14 Nov ASÍ FUNCIONA LA OLA DE KELLY SLATER

En el documental clásico de 1966 The endless summer, ya se hablaba de la búsqueda de la ola perfecta, buscada incesantemente por los dos surfers trotamundos protagonistas. Por desgracia las buenas olas, las de verdad, son una rareza. Incluso aunque se den todas las condiciones necesarias, la magia es fugaz. Dependen de tantas condiciones que cualquier mínima variación puede hacer desaparecer esa perfección.

Es en el centro de California, a 175 kilómetros tierra adentro de la playa más cercana, donde se ubica el Surf Ranch de Kelly Slater, con la ola más perfecta que se conoce.

Cómo se ideó la ola de Kelly

Han tenido que juntarse dos grandes: el mejor surfer del mundo y un especialista en mecánica de fluidos, han creado la ola más perfecta del mundo sobre un lago artificial de 700 metros de largo. Este lago fue creado originariamente para esquí acuático.

Fue en 2006 cuando Slater se alió con Fincham, investigador de la University of Southern California, quien asumió el desafío de imitar a la naturaleza en un tanque. «No tenía idea de quién era», dice Fincham, que creció en Jamaica y comenzó a surfear solo cuando llegó a la USC. Para desarrollar la ola, Slater fundó su propia compañía con el mismo nombre, y rápidamente contrató a Fincham.

¿Cómo funciona realmente la KS Wave CO?

El sistema arrastra una hoja de metal muy cuidadosamente que se llama hidrofoil, sobre el agua. Esto provoca un oleaje que se extiende por el lago, contorneado por científicos, y que da como resultado una ola de perfección inimaginable.

Ola de Kelly Slater

Otros tanques de olas lanzan el agua hacia arriba, usando émbolos, remos u otras estrategias. Pero el equipo de Fincham diseñó un hidroplano parcialmente sumergido en agua.  A medida que atraviesa la piscina, el hidroplano mueve el agua hacia un lado (pero no hacia arriba) y luego se retira de la ola de formación para «recuperar» parte del agua que empujó. El resultado es lo que los físicos llaman una ola solitaria, que imita un oleaje individual en el océano abierto.

El hidroplano (como un ala de avión curvada y rechoncha orientada verticalmente) se encuentra en el agua a unos pocos metros de profundidad. Está conectado a un artilugio del tamaño de unos cuantos vagones de tren y, con la ayuda de más de 150 neumáticos y cables para camiones, corre por una pista a lo largo de la piscina a una velocidad de hasta 30 km/hr.  Esto crea una ola que tiene más de 2 metros de altura. La parte inferior de la piscina, que es elástica como una esterilla de yoga, tiene diferentes pendientes en diferentes partes, y los contornos determinan cuándo y cómo rompe la ola.

Funcionamiento KSWC. Foto: sciencemag.org

¿Cómo es la ola de Kelly Slater?

El hidroplano retrocede por la piscina y forma una ola que se rompe en la dirección opuesta. El viaje puede durar unos 50 largos segundos, y la ola alterna para poder generar tubos.

Los espectadores gritaron frenéticamente durante la competición de septiembre cuando Stephanie Gilmore, ganadora del título femenino en seis ocasiones, permaneció en el tubo durante unos asombrosos 14 segundos.

Fincham, tremendamente creativo y tenaz

Slater bromea con que Fincham y él tienen algo de desorden obsesivo-compulsivo.

«Si no tienes a alguien apasionado por las cosas, no lo hará de forma diferente a alguien que ya lo haya hecho antes» – Kelly Slater.

No en vano, Fincham ha realizado publicaciones tan marcianas para los de a pie como temas sobre “la velocimetría digital de imágenes de partículas para el diagnóstico láser” o la turbulencia en rejillas en descomposición en un fluido estratificado rotativo”.

Los problemas de la KS Wave Co

Generalmente los tanques de olas que llevan existiendo alrededor de 50 años, han conseguido crear olas de pocos centímetros. Cuando se intentan generar olas de mar tamaño, entran en juego las turbulencias, oscilaciones del agua… Grandes complicaciones. La ola de Kelly las ha solventado.

No hay muchos estudios sobre la generación de olas artificiales. Apenas dos, en los que se han apoyado Fincham y Slater para crear su patente. Y estos estudios datan de la década de 1870, por lo que ambos han trabajado prácticamente por su cuenta.

Olivier Eiff es un ingeniero mecánico especializado en mecánica de fluidos en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe, en Alemania. Asegura que los científicos que estudian las olas generalmente se enfocan en sus efectos sobre la erosión, el intercambio de gases entre el océano y el aire… Pero no puede nombrar a un solo colega que esculpa olas. «Es un trabajo increíble», dice Eiff. 

El comienzo de una revolución

El pasado mes de septiembre, 18 surfistas profesionales llegaron al Surf Ranch para competir en el Future Classic.

Mick Fanning Kelly Slater Wave Co

El concurso tenía como objetivo evaluar si la ola puede servir como lugar de competición para el Campeonato de la World Surf League (WSL).

El concurso patrocinado por la WSL incluyó jueces, locutores y monitores de pantalla que mostraban cada ola y sus repeticiones a cámara lenta.

Mick Fanning en la KSWC. Foto: http://www.kswaveco.com/

Los detractores dicen que la proliferación de olas como esta puede suponer que las playas se llenen de ‘novatos’ y además eliminan el atractivo natural del surf.

Pero los optimistas les superan en número, considerando este descubrimiento y sobre todo la perfección conseguida, como el comienzo de una gran revolución en el surf.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder