27 Jun LENNARD WEINHOLD, OLAS DE RÍO Y CITYWAVES

Hace poco os habíamos contado cómo nacieron las olas artificiales estáticas, y toda la gran cultura que hay detrás. Incluso, habíamos recopilado testimonios sobre la Citywave de Francia. Además, también os hablamos de las olas de río, como esa tan famosa que existe en Munich, en el río Eisbach.

Hoy os traemos el testimonio de la joven promesa de este tipo de olas. Su nombre es Lennard Weinhold. ¡Conoce su historia!

Surfer Rule: ¿Cómo llegó el surf a tu vida?

Lennard Weinhold: Cuando era muy pequeño mi familia se mudó a Francia y es aquí donde empecé a surfear, cuando tenía 4 o 5 años.

«Recuerdo que por aquel entonces, mi padre siempre me empujaba en las olas».

Cuando tenía 7 años, nos volvimos a Munich, y fue aquí en donde comencé a introducirme en el surf de río.

Ver esta publicación en Instagram

thanks for all the birthday wishes!

Una publicación compartida de Lennard Weinhold (@lenny.weinhold) el

S.R: Y surfear en olas estáticas, ¿cuándo comenzó para ti?

L.W: La primera vez que surfee una Citywave fue en 2013, cuando estaban haciendo el campeonato europeo en Munich. Por aquel entonces yo todavía no competía.

«Comencé a surfear citywaves porque realmente es súper divertido, el agua está caliente y no es tan peligroso como surfear el río Eisbach»

S.R: ¿Qué maniobras son las mejores para practicar en una Citywave?

L.W: Realmente, ¡todas!

«Cada ola es diferente en términos de anchura, potencia y verticalidad. Así que es difícil de generalizar. Pero para mi, una de mis favoritas es sin duda el aéreo reverse de backside»:

S.R: La comunidad del surf es, por lo general, aficionada a todos los eventos de la WSL. Muchos incluso tienen sus ídolos en el WCT. Aquí, en las citywaves también existe un tour mundial del que no se oye hablar tanto. ¿Qué significa para ti competir en este tour? ¿Cómo funciona?

L.W: Esto significa mucho para mi. Me encanta ponerme una licra y competir contra otros. Además, por encima de todo esto, me encanta el hecho de conocer a gente nueva y ver a amigos que de otra forma no vería.

S.R: Actualmente figuras como número 1 del Tour mundial. Hay una plaza para ir a Tokyo. ¿Cuáles son las posibilidades de que te clasifiques?

L.W: Provisionalmente estoy clasificado para el evento ya que he ganado 3 de los 4 campeonatos.

Es el mismo sistema que utiliza la WSL. Hay 6 paradas y por cada uno sumas puntos y el objetivo es estar en el top de la lista clasificatoria. Cada resultado cuenta. Si estás lesionado o no puedes ir, sumas 0 puntos. Y los ganadores del tour serán invitados a un campeonato especial en Tokyo, que se celebrará al mismo tiempo que los Juegos Olímpicos de 2021.

S.R: ¿Y qué nos dices de la cultura que hay detrás de todo esto de las Citywaves y el surf de río?

L.W: En Eisbach hay un buen rollo y es tranquilo, pero como en todos los spots de surf con mucha gente, puede haber localismo, incluso el llamado sneaking.

En las citywaves y en olas artificiales, el ambiente es muy relajado ya que todo el mundo sabe que tendrá la oportunidad de surfear, y tiene que seguir las reglas.

Respecto a la cultura que hay en el río, la comunidad solía ser muy pequeña ya que antes el surf en Eisbach estaba prohibido. La leyenda de Quirin Rohleder, quien surfeaba tablas hechas a mano de Styrofoam, nos abrió el camino a nosotros. Quirin, junto con los chicos de Citywave, organizan dos ligas de surf distintas en las que podemos competir y pasarlo increíble.

A parte de estas olas permanentes, hay otras que son 100% naturales. Solo existen durante la primavera cuando la nieve se derrite en las montañas, o cuando hay mucha lluvia. Solo se pueden surfear durante poco tiempo, cuando hay mucha agua. ¡Siempre estamos a la caza de estas olas! Pero pueden llegar a ser peligrosas por objetos como árboles flotando.

S.R: Hay comentarios que apuntan que esto no es «surf real». ¿Qué opinas?

L.W: No estoy de acuerdo. Por supuesto que hay diferencia entre una ola artificial y un spot solitario en el océano, pero también creo que este tipo de olas traen cosas nuevas y diferentes, y no se pueden comparar con spots como Mundaka, por ejemplo.

«Las citywaves permiten que las personas que no tienen mar cerca, como Madrid, Moscow o Tokyo, puedan surfear. Creo que estas olas serán, o ya son parte del «surf real» y hacen que la comunidad del surf sea todavía más grande de lo que era».

S.R: ¿Qué beneficios reporta el surfear las llamadas citywaves?

L.W: Las olas artificiales siempre son iguales, lo que te permite practicar cada maniobra a la perfección. Una maniobra que todo el mundo pude practicar es el roundhouse, y todas aquellas que se pueden hacer en una ola de océano más flat.

S.R: ¿Cómo ves el futuro de este deporte?

L.W: Es difícil de decir, pero creo que el futuro es brillante.

El surf de río está creciendo mucho y hay muchas personas en el mundo que están empezando a surfear. Honestamente, veo la posibilidad de que el surf de río sea una disciplina olímpica en un futuro.

¿La Citywave favorita?

¡Sin duda la de Tokyo!

¿Un spot de ola natural favorito?

Boiling pot en Noosa (Australia).

¿Algo que decir?

¡Salud y que sigamos surfeando!

Ver esta publicación en Instagram

one wave from Tokyo

Una publicación compartida de Lennard Weinhold (@lenny.weinhold) el

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder