¿Qué es la talasofobia?

20 Jun ¿QUÉ ES LA TALASOFOBIA?

Anteriormente publicamos un artículo en el que hablábamos de la talasofilia, que no es más que un amor profundo por el océano. En esta ocasión, presentamos lo opuesto: la talasofobia, un gran miedo al océano.

Talasofobia

La palabra talasofobia parte del griego thalassa, cuyo significado es ‘mar’ y phobos, que significa ‘miedo’. Por lo que la palabra compuesta se refiere al miedo al mar o al océano. 

Puede resultar extraña la idea de que alguien le tema por completo al agua, porque literalmente necesitamos de ella para vivir. Incluso, 70% de la superficie del planeta está cubierta de agua salada y dulce. 

Sin embargo, el miedo al océano es algo real y debe ser tratado con la seriedad correspondiente. Si conoces a alguien que lo padece, necesitas ser comprensivo con esa persona e intentar ayudarla como corresponde. 

¿Qué la ocasiona?

La talasofobia, al igual que el resto de fobias, puede tener un surgimiento claro, es decir por cierto evento o simplemente surgió de la nada. Son varios los factores que influyen en la aparición de un miedo tan grande capaz de paralizar por completo a quien la padece

El vivir o observar experiencias traumáticas influye en la aparición de una fobia. Una de las principales es haber estado a punto de ahogarse, o observar películas u otro tipo de material con escenas trágicas al interior del agua. 

Por otro lado, el miedo también surge en una mente desinformada, por ejemplo, una persona que nunca aprendió a nadar es normal que le aterra la sola idea de sumergir los pies en el agua. 

No debemos subestimar lo que presencia otra persona, pues las emociones de esa experiencia quedan plasmadas en su vivencia o interacción con los estímulos. Afortunadamente, como todas las fobias, la talasofobia puede tratarse y curarse con ayuda psicológica. 

¿Cómo se detecta?

Principalmente, la talasofobia se detecta cuando una persona está cerca del océano o del mar. La sola idea de estar a pocos pasos del agua, provoca la necesidad de huir de manera automática, mantenerse lejos y en un lugar aparentemente más seguro.

Los síntomas físicos son taquicardia, sudores, temblores, escalofríos, pensamientos catastróficos, estrés y una gran sensación de estar expuesto a peligro.  También hay un efecto a nivel neurobiológico, ya que el estado de alerta activa el sistema nervioso simpático, poniendo a la persona lista para reaccionar ante la más mínima situación. 

Afortunadamente, y como mencionamos anteriormente, la talasofobia puede tratarse, incluso curarse con ayuda psicológica y terapia.
Así que no te rindas frente a ella, pues tiene una solución.

Foto de portada: Jeremy Bishop 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder