19 Ago EL EQUILIBRIO EN EL SURF, EL ASPECTO MÁS IMPORTANTE

El equilibrio en el surf es fundamental para pasar el mayor tiempo posible sobre nuestra tabla y, por supuesto, sobre la ola. Debemos conocer un poco más los aspectos para manejar el equilibrio y así veremos cómo mejora sorprendentemente nuestro surf.

El equilibrio está basado en el centro de un cuerpo o masa, y la base de apoyo. Vamos a entender cómo funciona el equilibrio y cómo podemos trabajar para mejorarlo. ¿Te animas?

¿Qué es el equilibrio?

El equilibrio básicamente involucra dos variables principales: el centro de una masa, y la base de apoyo. El centro de una masa es el término dado para el punto medio o centro de un cuerpo. P.ej. El centro del cubo en la figura 1 (punto rojo). Este es el punto en el que las fuerzas (como la gravedad) actúan sobre el cuerpo (línea azul).

La base de soporte es el área de contacto debajo de un objeto. P.ej. La base del cubo (área amarilla). Si el centro de masa está sobre la base de soporte, entonces el objeto está estable o equilibrado. Si el centro de masa no está sobre la base del soporte, y la línea de fuerza que actúa sobre el centro de masa (gravedad en las figuras 1 y 2) está aterrizando fuera de la base de soporte, entonces el objeto caerá.

Piensa cuando estás quieto y lentamente inclínate hacia adelante. El punto en el que pierdes el equilibrio y tienes que dar un paso adelante es el punto en el que tu centro de masa ya no está sobre tu base de apoyo (el área entre tus pies). Cuanto más grande sea la base de soporte, más fácil será equilibrarse (por ejemplo, pararse sobre una pierna o dos piernas). Cuanto más cerca esté el centro de masa de la base de soporte, más fácil será equilibrarlo. (por ejemplo, acostarse en el tablero en comparación con estar de pie).

¿Cómo podemos mejorar nuestro equilibrio para surfear?

Lo primero que debemos hacer es analizar la causa del problema: ¿qué hace que el equilibrio sea un desafío mientras surfeamos?

Una vez que hayamos resuelto la causa, podemos tratar de encontrar una solución: ¿cómo y qué se puede cambiar? ¿Qué variables podemos manipular?

Fácil parado, difícil cuando nos movemos

Es bastante simple para un objeto parado, pero ¿qué pasa cuando nos estamos moviendo? Aquí es donde las fuerzas que actúan en el centro de masa comienzan a cambiar un poco.

Mientras surfeas en línea recta, las reglas anteriores se aplican. Es decir, el centro de masa debe estar por encima de la base de apoyo. Si el centro de masa no está directamente sobre la base de soporte, ¡el surfista come! (figura 3).

Figura 3.

Echemos un vistazo a uno de los impresionantes giros con una quilla en la figura 4. No hay forma de que la línea de fuerza de gravedad de su centro de masa (línea roja) esté sobre su base de apoyo (círculo amarillo). La diferencia entre las figuras 3 y 4 es que está girando. Esto cambia el ángulo de la fuerza que actúa sobre el centro de masa. Tan pronto como comienzas a girar la tabla haciendo un arco, creas algo llamado fuerza centrípeta.

Figura 4.

La importancia de la fuerza centrípeta

Volvamos a ciencias del colegio: imagina una pelota unida a un trozo de cuerda (figura 5). Como está colgando sin moverse (a la derecha), la línea de fuerza se dirige hacia abajo (línea roja – gravedad).

Figura 5.

Si comienzas a balancearlo en un círculo (a la izquierda), la fuerza centrípeta comienza a empujar la bola hacia afuera (línea naranja). La gravedad sigue tirando de la bola hacia abajo, por lo que el resultado es una fuerza que está empujando la bola en un ángulo (la línea verde). El ángulo de la fuerza es el mismo ángulo que la cuerda.

Volviendo a la figura 4, como el surfista se inclina hacia y la tabla comienza a girar en un arco, la nueva línea de fuerza (la combinación de gravedad y fuerza centrípeta) está en la dirección de la cadena negra imaginaria unida a su centro de masa, que está aterrizando sobre su base de soporte, y por lo tanto no la come.

Cuanto más pequeño es el cordón unido a la bola, más pequeño es el círculo en el que gira la bola. Cuanto más pequeño es el círculo, más rápidamente gira la bola y mayor es la fuerza centrípeta. Cuanto mayor sea la fuerza centrípeta, más difícil será equilibrarla. Es por eso que girar en un arco corto y estrecho es siempre más difícil que en arcos anchos.

 

Occy demostrando el equilibrio

Figura 6 – Occy trabaja contra la inercia (línea roja) usando la fuerza del agua debajo de la tabla. (línea amarilla).

La importancia también de la inercia

Lo siguiente en lo que debemos pensar es en otra fuerza, llamada inercia. Básicamente, un objeto que se mueve en línea recta quiere continuar moviéndose en línea recta, y lo hará a menos que otra fuerza esté actuando sobre él.

La otra fuerza cuando se trata de surfear es la fuerza del agua empujando contra la tabla a medida que gira. Después de despegar por la ola, tu centro de masa quiere continuar moviéndose al frente, pero quieres hacer un giro inferior. ¿Cómo?

Lo primero que debes hacer es inclinarte hacia la ola, e inclinar la plataforma para que quede plano debajo de los pies. La fuerza del agua debajo de la tabla y contra las quillas, se usa para contrarrestar la fuerza de inercia, y evita que vueles sobre la tabla mientras surfeas a lo largo de la ola. Fíjate en el giro inferior de Occy en la figura 6.

Fíjate en la base de apoyo

Es hora de comenzar a buscar en la base de apoyo. Generalmente, cuanto más grande y estable es la base del soporte, más fácil es equilibrarlo. Es por eso que las tablas más grandes son más fáciles de equilibrar.

También requiere una base de apoyo bastante dura o rígida (¿alguna vez has intentado ponerte de pie sobre un colchón inflable en el agua?).

Finalmente, necesitas que la superficie de la base del soporte esté lo más cerca posible de la perpendicular a la línea de fuerza de su centro de masa. Es por eso que caminar cuesta abajo es más difícil para mantener el equilibrio en comparación con caminar en el suelo recto.

Lo que influye en el equilibrio: gravedad, fuerza centrípeta, inercia, y la base

En resumen, las áreas principales que influyen en el equilibrio son: Gravedad en el centro de masa (siempre), fuerza centrípeta en el centro de masa (al girar), inercia en el centro de masa (al girar) y características de la base de soporte (tamaño de tabla y forma).

Ahora hemos explicado las fuerzas que dificultan el equilibrio, y todo está claro. ¿Cómo podemos trabajar para mejorarlo?

Los mejores entrenadores y atletas de todo el mundo te dirán que la mejor manera de mejorar el rendimiento es entrenar movimientos, ¡no músculos! La mejor forma de entrenar para mejorar el equilibrio es entrenar al cuerpo para que responda a las fuerzas que influyen en el equilibrio.

¿Cómo podemos mejorar nuestro equilibrio?

1. Gravedad

Prácticamente todo el trabajo de equilibrio es trabajar en contra de la gravedad. ¡Sé creativo! El ejercicio más básico es simplemente pararse sobre una pierna, los más difíciles tienden a estar sobre una pelota.

Realizar los ejercicios con los ojos cerrados siempre lo hará más difícil ya que todos usamos la retroalimentación visual para ayudar a detectar los movimientos mientras nos equilibramos. Si quitas la retroalimentación visual, confías más en el «sentimiento» o la propiocepción: la respuesta de los nervios sensoriales en y alrededor de nuestras articulaciones.

Un interesante estudio publicado este año por Dale Chapman y Kale Needham en Perth vio la diferencia entre la capacidad de equilibrio entre la élite del surf, y los surfistas intermedios.

Dale descubrió que cuando los surfistas tenían que concentrarse en una tarea mental mientras mantenían el equilibrio, los surfistas de élite podían mantenerlo mucho mejor que los intermedios.

Suponemos que esto ocurre porque el surfista de élite puede mantener su equilibrio mientras se concentra en la ola y su próxima maniobra, mientras que el surfista intermedio todavía tiene que concentrarse bastante en su equilibrio.

Debes concentrarte en algo que no sea el equilibrio, como ver un vídeo de surf o leer una revista, mientras entrenas tu equilibrio. Otros ejercicios que Dale y Kane sugieren, incluyen la postura de una sola pierna sobre una superficie inestable (por ejemplo, una almohada o arena blanda) con un brazo extendido hacia un lado.

2. Fuerza centrípeta

Esto implica entrenar al cuerpo para responder y ajustarse a los movimientos circulares. La mejor forma de entrenar en esta área es mediante el uso de un arnés que se coloca cerca de tu centro de masa.

En la figura 7, la gravedad está tirando del centro de masa hacia el suelo, lo que dificulta mantener la posición horizontal (un buen entrenamiento abdominal).

Al realizar sentadillas en la pared, introduces la fuerza centrípeta pero también mueves la base de apoyo desde el suelo hasta la pared, y ambas desafían tu equilibrio.

Al introducir la pelota en la figura 8, se desestabiliza la base de apoyo (que se analiza más adelante en el punto 4), lo que hace que el equilibrio sea aún más desafiante.

Otra forma de entrenar contra la fuerza centrípeta es usar una superficie resbaladiza (baldosas o piso pulido) con material de baja fricción (tapete deslizante). Al agarrarte a la cuerda, creas una fuerza centrípeta contra la que tienes que balancearte mientras te deslizas en semicírculo.

3. Entrenamiento de inercia

Luchar contra la inercia suele ser más divertido que los otros ejercicios. Básicamente, implica ajustar tu equilibrio cuando tanto tú como tu base de apoyo se están moviendo. La forma más común de entrenamiento en esta área es el uso de un skate.

Cuando giras un skate, tu cuerpo se está ajustando a las fuerzas constantemente cambiantes de tu centro de masa, que intenta continuar en una dirección.

Otras buenas formas de entrenar contra la inercia además del skate, incluyen wakeboard, snowboard, windsurf y kitesurf. Debes tener cuidado de no perder demasiado tiempo entrenando en estos juguetes. Pueden ayudar a tu equilibrio, pero también pueden tener efectos perjudiciales en tu técnica y sensación de surfear.

Las diferentes formas y las quillas de la tabla, también te ayudarán a entrenar para equilibrarte contra la inercia. Experimentando con diferentes formas y quillas, podrás ajustar o «sentir» mejor cómo la inercia afecta tu equilibrio.

4. Base de apoyo: tablas

Cuanto más separados estén los pies, más equilibrado estarás pero menos libertad de movimiento tendrás, lo que significa que eres menos maniobrable. Comprueba cómo están de juntos los pies en la figura 4.

Las leyes de la ciencia, por aburridas que sean, pueden responder a todas las preguntas sobre surfear y, una vez que tienes las respuestas, ¡puedes mejorar tu rendimiento!

Estudio e imágenes originales: Surfscience

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

1Comment

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder