23 Ago LAS LLAMAS ARRASAN LOS PULMONES DEL PLANETA.

Brasil lleva 16 días ardiendo y sólo en la última semana se han registrado más de 9.500 incendios forestales, la mayoría en la región amazónica, también conocida como “los pulmones del planeta”. Sus efectos ya se han hecho notar a miles de kilómetros de distancia. El pasado lunes, la ciudad de Sao Paulo oscureció dos horas antes de lo previsto como consecuencia del humo procedente de estos incendios.

Pero, ¿qué está sucediendo? ¿Cómo nos afecta? ¿Qué podemos hacer?

¿QUÉ ESTÁ SUCEDIENDO?

Desde el pasado mes de enero, los fuegos se han intensificado en Brasil. En lo que va de año, el INPE, organismo brasileño responsable de monitorizar la deforestación de la zona selvática a través de imágenes por satélite, ha registrado 72.843 focos, de los cuales más de la mitad corresponden al Amazonas. Estiman un incremento de más del 80% con respecto al año pasado y el mayor desde que se iniciaron las mediciones en 2013.

Para consultar más gráficos: https://atmosphere.copernicus.eu

Aunque el Gobierno acusa a la sequía de estas cifras, científicos y organizaciones defensoras de la Amazonia lo desmienten.

“En 2019 no tenemos una sequía tan severa como años anteriores. Hay un aumento sustancial en los incendios, por lo que todo indica que la estación seca no es el factor predominante. Si hubiera más sequía, habría sido peor”, señala Paulo Moutinho, investigador del Instituto de Investigación Medioambiental sobre la Amazonia (IPAM).

Un dato que ratificó Alberto Setzer, investigador del INPE, a la agencia Reuters: “No hay nada anormal sobre el clima este año en la región amazónica. La estación seca crea las condiciones favorables para la propagación del fuego, pero iniciar un incendio es trabajo de los humanos, ya sea deliberadamente o por accidente”.

Todo parece apuntar a un aumento de la deforestación, como la principal causa de este incremento.  Según un informe publicado el martes por el IPAM, “los diez municipios de la Amazonia que más han ardido son también los más deforestados. Juntas, esas localidades suman el 37% de los incendios en lo que va de año y el 43% de la deforestación registrada hasta julio”, informa EL PAIS.

 “Los incendios tienen siempre un origen humano. El fuego es utilizado para limpiar zonas que ya han sido deforestadas, para abrir pistas o para preparar tierras para la agricultura”, aclara Moutinho. “Muchas veces, la falta de prevención hace que esos incendios se propaguen a zonas que no estaba previsto quemar y el fuego solo se frena por la lluvia o por encontrar barreras de vegetación más densas y más húmedas”, añade.

Si en 2018 se perdieron un total de 7.500 km2 de bosques en Brasil (un 65% más que en 2017), se estima que este año las cifras se podrían haber triplicado. Sólo el mes pasado, se talaron más de 2.200 km2 (el equivalente a la provincia de Vizcaya), un 280% más que en julio de 2018.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE ACTUEMOS?

La mayor selva tropical del mundo está en peligro y su deforestación tendrá consecuencias no sólo para el millón de personas pertenecientes a poblaciones indígenas y los tres millones de especies de plantas y animales que la habitan, sino también para nuestro bienestar.

La selva amazónica desempeña un papel  importante en la regulación del clima mundial y la producción de más del 15% de agua dulce del planeta. Sus bosques tropicales regulan las lluvias y mantienen el ciclo del agua. Sus árboles intercambian grandes cantidades de este líquido con la atmósfera por medio de su transpiración. Este fenómeno junto con el agua que el rió Amazonas (el más largo y caudaloso del mundo) libera al océano, influye en la estabilidad del clima mundial y la circulación de las corrientes oceánicas.

Fotos by Happicidad

«Con un 5% adicional de destrucción de la Amazonia podremos provocar cambios irreversibles que afecten el régimen de lluvias en el resto del país. Las inundaciones, la desertificación, los riesgos para la agricultura, los vientos extremos, la invasión de las zonas costeras por el mar y las olas de calor constituyen un drama anticipado», alerta el periodista y ambientalista brasileño Alfredo Sirkis.

Por otro lado, los arboles de esta región son los responsables de producir un 20% de la cantidad total de oxígeno de nuestra atmósfera. Asimismo, su enorme capacidad de absorción de dióxido de carbono los convierte en un eslabón clave para capturar este gas de efecto invernadero y frenar el cambio climático. Sin ellos, los efectos devastadores del calentamiento global se intensificarán.

Asimismo, la selva amazónica constituye uno de los ecosistemas más ricos del planeta y una gran fuente de alimento y de recursos farmacéuticos. Por ejemplo, el 70% de las plantas medicinales que tienen propiedades anti-cáncer provienen de bosques tropicales.  

Resulta esencial que actuemos de inmediato. Cuanto más se alargue esta situación, más complicado será revertirla.

«Los árboles muertos pierden sus hojas, lo que hace que entre más la luz del sol en la selva y, a su vez, la vegetación se vuelva más inflamable», explica Moutinho. «Si no hay nuevos incendios, pasarán varias décadas hasta que alcance la misma densidad de vegetación«, aclara, y añade otro efecto asociado que puede intensificar los incendios: «las áreas devastadas a veces son invadidas por otras especies vegetales típicas de áreas más secas».


También te puede interesar:

· BOSQUES: LOS PULMONES DEL PLANETA TIERRA
· LOS INCENDIOS Y LA ACIDIFICACIÓN DE LOS OCÉANOS


¿QUÉ PUEDES HACER TÚ?

1. Más allá de intereses políticos o económicos, es el pulmón de todos el que está en juego. Demuestra que te importa, firmando las siguientes peticiones:

2. También puedes hacer tu aportación a algunos de los grupos de trabajo más activos en el Amazonas como (todos ellos tienen una puntuación de3 o 4 en Charity Navigator):

3. Ecogestos:

  • Reduce, reusa y recicla: Gran parte del papel y madera que consumimos procede de la selva amazónica. Menos demanda implica menor deforestación.
  • Revisa la trazabilidad de los productos que consumes:  Algunas de las principales causas de la deforestación son la producción de soja y ganadería, así como la industria minera (oro, cobre, tantalio, mineral de hierro, níquel y manganeso)

4. Haz que corra la voz. Comparte este artículo con tus seguidores y amigos. Si prefieres hacer tu propio post, aquí te dejamos una galería de imágenes para ponértelo fácil:

Un artículo by Happicidad. Agradecimientos a Thais Bellini y Lorena Paixão de Rede Amazônica por sus aportaciones.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder