05 Dic BUENAS NOTICIAS: AUMENTAN LOS TIBURONES BLANCOS

Extrañamiento. Esa es, probablemente, la sensación que has tenido al leer el titular de este artículo. Y, es que, los tiburones blancos, unos de los depredadores más temidos del mundo –especialmente, en el mundo del surf y los deportes acuáticos–, no suelen relacionarse con la salud del hombre, más bien con todo lo contrario. Sin embargo, de la salud de los mismos deriva la de los océanos y, por consiguiente, la de los seres humanos.  Así lo ha expresado, recientemente, George Burgess, director del Florida Program for Shark Research, en un artículo publicado en The Conversation, donde explica por qué son buenas noticias el incremento de la población de tiburones blancos.

Ser responsables de que dispongamos de océanos saludables no es moco de pavo, pues estos proporcionan a los seres humanos, además de fuentes infinitas de alimento, condiciones óptimas de vida –aunque vivas a miles de kilómetros de la costa, sus efectos te benefician–, gracias a que regulan en clima de la Tierra y eliminan el dióxido de carbono de la atmósfera.

Asimismo, los tiburones –que ocupan el trono de la cadena alimentaria marina– nos permiten conocer el estado de los océanos. Y, aunque no sabemos lo que sucedería a los océanos sin su presencia, estamos seguros de que su desaparición traería consecuencias tan nefastas para el hombre.

Repunte de la población de tiburones blancos

El incremento de su población es una buena noticia para los océanos y para el ser humano, que tanto daño a infringido a los mismos en los últimos cien años: “Los tiburones son parte del equilibrio de nuestro océano. Tras el descenso de su población en Estados Unidos en un 90%, están experimentando un gradual aumento en las cifras del último siglo. Esto significaría, que parte del daño que el ser humano ha causado al océano ha sido revertido y, es algo, para celebrar”, explica George Burgess.

Pero estas noticias no deberían hacernos olvidar los ataques de tiburón sufridos recientemente, más bien todo lo contrario, deberían ser tomadas muy en serio por las autoridades, como el experto ha manifestado: “Espero que los líderes y los amantes de la playa se tomen en serio estos acontecimientos, porque van a suceder más a menudo”.

Sin embargo, Burgess informa de que este incremento de la población no será inmediato. “Los tiburones tardan ocho años en alcanzar la edad reproductiva y su periodo de gestación dura 18 meses, con un año o dos entre cada embarazo. Por tanto, no habrá un baby boom de tiburones”. Esto debería ser útil para planificar una mejor coexistencia con los tiburones.

Aprender a coexistir

Burgess afirma que tras estar protegiendo a estos animales de la extinción, ahora, con su crecimiento, toca “aprender a convivir junto a ellos”. Pero, como los cambios se producirán de forma gradual, no hay ninguna necesidad de que estos nos pillen desprevenidos: “Necesitamos planear cómo vamos a hacer frente a esta nueva situación tanto a nivel comunitario, como personal”.

Para ello, podemos tomar algunas medidas para coexistir de forma segura: “Disponer de personal de seguridad adicional en las playas puede ayudar a detectar tiburones próximos a las zonas de baños. Instrucciones sobre nadar a una distancia segura de las colonias de focas y peces, también podría ser útil”.

Asimismo, el experto habla de que también se están planteando el despliegue de drones para vigilar a los tiburones, si bien también “deberíamos prepararnos para devolver alguna playa a las especies que en su día las dominaron”.

Pero no todas las actuaciones deben venir de manos de las instituciones. Burgess señala la necesidad de un cambio de mentalidad: “Debemos aceptar que cuando nos damos un baño en el océano, entramos en un mundo que no es el nuestro, donde nuestra seguridad no está garantizada”. Igual que somos conscientes del riesgo de ahogamiento, debemos serlo del de ataque de tiburón, que siempre será mucho menor.

Afortunadamente, las actitudes parecen estar cambiando. El experto recuerda que, recientemente, unos bañistas de Cape Cod mantuvieron con vida a un tiburón blanco el tiempo suficiente para que voluntarios e investigadores pudieran devolverle al agua: “Años atrás, el tiburón hubiera sido deliberadamente asesinado o se le hubiera dejado morir”.

El crecimiento de la población de tiburones nos trae, por tanto, buenas noticias, que debemos tomar con mucha precaución y previsión.

Imagen de Atlantic White Shark Conservancy.

Si quieres conocer más acerca de los tiburones, conoce cinco interesantes datos sobre ellos en Surfer Rule.

 

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

1Comment
  • TIBURONES ¿SI O NO?
    Posted at 10:00h, 09 enero

    […] vulnerables del mar y debemos buscar la manera de coexistir como invitados. Los tiburones son un elemento fundamental en el equilibrio marino y como amantes de la naturaleza y del surf debemos respetar su […]

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder