lo que lo hace ahora”, explicó Malin L. Pinsky, profesor adjunto del departamento de Ecología, Evolución y Recursos Naturales en la Universidad Rutgers. “De hecho, en estos momentos el océano nos está salvando de un calentamiento masivo”.

Actualmente, este tremendo aumento de la temperatura de mares y océanos ya está acabando con algunos ecosistemas marinos, además de que está elevando los niveles del mar y ha resultado en huracanes y fenómenos climatológicos más destructivos.

El impacto del calentamiento de los océanos en el clima

Según el informe, publicado el miércoles por un equipo de científicos para la revista Advances in Atmospheric Sciences, la tendencia de calentamiento del océano es en realidad un indicador más importante del cambio climático que el calentamiento de la temperatura del aire.

«El registro de temperatura de la superficie media global se ve muy afectado por el clima, El Niño, etc.», dijo Kevin Trenberth, de la Sección de Análisis del Clima del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas de EE. UU. y coautor del estudio. «La señal de calentamiento del océano es mucho más visible y no tan ruidosa».

Según los autores, las temperaturas más cálidas del agua llevaron a un aumento medio del nivel del mar de 29,5 milímetros por encima del promedio de 1981-2010. Y, por supuesto, el agua más caliente también contribuyó a una mayor intensidad en fenómenos climáticos como huracanes en todo el mundo, otra tendencia que hemos visto ir en aumento a través de los años.

Tan solo el calentamiento mismo provocará que los niveles de los mares crezcan aproximadamente 30 centímetros para 2100.

«En 2018, el mundo experimentó una serie de grandes tormentas tropicales, algunas de las cuales se desarrollaron muy rápidamente y muchas causaron la muerte y la destrucción», escriben los autores.

“Los huracanes y otras tormentas son fenómenos naturales y se ven afectados por muchos otros factores, además de los cambios en los océanos. Pero las condiciones que permiten la formación de huracanes severos, ocurren con mayor frecuencia debido al alto contenido de calor en el océano, y especialmente con un aumento de las fuertes lluvias ”.

Urge un acuerdo mundial para reducir las emisiones

De acuerdo con los autores del nuevo estudio, si no hay una acción mundial para reducir las emisiones de carbono, tan solo el calentamiento mismo provocará que los niveles de los mares crezcan aproximadamente 30 centímetros para 2100, y el deshielo contribuirá aún más al aumento. Eso podría exacerbar los daños ocasionados por la presencia de graves inundaciones y tormentas costeras.

«Los efectos del calentamiento en la vida marina también podrían tener graves repercusiones», dijo Malin Pinsky, de la Universidad Rutgers.

“Cuando el océano se calienta, los peces se ven obligados a migrar a otros lugares y ya estamos viendo que esto está generando conflictos entre países”, aseguró. “No solo está enviando a los peces a otros lugares, está provocando guerras comerciales, se ha convertido en un conflicto diplomático”.

Foto de portada: NYTimes/ Las mayores temperaturas tienen como efecto el blanqueo de corales, incluidos estos de Papúa Nueva Guinea. CreditJurgen Freund/NPL/Minden Pictures

Fuentes: Europa Press, La Vanguardia, New York Times, The Inertia.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder