29 Dic EL TUNCO, EL SUNZAL Y OTROS ATRACTIVOS DE EL SALVADOR

Recientemente se celebraba en El Salvador el mundial de SUP de la International Surfing Association y el mismo gobierno anunciaba el proyecto “Surf City”, que pretende impulsar el turismo a través del surf. El presidente, Nayib Bukele, lleva tiempo defendiendo el skate de la ciudad, el surf y el mar por encima de las edificaciones sin control. Dando valor a la cultura surf, tanto como deporte como en calidad de vida. Y es que lo que está sucediendo en la nación centroamericana es un ejemplo a repetir por el resto del mundo, se está intentando por todos los medios llevar al país como epicentro de surf en latinoamérica.

Es el país más pequeño de América Central, limita al oeste con Guatemala y al norte/este con Honduras, al lado de Nicaragua. Entre los diferentes spots que se extienden a lo largo de la costa de El Salvador, nos centramos en El Sunzal y El Tunco, spots vecinos, con surf y mucho más.

Muchos dicen que El Salvador es el destino de surf capaz de satisfacer todas tus necesidades de una sola vez. Hemos contado con el testimonio de Caitlin Creeper y surfistas como Guillermo Carracedo e Iballa Ruano, quienes nos han aportado su punto de vista y experiencia de este lugar tan mágico.

¿Quieres conocerlo?

Amabilidad y ambiente relajado

Caitlin Creeper es una escritora australiana, co fundadora de Salty Club y afincada en El Salvador. Hace unos 4 años Caitlin visitó por primera vez a El Salvador para trabajar como becaria en una empresa de surf y yoga de mujeres, como escritora y editora copy. Por aquel entonces, se enamoró al instante del lugar, en donde decidió quedarse y aprender a surfear.

“Sabía que este país tenía algo especial y supe que me quería quedar. Estaba estudiando en la universidad, no tenía un duro y tenía que volver a Australia para terminar todo, así que pensé que simplemente serían unas “vacaciones”. Pero resultó que mis prácticas fueron pagadas, y encontré la manera de terminar mi carrera de periodismo de forma online. Terminé mis estudios en un iPad mini porque no me pude permitir comprar un ordenador. Han pasado ya cuatro años y no he vuelto a Australia”.

Y es que si eres mujer, puedes seguir el consejo de Caitlin. Este año, los Estados Unidos han bajado la alerta para viajar a este país, de un 3 a un 2. Y es que, en El Salvador, como en cualquier otro lugar, debemos tener en cuenta a qué lugares es mejor no ir. En la zona de El Tunco, tal y como nos cuenta Caitlin, no existen lugares peligrosos, y asegura haberse sentido “menos segura” en ciertos lugares de Australia.

“Usas el sentido común cuando caminas por las calles de noche, permaneces atenta a tu alrededor y a tus posesiones, y aceptas el consejo de los locales cuando te lo dan. Siempre me he sentido segura aquí, tengo familia y amigos con niños que se sienten seguros en su día a día. Además, hay una estación de policía en el centro de El Tunco”. – Caitlin.

Foto: Pinterest

Ruano y Carracedo también

“El Salvador me ha sorprendido gratamente. Cuando miras Google, lo primero que sale es que un país inseguro y cuando llegué aquí era totalmente lo contrario. Me sentí super segura en todo momento. La gente era SUPER amable. Este es uno de los puntos que más me sorprendió. La gente lo daba todo para que nos sintiéramos como REYES en todo momento. Es seguramente uno de los lugares que más me han sorprendido y sin duda quiero volver.” – Iballa Ruano

“Antes de visitar el país nos hablaban de delincuencia, pero no la he notado para nada. Me ha sorprendido para bien. Sus gentes, su comida… “- Guillermo Carracedo.

Caitlin es co-fundadora de The Salty Club, una plataforma online que ofrece vídeos y guías sobre surf, yoga y nutrición para mujeres. The Salty Club trabaja junto a The Salty Souls Experience, quienes organizan los retiros presenciales. Con todo, Caitlin anima incluso a mujeres solo travelers a que visiten este lugar tan único y especial.

Ver esta publicación en Instagram

When you hear your friends say: ‘I need to find some post-surf stretches’ or ‘I need to find some training exercises specifically for surf…’or ‘where can I find some quick, beginner friendly yoga vids I can do at home…?’ And ‘where can I find audio recordings of your voice Cait so I can fall asleep with your thick Australian kangaroo accent drifting so so sweetly in my ear?!.’ 🦘 #gdaymate #yeahnah Ok. I may have made the last one up. But the other three are legit questions I have heard from friends in the last week. And I get to turn around and say ‘Here’s something I prepared earlier!’ (To resounding rolling of eyes and ‘yes Cait, we know’) BUT LISTEN We made @thesalty.club because we couldn’t find the stuff we needed as women who surf, run businesses, wanna have some semblance of a halfway healthy diet, wanna have dope relationships, wanna unleash our potential while also keeping our balance. So we made a place where that all comes under one roof >> @thesalty.club << Have you checked it out yet? It might be exactly what you’ve been looking for. 📷 @hukoserfer

Una publicación compartida de Caitlin Creeper (@caitlincreeper) el

“Mis compañeras y yo queríamos hacer algo que también pudiésemos usar nosotras, un lugar donde redefinir nuestro cuerpo, mente y alma, los 365 días del año, en cualquier parte del mundo. The Salty Club ofrece videos y guías que ayudan a ello, por solo 10 dólares al mes. Hacemos retiros de chicas en El Salvador, Ecuador y Bali. En El Salvador llevamos 4 años y ya han asistido más de 400 mujeres. ¡Es un destino genial para las chicas!”

Y es que, hay algo que hace especial el lugar, además del surf y sus encantos naturales: sus gentes. A Caitlin le ha cautivado y ha sido una de las razones que le han hecho quedarse en este lugar.

“Las culturas occidentales promueven una forma de vida individualista y centrada en uno mismo, y para mi ha sido volver a conectar, vivir entre personas que sostienen el familismo y la comunidad como sus principales valores. Hay tanta hospitalidad, comunidad, conexión y disposición para dar y servir a otros, que es increíble”.

Foto: Pinterest

“La historia de este país te rompe el corazón, y muchos de nosotros no podemos ni llegar a comprender. Pero estas personas tienen los corazones más abiertos que en muchos otros lugares. Cada día aprendo algo aquí”. 

“Por supuesto no podemos olvidar que es una máquina de olas, además de todos los paisajes que existen lejos de la costa: volcanes, junglas, cascadas, lagos, pueblos artesanos… Es todo lo que necesitas, junto, en un pequeño país”.

Si lo que buscas es una mezcla de una cultura de surf relajada, la integración local y algo divertido que hacer un sábado noche, entonces El Tunco es el lugar para irte. Muy accesible para los turistas, a la vez de ofrecer un perfil tranquilo de playa, y local, por ello, obtendrás una auténtica experiencia local.

Es en El Tunco en donde Caitlin posee además el alojamiento Casa de la folie, una guest house a las afueras, a unos 10 minutos a pie de los spots de surf de El Tunco. Un ejemplo de alojamiento en donde relajarse, sobre casas diseñadas acordes a la naturaleza, desde donde observar las olas y los mejores atardeceres.

Y es que en general, una persona puede gastar de media unos 50 dólares al día, incluyendo el alojamiento, las comidas y las bebidas. Pero, quedarte tan solo visitando la ciudad de El Tunco y los spots de surf sería perderte otras cosas que son dignas de visitar. 

Salvatore Escalante, guía turístico y fundador de tuncolife, nos recomienda una serie de spots que no te puedes perder a la hora de visitar esta maravilla.

Las cascadas de Tamanique

Las cascadas son uno de los lugares más agradables para nadar y refrescarse y para los amantes de la adrenalina realizar actividades extremas como el rappel, o saltar al agua. Las aguas son frías y el clima perfecto.

Las Cascadas de Tamanique se encuentran a 11 km de Playa el Tunco. Su recorrido es toda una experiencia ya que para llegar hay que hacer una caminata de ascenso de unos 30 minutos aproximados.

Foto: Salvador Life

Las piscinas de agua natural de El Palmarcito

Un lugar para surfear además de un club que posee unas piscinas naturales de agua para disfrutar de un día o una tarde de relax después de una sesión de surf.

Parque nacional The Walter Thilo deininger

Una de las joyas más impresionantes de Centroamérica está ubicada en la zona central de El Salvador, en el departamento de La Libertad. A tan solo 39 kilómetros de la capital San Salvador se encuentra el Parque Walter Thilo Deininger.

Si te gusta la brisa fresca, parajes verdes y un ambiente totalmente natural, este sitio podrá satisfacer tus expectativas. Las hermosas vistas, riachuelos, animales exóticos y actividades recreativas están garantizadas.

Al ser un parque natural protegido no es de acceso libre al publico, tienes que solicitar previamente un permiso. 

Foto: Salvador Life

Comasagua Hills.

Comasagua se ubica a 16 kilómetros de San Salvador. El pueblo es muy tranquilo y puedes hacer una caminata entre sus angostas calles; en donde podrás visitar las numerosas artesanías características del pueblo. Además puedes visitar El Mirador de la Giralda o descansar en las cabañas Bello atardecer.

«Volcanes, cascadas y muchos otros atractivos… Todo es lindo. Y lo bueno es que todo esto no queda tan lejos de las playas de surf. Todo está cerca. Puedes surfear por la mañana y después irte a visitar un volcán por la tarde. – Bryan Perez

Desde el aeropuerto:

Lo mejor es reservar un shuttle con Tunco Life, ddesde Antigua hasta El Tunco, ya que está disponible cada día, partiendo a las ⅞ am y llegando a El Tunco a la 1pm. 

Desde Leon, Nicaragua, hay servicio cada día a las 2 am, llegando a la 1pm a El Tunco.

Desde Copan Honduras, cada martes, jueves y sábado a las 7 am llegando a El Atún a las 12 pm.

Buses públicos:

Coge el 102 A desde San Salvador, que tiene un coste de $1,50.

Se puede coger en Parque Cuscatlán, La Ceiba de Guadalupe, La Gran Via, ya que todos te dejarán en la calle principal de El Tunco.

Si viajas desde Sonsonate, lo mejor es el bus 247, con un coste de $1,50 y salida a las 7am y 3pm.

Desde Santa Ana, el bus 201 te dejará en La Ceibam una estacióin de bus en la que tendrás que cambiar al número 102 A, que irá hasta El Tunco.

Foto: Salvador Life

Comidas:

No te pierdas Pupusas, una tarta artesanal hecha de maíz o harina de arroz, con queso, chicharrones y servida con curdito, una ensalada con salsa de tomate. Se come con las manos y cuesta menos de $3.
El restaurante Mama Guaya es un ejemplo para comer de calidad. Si lo que quieres es sentir la vida de El Salvador, lo mejor es is a Surfo´s, una agencia de viajes y un “bar que no es bar”. ¡Pide un Patiño y habla con la gente que se reúne en el lugar!

Un poco de surfing

El Sunzal es uno de los spots más clásicos de El Salvador. La playa El Sunzal se encuentra ubicada en el kilómetro 44 y medio de la carretera del Litoral, en el departamento de La Libertad. Es una ola larga de derechas muy consistente. Es ideal con un swell del suroeste, marea baja-media y viento del este, ofreciendo así olas con paredes perfectas, y aunque no es una ola hueca, Sunzal es perfecta para todos los surfistas.

“Venia de Hawaii y Barbados, con fondos de reef. La ola del Sunzal me recuerda mucho a la ola de Majanicho, una ola con menos fuerza pero con secciones perfectas rápidas y suaves para hacer todo tipo de maniobras. Desde luego ha sido uno de los mejores eventos que he participado por la gente, la comida y sobre todo por las olas que hay en ese Pais!” – Iballa Ruano.

“Es una derecha buenísima y larga. La categorizan como muy plana, pero para nada. Tiene muchas secciones, unas más huecas que otras. Me parece muy divertida”. – Guillermo Carracedo”. 

Cerca de El Sunzal se encuentra ola ola, en la playa El Tunco. Hace solo unos años, este lugar era desconocido y tranquilo, pero ahora es el pueblo más visitado de El Salvador, por mochileros y surfistas durante todo el año. Se trata de un beach break de izquierdas, con olas potentes y divertidas.

“Unas olas muy divertidas, tipo cuñas”. – Guillermo Carracedo. 

Punta roca por ejemplo es una ola perfecta, muchos lo comparan con J-bay en Sudáfrica pero lo bueno aquí es que no hay tiburones. Y el agua está caliente. Es un país con muchos point breaks cercanos. Hay miles de olas para surfear. Desde nivel alto hasta olas para aprender. Es toda una combinación perfecta de olas y buenas vibras en el agua. – Bryan Perez.

Cultura, amabilidad, olas, buen clima, ambiente… ¿Nos vamos?

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder