LAS BACTERIAS QUE COMEN PETRÓLEO

09 Sep LAS BACTERIAS QUE COMEN PETRÓLEO

Los vertidos de petróleo en el océano son mortales para el ecosistema marítimo y las bacterias que comen petróleo han tomado protagonismo entre científicos de todo el mundo. Estos microorganismos son capaces de degradar e integrar los hidrocarburos de forma natural.

Les contamos sobre ellas

El cultivo de bacterias en México

Después de que la plataforma “Deepwater Horizon» explotó en el 2010 y provocó una grave situación a causa del derrame del petróleo en el océano, las autoridades y científicos de toda la región crearon un proyecto que reuniera el trabajo de más de 300 investigadores, para cultivar bacterias que comen petróleo. Buscan estar preparados para reaccionar de manera asertiva en caso de un gran derrame en el Golfo de México.

El laboratorio está en las instalaciones del Cinestav Mérida. Allí los investigadores aislaron y caracterizaron las bacterias, recogidas del Golfo, capaces de degradar hidrocarburos y con esto, procuraban determinar las condiciones necesarias, como el tipo de petróleo que influye en la forma en la que realizan el proceso de desintegración. También han experimentado con tratamientos de bioestimulación para contribuir al crecimiento de las bacterias.



Los investigadores concluyen que unas de las bacterias con mayor capacidad de degradar son las Alcanivorax, Marinobacter y Cowellia. Y comentan que los microorganismos presentan variaciones dependiendo de las condiciones de cada sitio.

Investigadores de todo el mundo identificaron en las últimas décadas diferentes microorganismos capaces de purificar el agua y el suelo después de ser afectados por la contaminación de petróleo. Para los científicos lo principal es entender la interacción de los microorganismos con los hidrocarburos, ya que cada bacteria interactúa de manera diferente con ellos.

Para más información sobre este proyecto
puedes visitar el siguiente artículo.



En descubrimiento en Challenger Deep

En Inglaterra este descubrimiento ocurrió en 2019 en una de las fosas naturales más profunda del Océano Pacífico, conocida como Challenger Deep.  Este hallazgo estuvo en manos de investigadores de la Universidad de Anglia del Este.

Las fosas oceánicas, como en la que se encuentra la Challenger Deep, alcanzan extensas longitudes entre los cien o mil kilómetros. Las temperaturas son tan frías que hacen de estos lugares inhabitables. Además, allí ocurren bastante actividad sísmica.

Debido a las condiciones que caracterizan a las fosas oceánicas, los científicos le dan especial interés porque quieren descubrir lo que hay en ellas.  En estas búsquedas  descubrieron  las bacterias que comen petróleo.  Después de una análisis, los investigadores  demostraron que  los microorganismos se alimentan de compuestos similares a los que se encuentran en el petróleo. Es decir que, son capaces de degradar los alcanos, un tipo de hidrocarburo que no solo están presentes en el petróleo sino que también lo están en el gas natural.

Sin embargo, no es la primera vez que hallan bacterias de este tipo, las Alcanivorax borkumensis habitan en la superficie del océano y se “activan” al entrar en contacto con el petróleo, y al hacerlo produce dióxido de carbono y agua. Lo particular del descubrimiento en el Challenger es la profundidad en la que habitan ese tipo de microorganismos en comparación con los que ya se habían encontrado.



En conversación con el diario El Clarín, de Argentina, el doctor David Lea-Smith, de la Universidad de Anglia del Este, dijo que “lo asombroso es que estos microorganismos se comen estos compuestos y luego lo utilizan como combustible”. En el documento publicado en la revista Microbiome, los investigadores señalaron la detección de hidrocarburos de procedencia biológica, en los sedimentos de la fosa.

Para comprender más sobre los hidrocarburos biológicos encontrados en el área de investigación, realizaron un análisis de muestras de agua de una zona en el fondo. El profesor Xiao-Hua Zhang, de la Universidad Ocean de China, quien dirigió el estudio, explicó que “distinguimos que un porcentaje muy alto tenía genes que codifican las proteínas que están involucradas en la degradación de los hidrocarburos. Para confirmarlo, aislamos algunas bacterias de la base y las cultivamos en el laboratorio”.

Estos descubrimientos y experimentos resultan relevantes para una época, en la que los ecosistemas marítimos están expuestos a afectaciones por causa de los posibles derrames de petróleo.

Foto de portada: C Morrison en Pixabay
Fuentes: EcoInventos, Investigación y Desarrollo.



info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder