Marea Verde

23 Sep LA MAREA VERDE QUE LIMPIA Y PROTEGE

En Panamá hay una marea que quiere arrasar con la contaminación en los ríos y costas, causada por el mal manejo de desechos sólidos.  

Marea Verde

Marea Verde es una organización sin fines de lucro que desde el 2017 lleva a cabo un arduo trabajo con las comunidades y autoridades locales, para sensibilizar sobre la importancia de conservar y proteger los ríos y manglares.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Sandy Watemberg, ambientalista panameña y coordinadora de proyectos de Marea Verde. Conversamos sobre los inicios de la organización, algunos proyectos y la importancia de las pequeñas iniciativas.

El surgimiento de la Marea Verde

En el 2017 un grupo de personas, habitantes de la ciudad de Panamá, se reunieron para ver qué podían hacer por el entorno«Desde un principio sabíamos que estaba en nosotros generar un cambio» aseguró Sandy. Reconocieron las situaciones más críticas e identificaron las acciones que querían realizar para contrarrestarlas.

Dividieron en tres las acciones. La primera era la limpieza de los manglares de Costa del Este, para recuperar su salud. La segunda estaba enfocada en realizar proyectos de concientización, «ya que es la educación lo único que va a resolver el problema». Y la tercera y más ambiciosa, era la instalación del B.O.B en la desembocadura del río Matías Hernández.

Una vez tuvieron establecidas las formas en las que querían intervenir, se arriesgaron a tocar distintas puertas en busca de ayuda económica. «La respuesta de la comunidad fue bastante positiva porque estábamos apostándole a algo innovador que le agregó valor a la cusa, motivando a las personas a que nos ayudaran» aseguró la ambientalista.

La recaudación de fondos fue un éxito, y todo el dinero recogido demostró que la comunidad confiaba en ellos, por lo que decidieron establecerse como una organización no gubernamental sin fines de lucro. Así surgió la Marea Verde.

Los obstáculos

Si bien la acogida por parte de las comunidades fue positiva, descubrieron que empezar una labor en pro del medioambiente no es fácil y que para un cambio verdadero se deben abordar todos los matices de la sociedad.

Sandy explica cómo puede ser complicado hacerle entender a las personas que las pequeñas acciones tienen gran valor, «siempre enfatizo en que todas las acciones cuentan, así lo creemos en Marea Verde». La contaminación por plástico no es algo que ocurrió de un día para otro, se dio de manera progresiva como consecuencia de pequeñas acciones. Con esa misma lógica, el cambio está en casa, en esa decisión acertada que muchas veces ni siquiera es considerada.

La negatividad de la comunidad no es el único obstáculo, también están las fallas en el sistema de recolección de basuras, causante de que las personas opten por opciones más convenientes y rápidas, como arrojar los desechos en cualquier lugar cercano. «Las personas necesitan alternativas y sin ellas no van a haber cambios a largo plazo» resaltó.

Aulas Verdes, esperanza en las próximas generaciones

«Al estar trabajando en la cuenca del río Matías Hernández, decidimos implementar Aulas Verdes en dos escuelas cercanas a la cuenca. Así educamos a los niños y a la vez entendemos más qué es lo que ocurre con la comunidad» explica. El trabajo de Marea Verde se extiende a todos los integrantes de la comunidad, por lo que hacer llegar el mensaje a los más pequeños es una prioridad.

Enseñan a los niños acerca de temas ambientales. Este programa permite comprender las fallas existentes entre el sistema y la comunidad. También refuerzan el trabajo de educación, pues los niños aprenden a integrar el medioambiente con las distintas temáticas y áreas académicas. Y no solo es una enseñanza teórica, Sandy resalta que incluye una parte práctica: «El programa integra giras para que los niños vean de primera mano lo que está ocurriendo con los manglares y ríos. Los llevamos a distintos lugares para que vean las problemáticas y la belleza que hay en la naturaleza».

Proyecto B.O.B (Barrera o Basura)

La innovación hace parte de los objetivos de Marea Verde. En febrero del 2019 instalaron en el río Matías Hernández la barrera “B.O.B (Barrera o Basura), cuyo objetivo es capturar la basura que está en el agua. Este proyecto es piloto, Sandy asegura que: «Siempre trabajamos en descubrir cómo podíamos implementar este sistema específico. Como es un proyecto piloto no queríamos hacer una inversión muy grande sin saber bien como funcionaria».

Este sistema ha sido probado en algunos países, y se caracteriza por el diseño sencillo y económico.  Fue instalado en ese río porque es uno de los ocho que desemboca en la bahía de Panamá, y es más sencillo el acceso para recolectar los residuos atrapados en la barrera. Al estar bordeado por las comunidades de distintos niveles socioeconómicos, permite analizar la dinámica de la cuenca, es decir, cómo es la interacción de las personas en cuestión de desperdicios arrojados al agua.

«Una vez instalado, empezamos a ver que había mucha basura en el río, tuvimos que reforzar la barrera para ampliar la capacidad de recolección» cuenta. En diciembre del 2019 la barrera logró recolectar más de 70 toneladas de basura, y otros objetos como neveras, maletas, neumáticos, etc. La basura que recogen es limpiada y entregada a una empresa que trabaja con ese tipo de residuos. Actualmente a causa de la pandemia, el proyecto está suspendido.

Acción e influencia en la política

Desde Marea Verde buscan cambiar la mentalidad de las comunidades; sin embargo, son conscientes de que no solo está en la enseñanza: «Puede que nosotros confiemos en la educación y sensibilización, pero a la vez tiene que haber algo que acompañe esto y que obligue, de cierta manera, a que los cambios sucedan». Es por lo que se involucran en la creación de normas y legislaciones, enfocadas en la conservación y protección del medio ambiente. La política es crucial para poder ver un cambio relevante.

La importancia de las pequeñas acciones

A pesar de las dificultades que han tenido, Sandy reconoce que le emociona cada vez que las personas se les acercan para agradecerles. «Quizas no logremos cambiar la mentalidad de todo el país, pero estos mensajes hacen que todo valga la pena» reconoce.

Empezar un proyecto ambientalista tiene sus tropiezos y dificultades especificas dependiendo del tipo de problema; no obstante, en el desarrollo de los programas se descubre no hay acción pequeña. El cambio está en que todos pongamos de nuestra parte y podemos empezar con algo muy pequeño.

«Cuando le vemos valor a lo que hacemos podemos terminar consiguiendo cosas grandes. Debemos actuar por nuestro mundo, nos ha dado tanto y nosotros no le hemos tratado bien».

¡Tú también puedes participar en cambio!
Anímate a unirte a la causa ambientalista de tu localidad
o a empezar la tuya propia.

Para más información sobre Marea Verde puedes ingresar a su web, Facebook, Instagram y Twitter.

Foto de portada cedida por Marea Verde Panamá

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder