26 Mar UN SURFISTA ARRASTRADO POR LA CORRIENTE EN FERROL

Al final, todo ha quedado en un susto. Un surfista ha sido rescatado al quedar en altamar arrastrado por una corriente.

Y es que a veces nos confiamos, no observamos el mar lo suficiente y cometemos imprudencias que pueden terminar por pagarse caro.

La corriente, enemiga en San Jorge

Ocurría el pasado fin de semana en la playa de San Jorge, en Ferrol. Un surfista fue arrastrado por la corriente y no pudo volver a la playa por sus propios medios. Tras varios intentos fallidos de rescate de un amigo que se encontraba en el agua con él, llamaron a los servicios de emergencia de Galicia y el operativo de rescate fue activado.

Efectivos de Salvamento Marítimo de A Coruña, del Servicio de Guardacostas de Galicia, de la Policía Nacional, la Policía Local y también miembros de Protección Civil de Ferrol han intervenido en el rescate del surfista.

Fue el helicóptero Helimer 401 el encargado de sacar al surfista del agua y trasladarlo al aeropuerto de La Coruña. El surfista se encontraba en buen estado y por ello se descartó la asistencia médica.

Una embarcación completó el operativo de rescate, encargándose de recoger la tabla de surf que estaba flotando a la deriva.

La seguridad, lo primero que aprender

En el surf la primera cosa que debemos aprender es la seguridad. Por nuestro bien y por el de los demás.

Rocas, rompientes diferentes, corrientes, prioridades, zonas de remontada… Son varios los factores a tener en cuenta cuando surfeamos.

Las corrientes son como arenas movedizas y pueden ser nuestro aliado, pero también nuestro enemigo. Si sabemos identificarlas y usarlas, nos pueden ayudar a llegar al lineup en pocos minutos sin cansarnos remando. Pero, si no sabemos ni qué son, podemos acabar en altamar como este surfista a quien por suerte, le han salido las cosas bien.

Normalmente, a poco que nos paremos a observar el mar, identificamos las corrientes por ser zonas de la playa donde las olas no rompen y el agua tiene un aspecto rugoso, con pequeñas ondulaciones en comparación con el resto de la playa.

La corriente es agua que sale y que nos lleva hacia altamar. Por ello, las podemos usar para remontar. Pero cuando no las conocemos y nos entra el pánico intentando remar a contracorriente, acabamos mal parados.

Para salir de una corriente, tenemos dos opciones.

  • Remar en perpendicular. Al ser agua que nos arrastra hacia altamar, una de las maneras de librarse es empezar a remar en perpendicular a la corriente para conseguir salir de las turbulencias y llegar a aguas tranquilas.
  • Dejarse llevar y salir cuando notemos que deja de arrastrarnos. Si no conseguimos salir en perpendicular, que sería la mejor opción, debemos mantener la calma ante todo y no intentar remar en contra de la corriente. Lo único que conseguimos es cansarnos rápidamente y ponernos en una situación todavía más peligrosa. Lo que debemos hacer es dejarnos llevar, que la corriente nos arrastre a una zona en la que podamos salir en perpendicular. No pasa nada si la corriente te deja un poco más arriba del lineup, lo importante es que salgas y vuelvas a remar en aguas tranquilas.

Para saber más acerca de cómo se forman y las precauciones a tener en cuenta, pincha aquí.

Foto portada: ferrolactivo.es
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder