31 Mar YOGA Y PREVENCIÓN DE LESIONES

Si eres deportista sabrás que las lesiones causadas por el movimiento repetitivo o los desequilibrios en la biomecánica, forman parte de la ecuación. Pero si practicas yoga, cuentas con una gran herramienta para prevenirlas.

La razón número uno para las lesiones relacionadas con el deporte, es el abuso. La mayoría de las lesiones se producen debido a que el atleta se centra en el perfeccionamiento de sus movimientos y no en su cuerpo. No escucha lo que su cuerpo le dice.

Practicar yoga es como realizar un inventario corporal. Cuanto más consciente seas de cómo se siente tu cuerpo día a día en una u otra postura, más probable es que localices áreas tensas o propensas a lesionarse.

El yoga ofrece una combinación de estiramientos activos y pasivos que resultan de especial ayuda para evitar lesiones. El entrenamiento para aumentar velocidad o fortalecer los músculos puede hacer que estos se contraigan disminuyendo su abanico de movimiento, limitando su fuerza, tendiendo a lesionarse. El estiramiento activo, con el cuerpo, se mueve dinámicamente, es un movimiento que calienta y flexibiliza los tejidos. El estiramiento pasivo, en el que mantienes una postura durante un minuto o más de forma relajada, hace que los músculos se estiren más. De esta forma, se consiguen unos tejidos más elásticos.

El hombro es conjunto susceptible de lesiones para los surfistas. Por lo tanto, es muy propenso a ser dislocado. El calentamiento antes de entrar al agua es esencial.

La articulación de la cadera es muy similar a la del hombro, pero mucho más profunda. El dolor de cadera se produce por movimientos bruscos y golpes mientras surfeamos. Intenta mantener la cadera libre de cargas, antes de entrar al agua intenta relajarla por completo.

La mejor manera de no lesionarnos las rodilla es manteniendo la flexibilidad y la fuerza de la cadera.

Consejos para un mejor rendimiento sin sufrir lesiones

Calienta y enfría

Los calentamientos permiten que la sangre se mueva por los músculos lentamente para que la fascia pueda expandirse para acomodar las demandas de la actividad deportiva. Estira mínimo durante unos 20 minutos una vez finalizada la actividad física.

Alivia

Date baño caliente después de tu ejercicio para relajar los músculos cansados.

Descansa

El tejido muscular se reconstruye durante el sueño, así que duerme bien, sobre todo los días de entrenamiento.

Rehidrátate

Toma bebidas que ayuden a remplazar los minerales que has perdido y cargas las pilas con alimentos ricos en magnesio y potasio.

Bebida isotónica natural:

  • ½ Litro de agua.
  • 1 cucharada de levadura de cerveza.
  • 1 cucharada de germen de trigo.
  • 2 cucharadas de miel.
  • Zumo de limón o polvo de guaraná

 

 

 

 

yogazarautz@gmail.com

Esther Fernández Profesora de Yoga www.yogaz.eus @yogazarautz

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder