EL ENCANTO DEL SURF ESCOCÉS

16 Ago EL ENCANTO DEL SURF EN ESCOCIA

Escocia en la historia

Escocia es conocida mundialmente por su legendaria producción de Whisky, el monstruo del Lago Ness; y la famosa película Braveheart, protagonizada por Mel Gibson y su pésima representación de lo que es el acento escocés.

Si afinamos la vista e intentamos encontrar qué más tiene «Caledonia» para contar, con un rápido click encontraremos que fue el primer país en construir rascacielos a mediados del siglo XV. Eran hechos de madera, por lo que era muy frecuente que se prendieran en fuego debido al mal uso de velas y antorchas. Como consecuencia, Escocia fue el primer país en formar una brigada de bomberos.

De Escocia también surgieron inventos como la televisión, la penicilina, el teléfono, los motores a vapor; es dónde nació el golf y muchos otros atributos históricos.

A todo lo anterior, tenemos que agregar que es un país hermoso que lo tiene todo: lagos gigantes, encerrados por montañas hermosas; campos interminables llenos de ganado y plantaciones, pueblos pequeños con mucha historia; calles en las que solo cruza un vehículo y no te queda de otra que esperar a dar paso a un tractor como, a un coche o a un grupo de ovejas; tiene nieve, islas y está rodeado de agua salada.

EL ENCANTO DEL SURF ESCOCÉS
Foto: @arms.of.ocean

Su capital, Edimburgo, tiene una magia única. Es una ciudad que no se siente como tal: no tiene edificios altos, no tiene un ritmo de vida mega acelerado, está rodeada de naturaleza y tiene un castillo del año 1,102 en pleno centro de la ciudad. Aún así, hay mucho para hacer y recorrer. Caminar por sus calles te hace sentir que la historia está viva.

La experiencia de surfear en Escocia

El surfing escocés es conocido gracias a su famosa ola de talla mundial: Thurso East, ubicada en la costa Norte. Un reef break que es una máquina de olas perfectas con tubos de varios segundos de recorrido. Su fondo rocoso es amigable, plano y sin cuevas; la ola es muy predecible y fácil de leer. Y los locales no tienen malas intenciones, si tú respetas serás respetado.

El norte tiene mucho más que ofrecer que solamente Thurso East. Hay muchísimos tipos de picos para todos los niveles de surf. Desde el Slab pesado de Bagpipesm, a olas de fondo de arena muy divertidas y consistentes como Melvic, pero yo vivo en Edimburgo que queda a 6 horas conduciendo hacia el Sur.

Me llamo Sebastián Jiménez, soy Uruguayo y tengo 37 años. Mi esposa es escocesa y 5 años atrás, poco después de que naciera nuestro hijo, decidimos mudarnos a Escocia.

Yo ya tenía conocimiento de Thurso y sus alrededores, pero encontrar información sobre el surf en el Mar del Norte fue casi imposible, más adelante entendí el por qué.

No me quedó otra que empezar a buscar posibles picos en google earth y salir de aventura a ver con qué me encontraba.

Al poco tiempo me di cuenta de que la Costa Este escondía un sin fin de reef breaks y playas con olas de todo tipo y algunas que poca envidia le tienen a la costa Norte.

Empecé a entender que, si bien el clima aquí es bastante impredecible y extremo, aún así hay parámetros que se repiten y que te ayudan de guía para poder entender la dinámica del surfing del ««Océano Aleman » (German Ocean).

Toda mi vida intenté escaparme del agua fría. En mis surftrips siempre buscaba sol y agua caliente, nunca imaginé que el surf en agua fría me daría tanta satisfacción.



El surf es extremo

Durante el invierno, que es la mejor época de olas, el agua rodea los 6 grados y muchas veces se surfea con temperaturas de ambiente bajo cero. Las marejadas duran poco y lograr una consistencia es difícil. Los días son muy cortos, se hace de día al rededor de las 8.40 h y a las 16 h ya se hizo de noche.

Surf Escocia
Foto: @arms.of.ocean

Sacar el hielo de tu coche cada mañana es rutinario y lo peor de todo es cuando sales de tu coche calentito y debes ponerte el traje, las botas; los guantes y la capucha, los tapones para los oídos y hasta una crema para la cara para que el frío no te queme. Pero todo vale la pena.

Viniendo de un país en donde el surf es muy grande y los picos están súper poblados, donde los buenos modales y el respeto en el agua muchas veces se olvida, Escocia me enseñó un surfing que no tenía idea que pudiera existir y del cual no me quiero separar.

Olas solitarias con paisajes hermosos, playas casi vírgenes en donde la naturaleza y la fauna no han perdido sus derechos. Lo mejor de todo es la buena vibra que hay entre los surfistas.

El surfista escocés solo quiere surfear. No le interesa el último modelo de quillas o estar vestido como el surfer que ganó el último campeonato. No interesa si puedes hacer aéreos o apenas surfear la pared de la ola, tampoco si eres nuevo o si surfeas ahí desde pequeño.

«El surf en el Mar del Norte requiere de esfuerzo, tiempo, dedicación, energía y espera, no hay espacio para nada más que la pura esencia del surf.»

Cuando hay olas es un goce absoluto de camaradería y conexión pura con la naturaleza.

Las condiciones extremas despiertan todos tus sentidos al máximo y disfrutas cada momento y cada rayo de sol que puedas encontrar. Parece difícil de creer, pero dentro del agua te olvidas del frío porque simplemente es parte del día a día y siempre estará ahí presente. Cuando terminas de surfear y vuelves a tu coche para quitarte el traje, lo sufres, pero sin duda lo olvidas rápido.

Pero no siempre es tan duro. Si bien el verano escocés no es como en España, después de haber pasado un largo y crudo invierno, el hecho de surfear por uno o dos meses con solo un 4mm sin botas, guantes y sin capucha, hace que el surf en Escocia sea una experiencia única.

Los días son muy largos. Al rededor de las 3.20 h ya empieza a amanecer y no se hace completamente de noche. El sol baja al rededor de las 22 h, pero siempre queda esa penumbra en el horizonte. 

Como en muchos países, el verano es la época de menor cantidad de oleajes, pero un día de surf de verano te rinde como tres días de surf de invierno con el plus de que se sufre mucho menos. 

Surfear con el amanecer a las 4h, un par de horas antes de ir a trabajar, o terminar tu faena e irte al agua a las 21 h es una experiencia surreal que merece la pena vivirla.

Foto portada: @arms.of.ocean / Texto @sebastian_surfscotland

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder