03 May YOGA PARA TRANSCENDER MEJOR LAS MAREJADAS DE LA VIDA

Pensamiento positivo

Existen marejadas en la vida así como existen en los océanos, esto es algo ciertamente experimentado por todas y todos y, ante esa situación dura, confusa o desconcertante, la marejada, se hace evidente la certeza de que sobre lo único que tenemos un control real es sobre nuestra propia actitud y reacción ante los hechos, así como sobre la gestión de los recursos y herramientas de las que disponemos para convertirlo, o no, en una experiencia lo más nutritiva posible para nuestro crecimiento y evolución tanto individual como colectivo.

El pensamiento positivo, viga maestra de los otro cuatro pilares de la salud (alimentación, descanso, ejercicio y respiración adecuados) que promueve la filosofía del Yoga, nos invita a tomar la situación como viene, sin adornos ni florituras,  y a encontrar soluciones constructivas que nos ayuden a vivenciar la situación de la forma más beneficiosa para nosotr@s y para el bien común.

Sustituir el “por qué?” cuando se hace desde una posición victimista por el “para qué?” puede marcar la diferencia. Claro, ésto no resulta nada fácil cuando estamos  a la merced del fuerte oleaje emocional y de las corrientes intensas de los pensamientos que intensifican las situaciones que, aún, no podemos comprender. Como para todo lo importante, para esto también se necesita práctica, practicar con los herramientas que en este caso nos ofrece la ciencia del Yoga. Aquí os mencionamos algunas de ellas.

Respiración consciente

La respiración es una herramienta maravillosa accesible, en cualquier momento y en cualquier lugar, a todos y todas. Además de ser la experiencia que nos mantiene viv@s, es la llave de la que disponemos para influir voluntariamente en nuestros procesos físicos, mentales y emocionales.

Hacer un uso consciente de ella nos permite mejorar el funcionamiento del organismo y calmar, dirigir y equilibrar el flujo de pensamientos, el torbellino emocional y mejorar el flujo energético. Al igual que ante una respiración acortada y agitada, la mente entiende que estamos ante un elemento externo hostil y envía la orden, a través del sistema nervioso central, a las glándulas suprarrenales de segregar la adrenalina y el cortisol necesarios para poner al cuerpo en estado de defensa, comprende, ante una respiración fluida, prolongada y profunda que todo está bien y envía la orden de segregar hormonas como la dopamina, serotonina u oxitocina que inhiben el torrente emocional y relajan el cuerpo y la mente.

Cuanto más larga y profunda sea la respiración, mejor utilizamos la química de nuestro cuerpo para construir la paz interna fundamental para observar cualquier situación con más realismo, serenidad y objetividad. 

Respirar a través de las fosas nasales tanto al inhalar como al exhalar, al menos al inhalar, y usar el diafragma para llenar y vaciar bien los pulmones, observando como en consecuencia el abdomen se eleva y contrae es un ejercicio que no requiere mucha dificultad. Exhalar preferiblemente por la nariz, si te es muy complicado hazlo  por la boca, de forma prolongada hace que el sistema nervioso parasimpático se active y que te relajes física y mentalmente.       

Proponemos respirar de forma diafragmática larga y profunda cuatro veces al día, desayuno, comida, merienda y cena. Puedes sentarte, tumbarte, hacerlo de pie o caminando, simplemente observa el flujo respiratorio poniendo plena atención en ello, conecta con el movimiento de expansión y contracción de tu abdomen, alarga la expulsión sobre todo si estas en estado nervioso o agitado.                                                                            

Uno de los puntos fundamentales del camino del Yoga son los Pranayamas o técnicas respitarorias a través de las cuales estimulamos y equilibramos el flujo de energía vital o Prana.

Movimiento consciente

La Ciencia del Yoga ofrece las Yoga asanas, posturas corporales sostenidas en una respiración consciente y en la concentración de la mente, para purificar cuerpo y mente y mantener el flujo de la energía constante y activo.

Las asanas nos ayudan, además, a mantener el cuerpo fuerte y flexible, cuando estiramos nuestros músculos soltamos tensión emocional además de tensión física. La mente, al estar presente y dirigida a la práctica se concentra, se serena y recoge los diferentes estímulos que le ofrece el cuerpo a través de la actitud física; las asanas de flexión relajan la mente al estimular la parte parasimpática del sistema nervioso, las extensiones nos ayudan a abrir el cuerpo, estimular y trabajar en la confianza…toda asana tiene un propósito de limpieza del organimo y del sistema energético, por lo tanto incide positivamente en nuestra mente y elevan nuestra vibración, necesario para observar las circunstancias de forma positiva.                              

Atención plena, meditación

Poner atención plena en lo que hacemos, aunque sea un acto rutinario al que no le damos importancia, incluso algo que no nos guste especialmente, nos ancla directamente al momento presente y esto hace que la mente esté asentada y dirigida y que la intensidad emocional disminuya. Desde el presente podemos mirar con objetividad. Atender plenamente a una emoción o pensamiento observándola sin juicio y con distancia, sin evitarla, puede ser un ejercicio perfecto de atención plena que nos de muchas pistas sobre los ¨para qués?” y nos ayude a transcender y colocarnos en una actitud más constructiva.

Para ello te invitamos a sentarte, practicar la respiración consciente y observar en silencio al menos unos minutos al día, a la mañana, antes de ir a dormir o busca tu momento. 

Ante una situación difícil el objeto de tu observación puede ser las sensaciones emocionales y físicas que te genera, desde la objetividad y la aceptación, consciente de que como han venido también fluirán. Tal vez, el abrazarlo todo pueda ser doloroso pero nos ayuda a alejarnos del sufrimiento. También puedes detectar así patrones de conducta que no te aporten para poder sustituirlos por otros más beneficiosos creando nuevos hábitos y mantener tu mente dirigida hacia un propósito claro y expansivo.

Practicar el pensamiento positivo

Alimentar tu mente con pensamientos constructivos no es vivir en un mundo de fantasía, es dirigirla a propósitos realistas que te impulsen a transcender ciertas circunstancias de la mejor manera.

Alimenta tu mente con pensamientos sanos. Se dice ‘la energía sigue al pensamiento’ y ‘esto es otra forma de decir que desde el presente mi mente crea mi futuro, por lo tanto proyectémosla a objetivos resoluciones y metas beneficiosas para nosotr@s y para tod@s los implicados.

En la ciencia del Yoga se usan frecuentemente los sankalpas o resoluciones amorosas a las que dirigir la energía. Construye la tuya, nadie mejor que tu sabe que necesitas realmente, una frase clara y concisa en afirmativo, primera persona y presente, usa tu sankalpa como un mantra personal, repitiéndolo mentalmente para centrar tu mente en la intención.

Afrontar cualquier marejada desde la calma sin duda convierte en mejores marineros.  Dice el Tantra ¨que la piedra con la que tropiezas sea la que te haga evolucionar.

Que seais muy felices,

Om Shanti.

info@uniyogagernika.com

Uniyoga Gernika es el fruto del encuentro entre María Medina, Aintzane Aranguena y Eli Ruiz. Proviniendo de diferentes escuelas de Yoga nuestros caminos se cruzaron en el paraíso de Urdaibai, Bizkaia, para compartir nuestro amor por el Yoga, el arte y la vida en general. Alli instalamos nuestro querido estudio para compartir lo que nos mueve y nos fascina por medio de nuestras clases regularea y muchas actividades adicionales.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder