05 Jul OFICIALMENTE PROHIBIDAS LAS BOLSAS DE UN SÓLO USO GRATIS

El 1 de julio entró en vigor (al fin) la nueva ley que obliga a los comercios a cobrar las bolsas de plástico de un sólo uso. Como ya os hemos comentado en muchos otros artículos, el problema de los residuos plásticos es muy grave, para la salud del medio ambiente, mares y océanos, e incluso para la salud humana.

Por eso, finalmente los comercios no podrán repartir bolsas de un sólo uso de manera gratuita. Así, nos obligan de cierta manera a los clientes a decidirnos por fin por otros métodos más sostenibles. ¿Cómo se justifica esta ley?

Muchos meses de debate

El problema de los plásticos de un sólo uso en general (cubiertos, vasos y platos de plástico, bolsas de plástico, cuchillas de afeitar, bastoncillos de los oídos, envasado de comida, etc.) lleva mucho tiempo siendo tema de debate. Los datos sobre la contaminación por plástico en todo el mundo son urgentes de solucionar.

El Real Decreto aprobado, obliga a los comercios a cobrar por las bolsas de plástico de un solo uso desde el día 1, y exige su retirada del mercado a partir de 2021.

La legislación también incluye la prohibición de las bolsas de plástico oxodegradable en 2020. Un material que se divide en pequeñas partículas de plástico en muy poco tiempo; bolsas que suelen tener un tiempo de vida menor que las bolsas de plástico habituales.

El mejor residuo plástico es el que no existe

Frase que ya se está haciendo viral, debido a la equivocada idea de optar por opciones que ‘parecen’ más sostenibles pero no son la solución.

Por desgracia, no todas las bolsas biodegradables están compuestas por materiales 100% orgánicos. Muchas de ellas siguen teniendo porcentajes de plástico procedente de petróleo en su composición.

Por otro lado, para fabricar nuevos objetos o bolsas a partir de plástico reciclado, generalmente se usa un porcentaje de plástico original. Así que recuerda, que siempre es mejor usar otros materiales (cartón, tela, rafia, etc.). ¡El mejor residuo plástico es el que no existe!

Ya conocemos la famosa frase de la Fundación Ellen McArthur: Si no se cambia el modelo de consumo y generación de residuos plásticos, en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

A pesar de esta buena noticia, sigue siendo insuficiente para toda la cantidad de residuo plástico que genera el ser humano. “Llevamos años reclamando medidas efectivas para eliminar las bolsas de plástico de un solo uso y otros productos como platos, vasos, cubiertos, y reivindicando alternativas reutilizables. El real decreto de bolsas es un primer paso en este camino, pero debería haber sido más ambicioso, señala Alodia Pérez, responsable de Recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra.

El brutal impacto del ser humano en la Tierra

La Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos publicó un estudio en el que sacaron unas brutales conclusiones: el ser humano ha destruido el 83 % de los mamíferos salvajes y el 50 % de las plantas a pesar de que es sólo el 0,01 % de todas las formas de vida del planeta.

Imagen: Ecoportal

Para que nos hagamos una idea del impacto del ser humano en el planeta, su masa total es de un orden de magnitud 10 veces mayor que la de todos los mamíferos silvestres combinados.

A esto hay que añadir e imaginarse el impacto histórico, que en la biomasa global es más que destacable: “Hoy en día, la biomasa de humanos (0.06 Gt C) y la biomasa de ganado (0.1 Gt C) superan con creces la de mamíferos silvestres (0.007 Gt C)”, señalan los científicos.

De todos los mamíferos del planeta, el ganado es un 60% y el ser humano un 36%. Entre ganado y seres humanos, suponen un 96% de los mamíferos del planeta. Sólo un 4% quedan ya como mamíferos salvajes.

En cuanto a los mamíferos marinos, el censo señala que “la intensa caza de ballenas y la explotación de otros mamíferos marinos han resultado en una reducción de aproximadamente cinco veces en la biomasa global” de estos animales. Triste e impactante, ¿verdad?

A este impacto del ser humano, hay que sumarle el problema de la contaminación que generamos, estos últimos años sobre todo mediante  los residuos mal gestionados y entre ellos los plásticos. Pero hay muchas más sustancias…

La toxicidad de los residuos y la economía circular

¿Cuáles son los distintos retos que la UE debe afrontar los próximos años en materia de medio ambiente?

El 18 de junio de 2018, el Consejo de la UE daba su apoyo al proyecto “Más allá de 2020: un nuevo acuerdo global sobre productos químicos y residuos”, emitido por la delegación sueca con el apoyo de la luxemburguesa, anunciando una serie de conclusiones que han sido publicadas el 25 de junio.

Estamos hablando de documentos que ponen de manifiesto la peligrosidad de las substancias químicas tanto para la salud humana como para el medio ambiente, lo cual significa tomar medidas urgentemente para llevar a cabo acciones que se traduzcan en una ambiciosa alianza para crear conciencia y comprensión sobre la necesidad de actuar sobre los productos químicos y los residuos, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

De hecho, uno de los grandes objetivos de la economía circular es reinsertar materiales reciclados como materia prima secundaria lo cual implica identificar y llevar a cabo la trazabilidad de materiales, productos y residuos.

Con esto se podrá controlar los efectos sobre la salud y el medio ambiente. A nivel de la salud, por ejemplo, una de las grandes preocupaciones son los efectos de los conocidos disruptores endocrinos. También controlar y mantener la cadena de valor que permita un reciclaje adecuado, para lo cual la tecnología deberá dar respuestas y las estrategias de eco-diseño deberán garantizar un uso de los materiales que minimicen la toxicidad de los productos.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder