30 Oct EMPEZAR NUEVAS REVOLUCIONES: EL SURF ECOLÓGICO

Desde hace unos años se está gestando una revolución liderada por Kelly Slater que a mí me gusta llamar La tercera revolución. Ésta tiene que ver con el impacto que el deporte provoca en el entorno en el que lo desarrollamos y en cómo minimizarlo.

Desde su aparición y a lo largo de su corta historia, el surf ha tenido varios momentos que han revolucionado el deporte. La mayoría de éstas han sido internas y han tenido que ver con los límites del mismo:

  • La colocación de la primera quilla a una tabla por Tom Blake
  • La invención del Thruster por parte de Simon Anderson
  • La ola del milenio de Laird Hamilton

En esta tercera revolución, creo que los productos que se están desarrollando o esponsorizando en los últimos años tienen unos valores firmes en la protección del medio ambiente. A continuación voy a describir por qué creo que cada uno de estos elementos suponen un avance para todos en materia ecología: llega el surf ecológico.

El impacto del surf en el entorno y cómo se está combatiendo

SURF RANCH

Hace tiempo que las piscinas de olas se han convertido en algo habitual en el menú de vídeos de novedades del surf. Todas las semanas tengo en mi panel de sugerencias de Youtube alguno nuevo que me muestra maniobras bestiales en olas perfectas. Tal es la simetría que te hace dudar si estás viendo un gif en bucle.

La Wave Co de Kelly funciona con energías renovables

Lo que no se cuenta en esos vídeos es la energía que se gasta en generar todas esas olas, porque a menos que hayan dado con la clave para eliminar la entropía, esas máquinas están siendo movidas por algún tipo de combustible. Y como surfer me preocupa que el mercado pueda crear sistemas que reemplacen lo existente -el mar- por algo contaminante.

Y hasta ahora sólo Kelly ha sido claro con respecto a la ola que lleva su nombre: funciona con energías renovables. Es decir su ola funciona con la misma energía que las olas que nos regala la naturaleza. Esto parece una idea bastante coherente con la filosofía general del deporte y quienes lo practicamos. Espero que el resto de compañías se pongan las pilas en este sentido para un surf más ecológico en las piscinas de olas.

TABLAS ECO

Sí, todas las tablas contaminan. Son un trozo de corcho que en el futuro se va a tener que tirar a la basura, o reciclarse si tenemos la paciencia de separar todos sus componentes -alma, fibra, foam-. Surfeamos encima de basura del futuro, y por ahora no tenemos forma de evitarlo, pero sí podemos reducir nuestro impacto.

Entre esas medidas para un surf ecológico, podemos optar por tablas que tengan el sello Eco-Board y que sean más duraderas de lo normal. En este sentido el señor Slater a través de su marca Firewire se ha asegurado de que todas las tablas tengan la certificación de mayor nivel existente dentro de este estándar.

Ecoboards de Kelly Slater

Asimismo la construcción de las mismas es tal que hace que sean mucho más duraderas que las tradicionales tablas de poliéster. Su comportamiento en la ola ha llegado a un punto en el que pueden competir con las construcciones tradicionales. Todo esto hace que me decante por tablas de este estilo cuando decido adquirir un nueva.

GRIPS ECO

Al igual que con las tablas, los pads -grips- son un trozo de plástico que va a acabar en la basura. Tradicionalmente están fabricados con goma EVA o cualquier otro elemento que con un poco de suerte podremos reciclar. Es decir tenemos un elemento bajo los pies fabricado a partir del petróleo.

La opción que ofrece Kelly tiene un origen mucho más sostenible: algas. Sí, has leído bien, obtienen algas de lugares en los que las mismas están causando un daño a la fauna y flora local, las procesan y las convierten en esas superficies adherentes que poner en el tail de la tabla.

Por si fuera poco son fácilmente reciclables, haciendo que esta opción sea la mejor para los que como yo buscamos reducir la huella del carbono.

Grips de algas de Slater Designs

ROPA SOSTENIBLE

La industria del surf se ha financiado durante mucho tiempo gracias a las marcas de ropa. Pruebas enteras del WSL siguen estando esponsorizadas por las textiles que están centradas en este segmento del mercado, pues son la únicas capaces de generar un volumen de negocio que soporte este gasto.

Estas mismas marcas producen en lugares donde pueden conseguir mano de obra barata, y dónde el medio ambiente es lo último que se tiene en cuenta a la hora de producir. Algunas incluso se han visto envueltas en escándalos más serios. La consecuencia de estas estrategias es ropa más barata y mares contaminados.

La solución que se ofrece por parte del de Cocoa Beach es una línea de ropa sostenible fabricada en condiciones dignas con materiales reutilizados o reciclados. El resultado es una línea de ropa más cara para el consumidor, con una duración media muy superior a la de sus competidores. Su foco está en reducir el consumo, reducir los residuos en fabricación y al deshacerse de la prenda.

 

Nuestro paso por la vida va a dejar una huella, eso no lo podemos evitar, y como surferos esa huella va a ser permanente por los equipos que usamos.

Lo que sí podemos es reducir el impacto que provocamos en el planeta, y de paso ayudar a conservar el entorno en el que entramos en flow.

Yo voy a optar por empresas que no sólo me permitan expresarme con sus productos, sino que en el proceso me ayuden a dejar este planeta un poquito mejor de lo que me lo encontré.

ardiel@gmail.com
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder