24 Jul LA IMPORTANCIA DEL ECOSISTEMA DUNAR

En algunas playas de España aún podemos encontrar sistemas dunares más o menos conservados. Son escasos y durante años este tipo de ecosistema ha sido destruido sistemáticamente para dar paso a urbanizaciones, puertos deportivos y paseos marítimos. Con su destrucción se elimina la mejor defensa contra los temporales que erosionan la costa.

Más que un montón de arena, son un importante ecosistema que debemos proteger. Las dunas son un ecosistema vivo que se mueve y está lleno de biodiversidad, constituyendo un paisaje de gran valor.  Regeneran de forma natural las playas, son un muro para proteger nuestro litoral, nuestros campos de cultivo, humedales, ciudades, etc. Y además, nos ahorran mucho dinero.

Dunas, arenas nómadas

Las dunas son vitales para que siga habiendo playas,  pero se las ha maltratado o arrinconado. Muchos arenales han desaparecido o se han tenido que mantener aportando arena de manera artificial, con el consiguiente gasto económico.

Una duna es una acumulación de arena generada por el viento, tanto en los desiertos como en el litoral o la costa. Dicha arena proviene de la erosión de las rocas por acción de agentes meteorológicos, en este caso, el viento. La arena, al desprenderse y desplazarse, se va acumulando en pequeños montículos, los cuales al ir aumentando de tamaño, dan lugar a las dunas.

Las dunas son arenas nómadas, ya que están continuamente cambiando de forma y de lugar. Cuando el viento tiene una dirección dominante, las dunas adquieren la forma de una “C”, con la parte convexa en contra del viento. La velocidad de avance de estas dunas es inversamente proporcional a su tamaño. Y cuando alcanzan un tamaño mayor de 4-6 metros, se les desprende material desde las puntas de la C, lo que da origen a nuevas dunas, las cuales, al ser más veloces, se van alejando de la duna madre o duna embrionaria.

Poco a poco, la formación de dunas continuas o cordones dunares, da lugar a sistemas dunares más o menos complejos que albergan todo un ecosistema propio, el ecosistema dunar.

Razones para conservar las dunas

Los ecosistemas dunares albergan una flora y fauna específicas y adaptadas a las condiciones del ecosistema en el que viven. Estos ecosistemas tan complejos y necesarios para la conservación de nuestras costas han sido degradados por los impacto de las actividad humana. En España la costa tiene una longitud aproximada de 7.880 km, de la cual un 40% presenta sistemas dunares; de esta sólo un 55% de los ecosistemas permanecen en estado “natural”.

Y es que, proteger estos «montones de arena» es muy importante por varias razones, entre ellas las siguientes:

  • Son una reserva de arena para la propia regeneración natural de las playas. Los vientos dominantes en las zonas costeras tienen un circuito de movimiento natural de las arenas, hacia el interior en unos casos y hacia la playa en otros.
  • Son elementos del paisaje de enorme valor ecológico y actúan como protección. Establecen una transición natural entre la línea de costa y las tierras interiores del litoral. En muchas zonas del Mediterráneo y del Cantábrico los cordones dunares establecen la transición entre el mar y espacios de humedales ricos en biodiversidad y vitales para la buena salud del planeta a nivel global.
  • Poseen una riqueza de fauna y de vegetación exclusiva de estas áreas de tránsito entre aguas saladas y semidulces o dulces. Singularizan las costas de nuestro país, donde crecen especies endémicas protegidas por la Directiva Hábitat de la Unión Europea (UE).

Es responsabilidad nuestra cuidar las dunas como un tesoro natural. Sin ellas, las playas sufren mayor daño y erosión como consecuencia de tormentas o marejadas. Por eso son tan importantes. Sin la defensa natural de las dunas, la playa se erosionará rápida e inevitablemente.

Qué puedes hacer tú

  • No tires basura en las dunas. Guarda tus restos y tíralos a la basura cuando salgas de la playa.
  • Si decides tumbarte en tu toalla, mejor hazlo fuera de la zona de las dunas. Por el bien de las especies que pueden habitar en las mismas y la posibilidad de pisar huevos de cría.
  • un ejemplo para el resto. Si los demás tiran basura, enséñales cómo se hace.
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder