27 Sep EL TRATADO INTERNACIONAL PARA PROTEGER LOS OCEÁNOS

Todos los países del mundo planean comenzar la negociación de un tratado que regule el alta mar de los océanos. Se trata de una iniciativa que lleva preparándose unos diez años y se considera clave para proteger el medioambiente y los oceános.

Países de todo el mundo han iniciado este septiembre la negociación de este tratado para proteger los océanos con el objetivo de cerrar un acuerdo para 2020, según decidió el pasado mes de diciembre la Asamblea General de la ONU al aprobar el inicio del proceso de discusiones intergubernamentales.

Los problemas de los océanos: el centro en aguas internacionales

Sobrepesca, contaminación plástica, acidificación, blanqueamiento de coral, desaparición de especies, aumento de la temperatura… Muchos y graves son los problemas que afectan en la actualidad a nuestros mares y océanos.

El foco está puesto en el futuro de las aguas internacionales, que suponen dos tercios de la superficie total de los océanos. El alta mar es comprendida por todas las aguas situadas a más de 200 millas marinas de la costa y es compartida por todos los países. Hasta ahora, han estado gestionadas bajo una serie de acuerdos y organismos internacionales, pero sin una jurisdicción clara, sin coordinación y con unas normas insuficientes para su protección.

«Es necesario crear un mecanismo internacional que permita proteger los mares y que abarque a todos los sectores, desde la pesca a la extracción de petróleo y gas», según Liz Karan, directora de la campaña sobre los océanos de la ONU, ‘The Pew Charitable Trusts’.

Para las organizaciones ecologistas, las negociaciones a punto de arrancar significan una oportunidad para salvar los mares de la sobrepesca, el cambio climático y otros problemas. «Necesitamos proteger al menos el 30% de nuestros océanos para 2030», insiste Sandra Schoettner, de Greenpeace.

¿Qué propuestas hay sobre la mesa?

Los ecologistas proponen crear reservas marinas, que serán una de las partes clave de las negociaciones. Actualmente, media docena de países, entre ellos España, se reparten el grueso de la pesca en alta mar, a través de compañías apoyadas en muchos casos por importantes subsidios públicos.

Las capturas en alta mar representan un 10% del total mundial, pero son de gran impacto por los enormes barcos y cantidades de combustible que emplean, según un estudio de la Universidad de la Columbia Británica canadiense.

Está probado que si se cierran las aguas internacionales a la pesca, se podrían reponer muchas especies. Así, aumentarían en un 18% las capturas costeras.

En el informe destaca la necesidad de garantizar una pesca sostenible, de tal forma que las capturas ilegales, no reguladas o excesivas terminen.

Además, proteger los océanos es clave frente al cambio climático porque las aguas absorben calor y gases de efecto invernadero, gracias sobre todo a la labor de muchas especies de plancton.

El océano se queda con un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono y el 90% del calor derivado de ellas, según Ocean Unite, una organización que promueve la protección de los mares.

¿Se conseguirá llegar a estos acuerdos con la implicación de todos los países? Desde Surfer Rule, deseamos que así sea y cuanto antes.

Información original: Ecoticias y Compromiso Atresmedia

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder