01 Mar S.O.S. MASPALOMAS, GRAN CANARIA

El proyecto de prolongación del espigón del Faro de Maspalomas al sur de Gran Canaria está generando mucho malestar entre empresarios, hosteleros, la comunidad surfista y muchas más asociaciones y vecinos de la zona.

“Se tiene que hacer todo lo posible por fomentar un destino ecológico y cauto en la gestión medioambiental”, sobre todo en lo relativo “a la protección de las corrientes marinas y la reconstrucción del ecosistema dunar de Maspalomas” dentro del proyecto “MasDunas”. ¿En qué consiste este proyecto?

Imagen: MasDunas

Una ampliación de 210 metros para barcos de recreo turísticos

La obra de prolongación del espigón del Faro de Maspalomas, a cargo de la empresa Dismare Inmobiliario, tiene prevista aumentar el espigón 210 metros para crear un servicio de embarque y desembarque de usuarios de barcos turísticos, con un presupuesto de 3,6 millones de euros en el extremo oeste de la Zona de Especial Conservación conocida como “Sebadales de Playa del Inglés”.

La obra aborda dos tramos para acoger el desembarco de embarcaciones de excursiones turísticas, y  una plataforma flotante para conectar el espigón al pantalán de 12 metros de largo, donde podrán atracar barcos de hasta 21 metros de eslora. El objetivo del embarcadero, es cubrir la demanda de puntos de embarque en esta zona turística y de esta manera, según versa el documento “ordenar el espacio, poner en valor la playa y mejorar la oferta de ocio en el propio entorno del Faro” fomentando “productos alternativos de calidad que comporten mayores equipamientos y que conformen una imagen de destino turístico vinculada a un tipo de oferta cualificada”.

Los efectos en el proyecto MásDunas

Los 210 metros de prolongación del espigón de hormigón implican un gran impacto ambiental y paisajístico en una zona con grandes valores naturales.

El proyecto MasDunas es un proyecto piloto, único en el mundo, que busca las fórmulas adecuadas para frenar, en la medida de lo posible, el proceso de degradación ambiental que se ha ido produciendo durante los últimos 50 años en las Dunas de Maspalomas.

«Queremos evitar la desaparición de las dunas, conservando sus valores ambientales y su importancia como reclamo para el turismo.»

¿Qué está pasando en la zona para que actúen MasDunas?

Las dunas de Maspalomas experimentan una problemática ambiental relacionada con:

EROSIÓN SEDIMENTARIA:
La construcción de la urbanización de Playa del Inglés produjo la alteración del flujo de viento, bloqueándolo en unas zonas y acelerándolo en otras. Esto trajo consigo un incremento de la cantidad de arena que sale al mar por la playa de Maspalomas. Además, cuando esta playa se erosiona durante los temporales del sur, parte de la arena cae a profundidades que impiden que vuelva a incorporarse al ciclo de arena. Se estima que al año se pierden 45.000 m3 de arena que van a parar al fondo del mar. Todo ello ha producido un incremento de la cobertura vegetal en zonas interiores, disminución de las áreas ocupadas por las dunas e incremento de las zonas erosionadas (superficies de deflación).

PÉRDIDA DE BALANCONES:
Se ha perdido una parte significativa de los individuos de esta especie. Esto ha favorecido la desaparición de dunas y la formación de zonas erosionadas.

FOTO M.A. PEÑA / MasDunas

PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD:
Las especies exóticas invasoras de animales y plantas, así como el uso público intenso y desordenado, están desplazando a las especies nativas de la isla. Esto produce alteraciones en el funcionamiento del ecosistema y una pérdida del patrimonio natural.

ALTERACIÓN DEL PAISAJE Y MERMA DEL USO PÚBLICO:
La alteración de las rocas y la vegetación debido a la construcción de estructuras de leña o piedra donde se refugian las personas (“goros”), la apertura de nuevos senderos (con el consiguiente pisoteo de la vegetación y alteración de la dinámica dunar), el abandono de basura y otras conductas irresponsables generan impactos negativos sobre la biota local, la conservación del espacio y sobre las capacidades de uso del resto de visitantes.

Por todos estos problemas se están llevando a cabo numerosas acciones para revertir estos daños. Y por esto mismo también, son  numerosos los entes políticos y sociales que se manifiestan totalmente en contra del proyecto de ampliación del espigón.

Surferos, ecologistas y políticos contrarios al espigón

Surferos, grupos ecologistas y políticos de PP, Unidos y NC se oponen a la ampliación del espigón del Faro de Maspalomas, en el Sur de Gran Canaria.

La comunidad surfista ya ha transmitido a los dirigentes del Ayuntamiento su malestar por los riesgos que las obras entrañan para el ecosistema marino, ya que en la punta de Maspalomas se genera un pico de ola de gran calidad para la práctica deportiva.

Imagen: Maspalomasnews.com

Los ecologistas, por su parte, advierten del “adefesio” que supone más longitud en el dique y reclaman transparencia en el proceso para conocer cuál será el grado de cumplimiento del informe de impacto ambiental. “Hay flora y fauna endémica que sufrirá las consecuencias incluso en la Charca de Maspalomas“.

El Ayuntamiento y el Gobierno Municipal de San Bartolomé de Tirajana mostraron su rechazo, a través de un comunicado, a la ampliación del dique y la instalación de un embarcadero deportivo.

Imágenes: Proyecto MasDunas

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

Tags:
1Comment

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder