24 Jul TIPOS DE YOGA

Una de las preguntas más frecuentes cuando la gente empieza a practicar yoga es qué tipo deberían hacer, qué diferencias existen con otros tipos de yoga… ¡Y no es de extrañar en una sociedad tan plural y creativa como la que vivimos!

A mí me gusta poner la comparativa del jabón: Nuestras abuelas lavaban la ropa con jabón lagarto, y quizá hubiese en la zona alguno más, pero no era lo corriente. No había tantas opciones. Sin embargo ahora, embarcarte en el pasillo del jabón para la ropa en un hipermercado, ¡es de locos!

Las personas necesitan diferenciarse en un mundo tan global, y es que no en vano, cada tendencia lleva implícita una anti-tendencia. Ya no vemos la televisión, tenemos HBO o Netflix. No queremos la radio, sino Spotify, escucho lo que YO quiero. Y así un largo e interminable etcétera. No nos sirve lo común. Queremos customizar todo, ser únicos.

Lo mismo ocurre con el Yoga, a la espiritualidad también le ha llegado su turno. Mientras que en los textos antiguos se habla de un solo tipo de Yoga, en la actualidad tenemos un gran abanico para elegir.

Yo defiendo que si es Yoga, tiene el mismo objetivo de conexión, de alinear al individuo, de acompañarlo a la conciencia… de unión. Sin este objetivo, no es yoga, es ejercicio físico inspirado en Yoga.

Aún así, vamos a ver en qué se diferencian los más conocidos:

  1. Hatha Yoga, bajo mi punto de vista, la madre de todos los yogas. La sesión de Hatha Yoga clásico se caracteriza porque cada asana se realiza dos veces, se mantiene en el tiempo, y después de cada una de ellas, realizamos dos respiraciones de relax en las que el cuerpo se repone y va grabando los beneficios de estas posturas milenarias que van alineando el cuerpo, abriendo los canales energéticos, desbloqueándolo…

Son sesiones tranquilas, no por ello, aburridas. La respiración, la postura, la atención hace que se nos pase la clase rápidamente y al final nos sintamos relajados y tranquilos.

  1. Ashtanga Vinyasa Yoga, Rama Mohan Brahmachari, en los Himalayas. de memoria enseñó el método de un antiguo texto sánscrito, el Yoga karunta, que habría sido escrito por el antiquísimo sabio Vamaná Rishi, a su discípulo Pattaby Jois, quien lo registró y popularizó desde Mysore.

Ashtanga Vinyasa Yoga es una forma de yoga dinámico. Se diferencia del Hatha yoga por la práctica del Vinyasa.

Vinyasa significa literalmente sistema de movimientos y respiración sincronizados. Cada postura está meticulosamente diseñada con un número determinado de movimientos y respiraciones. La secuencia de posturas siempre será la misma y el alumno irá añadiendo posturas a medida que su práctica progrese. Aparte del sistema de Vinyasa otros elementos serán determinantes para la práctica: la respiración Ujai (Pranayama), las bandas (cierres energéticos), el dristi (miradas) ayudan al practicante a concentrar y aumentar la energía a lo largo de la práctica.

El Ashtanga Yoga practicado con una correcta respiración purifica el cuerpo físico, mental y emocional.

  1. Kundalini Yoga, se dice que se utilizaba originariamente en India por la clase guerrera de la religión Sikh. Para conocer los inicios del Kundalini Yoga debemos remitirnos a la persona que abrió estas enseñanzas a Occidente: El maestro Yogui Bhajan. Una de las principales características del Kundalini Yoga es que es un legado; y con esto podemos remontarnos en el tiempo e imaginar como cada postura, meditación y mantra ha sido incansablemente traspasado de maestro a alumno desde hace miles de años hasta hoy. Sus sesiones son enérgicas, buscan la limpieza del cuerpo a través de las kriyas y el canto de mantras está muy presente.

 

  1. Yoga Iyengar, es el método de yoga que practican aquellos que siguen la enseñanza del maestro K.S. Iyengar. Es un tipo de Yoga en el que la técnica y la precisión de la ejecución de la postura, son lo más importante. Las clases de Iyengar se caracterizan porque hacemos muy pocas asanas, pero ejecutadas con gran atención y sostenidas durante un tiempo prolongado.

Iyengar quería que todo el mundo pudiese practicar Yoga a pesar de cualquier patología física, así que en Iyengar podemos encontrar un montón de herramientas de apoyo para poder hacerlo. Es un tipo de Yoga muy terapéutico.

  1. Vinyasa Flow, El vinyasa kramaes un antiguo método de desarrollo físico y espiritual. Es un método sistemático de practicar, estudiar y enseñar el Yoga. El legendario yogi Krishnamacharya, recuperó el uso de este método y le devolvió su prominencia. En 1930, escribió un pequeño libro titulado Yoga Makaranda (La miel del Yoga), en el que explicaba ampliamente este sistema.  El Vinyasa Flow se mueve progresivamente entre postura y postura en secuencias de movimientos sincronizados con la respiración. Las sesiones son muy dinámicas, puesto que estamos en continuo movimiento, de ahí su nombre: Flow/ Flujo.

  1. Power Yoga, proviene de California. Bryan Kest, cofundador del método en Santa Mónica, junto a Byron Baptiste, tuvieron la idea de transformar el Ashtanga, creando una versión más creativa y menos rígida. Podría decirse que el Power Yoga es una versión desestructurada del Ashtanga, pues introduce asanas de diferentes series para crear sesiones con frecuencias únicas. Los profesores reinventan las series cada vez, en función de la energía de los alumnos o del aspecto que quieran desarrollar, a saber, el equilibrio, la flexibilidad, la tonicidad muscular, etc.

 

  1. Jivamukti Yoga, Este método fue creado por David Life y Sharon Gannon en 1984, y denominaron ésta practica como “Jivamukti” (“liberación en vida”) porque querían que los estudiantes recordaran el objetivo final de la practica: iluminación espiritual y conocimiento.

Es una práctica de estilo Vinyasa y las clases pueden ser bastante intensas. Cada clase tiene su tema como por ejemplo escritura de yoga, canto, meditación, asana, pranayama, música. Son enseñanzas espirituales que hacen hincapié en como aplicar la filosofía de yoga en la vida cotidiana

 

  1. Rocket Yoga. El yogui americano Larry Schultz creó el Rocket yoga basándose en el Ashtanga yoga de Sri Patthabi Jois, del cual fue discípulo durante 9 años. Schultz tenía la convicción de que todo yogui debería poder probar todas las asanas. Estaba de gira con la banda américa “Grateful Dead” cuando desarrolló su método, combinando posturas de las series 1, 2, y 3 del Ashtanga. Bob Weir, guitarrista y voz del grupo, nombró el estilo de Larry como “Rocket” (cohete en inglés) porque te permite avanzar más rápido que otros estilos.

    Rocket yoga es un flujo de yoga muy dinámico y rápido. En las clases usan los nombres de posturas en Sánscrito pasando por 142 posturas en 75 minutos. La estructura es la misma que en Ashtanga Vinyasa y consiste de ejercicios de calentamiento (Suryanamaskara A + B), y después 66 posturas de pie, luego sentadas y terminando con las series finales tradicionales.

  1. Yin Yoga, Es un estilo pasivo del Hatha Yoga, compuesto por posturas que se mantienen de manera relajada de 3 a 5 min. (más tiempo en practicantes avanzados).

Al sostener las posturas y llegar tan profundamente calma el sistema nervioso central, estimula el flujo de la energía vital (Prana en India, Chi en china, o Ki en Japón) y te enseña a relajarte a nivel profundo.

Todos los tipos de yoga son Yang y el Yin Yoga es lo contrario, por su pasividad. Entonces es una manera de equilibrar la energía en tu cuerpo y encontrar esa paz, receptividad, esa energía femenina de acogida que representa nuestro lado más Yin.

  1. AcroYoga fue fundada por Jenny Sauer-Klein y Jason Nemer en California (EE.UU.) en 2003 y desde entonces cientos de miles de personas se trasladaron y el mundo inspirado. La práctica se llamó primero «en contacto con Acro» y fue creado a partir de un encuentro espontáneo de vuelo terapéutico y una parada de manos entre Jenny y Jason.

La última meta de AcroYoga es poner a la persona en un estado en el que se une con uno mismo, con los demás y con la Divinidad. Desde este lugar de mutuo apoyo y entrega.

AcroYoga combina la sabiduría del yoga, la amorosa bondad del masaje Tailandés, y la dinámica de potencia de Acrobacia. Estas tres tradiciones forman la base de esta única práctica que potencia la confianza, la conexión y la alegría.

  1. Sup Yoga, El Paddle Board Yoga o SUP Yoga, cuyo origen es Florida (USA), consiste en distintas posturas del Hatha Yoga tradicional procedente de la India trabajando sobre una tabla de surf.

Una actividad nueva que llega a nuestras  playas y que puede practicarse  flotando en aguas tranquilas del mar, en la cálida arena de la playa o incluso en un lago o piscina!

Con esta nueva modalidad deportiva además de los conocidos beneficios del Yogaaumentamos la fuerza, flexibilidad, coordinación y resistencia necesarias para mantener el equilibrio  sobre la tabla de surf, proporcionando una enorme sensación de tranquilidad y armonía rodeados de un entorno excepcional: el mar, la naturaleza…

La característica esencial del Yoga, de todos los Yogas, es la intensidad con la que la atención ha de mantenerse presente al abordar la práctica de asana (posturas), pranayama(disciplina de la respiración) y pratyahara (actitud de introversión de los órganos sensoriales), tres de los ocho estadios del yoga descritos por Patañjali, los cuales, junto con la observación de yama y niyama (los preceptos morales y disciplinas éticas que conforman los dos primeros estadios) conducen al practicante a dharana(concentración), dhyana (meditación) y samadhi (estado superior de consciencia), los tres últimos estadios descritos por Patañjali, que suponen el resultado de la práctica de los cinco primeros. Y estas características son comunes a todas.

¿Cuál os recomiendo?

Como la teoría de poco sirve, os invito a que probéis distintos tipos hasta encontrar aquel que os hace sentir mejor… Experimenta y solo entonces, elige.

 

hola@silviadevi.com
Tags:
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder