07 May EL SUP DE OLAS

Hoy voy a dedicar este artículo a aportar una serie de conocimientos para aquellos que están comenzando en el mundo del SUP y se han decantado por el SUP de olas, esa maravilla de la naturaleza que hace las delicias de todos los que leemos esta revista.

Antes que nada voy a comentar las principales diferencias con el surf y cómo nos benefician o perjudican a los que practicamos Paddle surf y en concreto, SUP de olas.

El origen del SUP: Hawaii

No sé si sabéis que los principios de este deporte fueron resolver las necesidades que tenían los monitores de surf en Hawaii para alertar a sus alumnos sobre cuando venían las series de olas. Surgieron con el fin de tener un mejor control del entorno y sus alumnos.

Diseñaron unas tablas con mayor volumen, que les permitía una mayor flotabilidad, para poder estar de pie encima de ellas y una mejor perspectiva. El remo era imprescindible para poder avanzar en esa posición, dadas las dimensiones de la tabla que impedían remar tumbado encima.

Ventajas del SUP de olas frente al Surf

Ahí radica una de nuestras principales ventajas a la hora de practicar SUP de olas: anticipación y una mejor perspectiva para leer las olas.

Imagen: Fanatic

Otra de las ventajas de esta posición, es que nos evita el mayor engorro para todos los que comienzan en el surf, ese paso que a todos nos ha costado sudores, revolcones, frustración y más de una bronca por parte de los que ya surfeaban antes que nosotros… el take off.

En el SUP ya estamos de pie, no tenemos que aprender y automatizar este movimiento para poder disfrutar de deslizarte por las paredes de las olas y sentir la maravillosa sensación de desplazarte con velocidad.

Inconvenientes del SUP de olas frente al Surf

Ante esta ventaja evidente y que nos simplifica muchísimo el paso hacia surfear, tenemos un par de inconvenientes:

El primero es el acceso al pico, con tablas de mayor volumen que hace que la espuma nos arrastre más a la hora de superar la rompiente y además con un remo en la mano, que al principio nos estorbará más que ayudarnos.

Y otro inconveniente, que aunque parezca beneficio se podría convertir en un inconveniente si no lo gestionamos correctamente, y es el hecho de que nuestra posición y facilidad con respecto a los surfistas define una ventaja que no debe servir para aprovecharla constantemente.

Ya lo comenté en algún artículo, ellos estaban antes, un poco de respeto y sentido común harán que disfrutemos de un gran día de surf en vez de ganarnos enemistades entre los locales y surfistas en general.

Consejos para el SUP de olas

Para superar estas cuestiones con éxito, os daré unos pasos necesarios de conocer y que nos garantizan que accederemos a surfear con seguridad para nosotros y para todos los demás.

Antes que nada, para que seamos capaces de coger olas con una tabla de paddel surf, tendríamos que tener un mínimo nivel en aguas planas. Me refiero con un mínimo nivel, al hecho de mantenernos encima de la tabla con soltura, pudiendo variar la posición de los pies sobre ella sin perder el equilibrio.

Ejercicios para coger soltura sobre la tabla:

Movernos de delante a atrás en la tabla, primero con pasitos cortos en paralelo y luego cambiando de pies en paralelo a la posición de surf (un pie adelantado y otro algo mas retrasado) que será más agresiva cuanto mayores sean las olas y nuestra experiencia. Es decir… hay que ir poco a poco, separando los pies progresivamente, un poco al principio y avanzando esa distancia a medida que nos sintamos cómodos remando de lado por ambos lados, y por supuesto, flexionando nuestras rodillas y estando cuanto mas agachados mejor.

Esto es básico, desde el comienzo, en muchos deportes, pero en el SUP de olas es imprescindible: flexión de las rodillas (como una semisentadilla) dejando nuestro centro de gravedad en una línea imaginaria que cae justo en medio de nuestros pies.

Cómo remar

Siguiente cuestión a conocer sería la remada: tendríamos que ser capaces de hacer el cambio de remo rápidamente.

Otro de los aspectos es poder hacer un pequeño sprint con la remada, que nos permita adecuar nuestra velocidad a la de la ola, no son más que 4 o 5 remadas, pero deben de ser rápidas y muy continuas para, en el menor espacio posible, poder coger inercia.

Imagen: Fanatic

Deberíamos de ser capaces de realizar estas remadas estando en posición de surf (nuestro pie izquierdo o derecho adelantado, dependiendo si somos goofy o regular y otro retrasado, y por supuesto flexionados) y por ambos lados.

Los giros en la tabla de SUP

Lo último imprescindible antes de ir a coger nuestra primera ola sería saber realizar giros en la tabla de sup variando nuestra posición en la tabla.

Si ya has hecho el ejercicio de posición de surf y has ido separando los pies habrás ido comprobando que la tabla se hunde en la parte trasera a medida que separas el pie trasero y se acerca al tail de la tabla. Ese movimiento, controlado por supuesto, nos facilitará que la tabla gire muchísimo más rápido que estando en el centro de la tabla, ya que la forma del tail y la menor superficie en contacto con el agua contribuyen al giro.

Todos estos ejercicios los podemos hacer en aguas planas, o fuera de las influencia de las olas, para poder tener estabilidad y mejorar esos aspectos.

Cuando, hayamos pasado por todos los pasos previos y seamos capaces de girar hacia ambos lados, ya estaremos en unas condiciones óptimas para intentar coger nuestras primeras olas.

Tus primeras olas con SUP

Si no conoces mucho sobre cómo se forman, sus condiciones, sus mejores momentos, etc, te recomiendo este artículo que publicamos en Surfer Rule hace unas semanas.

Por supuesto, deberíamos empezar con olas de 0.5m o menos. Nuestra primera tarea sería aprender a superar la rompiente con garantías. En esos días con poca ola, tenemos que empezar a leer dónde rompen las olas, conocer cómo y dónde se forman las corrientes en la zona y sobre todo, observar, mirar por dónde entran los surfistas locales y la gente que conoce la playa.

Una vez hecho esto, nuestro segundo ejercicio sería poder mantenernos sobre la tabla cuando viene la espuma. Con olas de pequeño tamaño, podemos ponernos de frente a la ola, con el nose (parte delantera de la tabla) orientado justo en perpendicular a la línea de la rompiente, con el fin de ofrecer la menor resistencia posible. Nos ayudamos con el remo para corregir la posición en caso de girarnos.

Cuando ya tenemos controlado cómo afrontar la rompiente, podremos ir avanzando hacia el pico. Tenemos que tener en cuenta las reglas del surf para ello, y sobre todo al principio, deberíamos de ir lo más lejos posible de la zona de surf, o buscarnos una zona sin surfistas para molestar lo menos posible.

Tenemos que contar con la distancia de nuestro leash (por supuesto más que obligatorio) más la medida de la tabla, para garantizar la seguridad de bañistas y surfistas y respetar esas distancias cuando se nos escape la tabla y no dañar a nadie.

Cuando nos caigamos, una de las desventajas del SUP de olas es llevar un remo en la mano, que nos dificulta nadar, alcanzar la tabla, avanzar, etc… si te caes y te ves en dificultades, recuerda siempre que la prioridad es la tabla, y del remo nos preocuparemos una vez que ya tengamos controlada la tabla.

Si tienes dudas, piensa en lo que te puede servir un remo en medio del océano, si te arrastra la corriente….

Bien, si has llegado hasta aquí, sólo nos queda ver la serie cuando se acerque (porque por supuesto estaremos esperando en la zona del pico mirando hacia las olas) y elegir qué ola coger.

Adoptaremos la posición de surf antes de hacer un giro de esos que aprendimos en aguas planas, nos pondremos en dirección a la costa, con ciertos matices. Tendremos que contar con el desvío que se produce en la trayectoria cuando remamos, con el fin de que en el momento en que nos alcance la ola no estemos muy girados (deberíamos estar casi perpendiculares a la línea de avance de la ola), y realizar esa remada potente y rápida que nos permita adelantarnos a su llegada con cierta velocidad. Cuanto más nos acerquemos a su velocidad, más fácil será que nos dé el empuje necesario para bajar por su pared.

Todo esto según lo bien que lo hagamos, nos garantizará el inicio de cómo coger olas. A partir de ahí, de practicar, practicar y practicar, sabremos perfectamente cómo nos empuja cuánto necesitamos remar, y cuánto girar, y comienza todo lo demás….

Ante todo, seguridad en el pico ¿Cómo frenar?

Eso si… te pido que aprendas una palabra: Renunciar, tienes que ser capaz de hacerlo. Significa quitarte de la ola cuando veas que la seguridad de los que están por delante de ti, no seas capaz de garantizarla.

Puedes frenar clavando el remo, o echándote atrás o tirándote de la tabla y sujetándola o todo a la vez. Pero ten en cuenta que si hay gente surfeando o bañándose, lo más probable es que te los encuentres delante. Por su seguridad e incluso por no coger todas las olas y dejar algo para los demás, no deberías meterte en el pico sin haber practicado esta maniobra.

En el siguiente artículo os documentaré con fotos y videos todas estas progresiones del SUP de olas, y, como estoy seguro que siguiendo estos pasos habréis cogido vuestras primeras olas, pasaremos a ver qué hacer después, cómo orientarnos, cómo coger velocidad o cómo frenar, y cómo perfeccionar nuestra posición para disfrutar de cada ola, que es lo que queremos no?

olearte@gmail.com
Tags:
,
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder