SIMPLEMENTE LA PODEROSA CARISSA MOORE

23 Ene SIMPLEMENTE LA PODEROSA CARISSA MOORE

Con tan solo 28 años la surfista profesional, Carissa Moore, ya acumula 4 títulos mundiales del ASP World Tour. Desde temprana edad supo que lo suyo era dominar las olas y a pesar de todo pronóstico, arriesgó todo para cumplir su sueño de ser surfista.

Ahora es inspiración para las niñas y deportistas jóvenes que quieren triunfar en el mundo del surf.

Nació el 27 de agosto de 1992, en Honolulu, Hawái. La costa sur de la isla de Oahu fue el escenario ideal para que Carissa empezara a practicar surf con apenas 5 años.

Su padre tuvo un rol muy importante en sus inicios pues era él quien la acompañaba, y guiaba, para que se atreviera a enfrentar las olas en las playas de Waikiki.

En esos momentos supo que el océano era su lugar feliz.

Empezó a competir a temprana edad y fue su talento –y trabajo duro– el que la llevó acumular victorias. Participó en las competiciones junior de la National Scholastic Surfing Association (NSSA) y ocupó los primeros puestos en el ISA World Junior Surfing Championship, lo que impulsó a Hawái a llevarse la victoria y destacarse entre los demás países.

A los 12 años tuvo una conversación bastante seria con su padre en la que se preguntó si el surf era lo que realmente le apasionaba y si era a lo que quería dedicarse en la vida. Fue consciente de que sí quería dedicarse a lo que la divertía: el surfing. Sin embargo, implicaría mucho esfuerzo y trabajo duro, pero se arriesgó y empezó a arrasar, aún más, en las competencias.

Siendo una adolescente de 14 años, Moore venció a 57 de los mejores chicos surfistas de Hawái; algunos años más tarde se convirtió en primera mujer ganadora del evento regional Quiksilver King of the Groms.

En las competencias logro derribar a Keanu Asing, el futuro campeón mundial de la ISA, en la división de menores en el Rip Curl Gromsearch, además de llevarse una puntuación de 10 en el concurso de WQS.

A los 16 años ya acumulaba 11 títulos amateur de la NSSA y cuando ganó el Reef Hawaiian Pro se convirtió en la campeona más joven en un el evento Triple Crown of Surfing.

En el 2010 empezó a competir en el ASP World Tour y quedó en el tercer lugar a nivel mundial y gracias a su destreza en el agua fue nombrada la novata del año. Al año siguiente, con 18 años, Mooroe se llevó a casa el primer titulo de campeona del mundo siendo la participante más joven en ganarse ese premio en toda la historia. En el 2011 recibió una wildcard para competir en el Triple Crown of Surfing de Oahu, convirtiéndose en la primera mujer en participar en este evento.

Durante los años 2013 y 2015 la deportista volvió a titularse como campeona mundial en el World Tour. En los años 2016 y 2017 se dio un merecido respiro mental que ella asume como parte de la montaña rusa en la que se convierten las competencias y el deporte del surf.

Afirmó que si bien ganarse un trofeo es una sensación genial, ese momento es efímero y lo que realmente permanece en ella es todo el proceso: las risas compartidas, las comidas deliciosas y las aventuras con amigos.

Mooroe ve el surf como una forma de vida, una pasión a la que le entrega su amor, así que el éxito no lo mide por la cantidad de títulos y campeonatos ganados sino por esos momentos y diferentes alegrías alrededor de toda la experiencia, para ella estas simples cosas son sus pequeñas victorias.

En el año 2019 volvió a obtener el máximo título en el World Tour y después de la temporada de ese año anunció que se tomaría un descanso de la gira mundial del año 2020, año en el cual representaría a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, en el equipo femenino junto a Caroline Marks.

Carissa se ha destacado por su gentilidad y su sencillez, por su entrega a lo que ama. Mientras persigue olas disfruta recorrer el mundo con una maleta en la espalda, pasar tiempo con su esposo Luke y su perro Tuffy, realizar álbumes de recortes, visitar a su familia y disfrutar de deliciosa comida.

Con su experiencia busca contagiar a más personas con su emoción, invitar a más deportistas a perseguir sus sueños e ir por lo que les apasiona.

El 2019 fue una buena temporada para Mooroe. Ganó el Corona Open J Bay y el Roxy Pro-France, sin embargo la deportista anunció por medio de un video en su Instagram que se alejara de las competencias de la WSL y se tomaría un año sabático durante este 2020.

En el vídeo explicó que estos 10 años de competencia le han exigido el máximo y que necesitara una pausa para volver recargada en el 2021 e ir por su quinto título de campeona mundial.



Foto de portada: WSL / DAMIEN POULLENOT



info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder