15 Feb ¿CÓMO TRATAMOS EL PROBLEMA DE LAS BOLSAS DE PLÁSTICO?

Cada europeo consume alrededor de 175 bolsas de plástico de un solo uso cada año. Sólo se usan unos minutos y luego se tiran, tardando cientos de años en desaparecer.

En España vamos despacio. Algunos países como Francia, Irlanda o Reino Unido ya están tomando medidas. Pero el foco ha de centrarse sobre todo en los productores. ¿Cómo está el problema de las bolsas de plástico en la actualidad?

 ¿Cómo es el mercado con el problema del plástico?

Nos encontramos a diario el problema de encontrar opciones reales en nuestro consumo para actuar correctamente.

Muchas veces es difícil encontrar productos sin packaging (empaquetar), también entre los productos ecológicos.

Vanessa, de Surfrider, lo tiene claro: «Los consumidores necesitamos otras opciones, por eso es importante la educación, pero la oferta es más importante. Como consumidores tenemos que exigir a los políticos y los productores un cambio. Necesitamos otros productos en el mercado.»

Hemos creado un sistema enfermo, en el que el agua embotellada nos parece mas saludable que la que sale del grifo. Dónde el agua de Catalunya se exporta a Francia y la francesa se trae a España, con los impactos que eso conlleva.

Los mercados nos han inculcado que el agua en botella es más sana que aquella que sale desde nuestros grifos.

Y eso que las administraciones gastan mucho dinero para tener agua sin ningún problema sanitario (otra cuestión es el sabor debido a menor o mayor presencia de metales pesados).

Muchas veces no somos conscientes que estamos soltando plástico en el mar ¡simplemente haciendo una lavadora!

Muchos productos de higiene y belleza contienen microplásticos como los exfoliantes o los dentríficos con microperlas.

Vanessa sentencia que «el envase más sostenible es el que no existe. Comprar sin envasar o usar vidrio, madera, algodón… Materiales no impactantes. Mejor conservación y reducen el impacto ambiental.»

¡Atención con el reciclado!

  • Los envases y bolsas biocompostables no son siempre sostenibles. Hay que ver de que material se trata porque suelen ser mezclas de polímetros plástico con otros materiales que se degradan más rápidamente.

Sobre estos productos no hay mucha información y en mucho casos es bastante confusa para un consumidor.

En general para que un producto sea realmente biocompostable debe de ser 100% natural.

  • Los productos y bolsas de plástico reciclado obviamente son positivos pero no son la solución y no se pueden considerar sostenibles con su posición intermedia.

Cuando se habla de productos con plástico reciclado, por cuestiones de producción los plásticos no son nunca 100% reciclables.

En una botella de plástico reciclado hay un 70-80% de plástico que se recicla y un 30-20% de polímeros que son plástico “nuevo”. Entre reciclar y reutilizar esta ultima opción es siempre la mejor.

Proyectos de ley y tasas a los consumidores

Se quiere llegar a 90 bolsas por persona al año para 2019, y a 40 para 2025. ¿Qué posibilidades hay de que estas cifras se cumplan? ¿Qué medidas se deberían tomar, o se están tomando, para conseguir este objetivo?

En España tenemos un retraso enorme en el ámbito de las bolsas de plástico de un solo uso.

El proyecto de ley a nivel nacional no ha sido todavía aprobado. Las competencias están a nivel regional y sólo Catalunya ha aprobado ya un impuesto para el consumo de las bolsas de plástico para incentivar la reducción. Baleares está en ello.

En Europa seguimos teniendo una situación caótica con varias propuestas y pocos recursos asociados.

La velocidad de los países en actuar es más lenta que la del consumidor, y más lenta que la necesidad urgente que hay.

Hacen falta recursos económicos y humanos para estas leyes. Pero lo que está demostrado es que se han reducido las bolsas en los países donde se ha aprobado unas tasas para el consumo o la prohibición de su uso.

Para Vanessa, de la conocida organización Surfrider en España, “la reducción en el consumo a través de los impuestos sobre el uso, no es la mejor solución. Es la prohibición la vía hacia el cambio real del sistema.

Con los impuestos enviamos un mensaje poco claro a la ciudadanía. Libra de la responsabilidad contaminante a los productores. Ellos siguen introduciendo en el mercado unos productos tóxicos para el ambiente.”

En los últimos años estamos viendo cambios, pero más lentos respecto la rapidez del aumento del impacto.

Estos días hemos despertado con la buena noticia de que la reina Isabel II de Inglaterra ha prohibido el uso de los productos de plástico de un solo uso (pajitas, vasos, cubiertos, platos, etc.).

En Francia desde este año habrá una reducción gradual de la introducción en el mercado los mismos productos.

En España vamos despacito, como dice la canción. Baleares, Navarra, Valencia y Cataluña plantean legislaciones bastante completas e innovadoras. Aunque las propuestas de ley siguen a la espera de la aprobación.

Productores vs. Políticos vs. Ciudadanos

Nuestro modelo de producción y consumo es aberrante.

Productores, legisladores y consumidores somos los tres grupos para el cambio del sistema de producción y consumo. Cada uno es responsable de una parte de la cadena y cada uno ha de actuar de consecuencia.

La voluntad política es necesaria y no siempre está presente. El mundo del plástico está asociado a las grandes empresas del petróleo donde hay muchos intereses y puertas giratorias.

 

Los consumidores vamos por delante de los otros dos grupos y debemos exigir medidas. El cambio en la industria es todavía muy lento.

Depende directamente de la demanda del consumidor y de las obligaciones que impone la administración.

Los mercados no son socialmente y ambientalmente correctos, siguen los intereses económicos.

 

El problema para que les salga barato es que no demandamos más otras opciones más sostenibles. Y, sobre todo, que un sistema productivo realmente sostenible tendría que incluir los costes ambientales en su análisis de costes-beneficios.

¿Qué puedes hacer tú?

Nos hemos acostumbrado a gestos cotidianos, a lo que nos han convencido que es la mejor opción. Hay que ser valientes para obtener un cambio real.

  • Busca materiales naturales alternativos. Bolsas de papel, cajas de madera o cartón… Cualquier opción natural es mejor que el plástico.
  • Entre comprar plástico reciclado o reutilizarlo, no lo dudes. Reutilizar es la mejor opción.
  • Motiva a los productores. Ellos generalmente sólo miran el dinero. Si compras otros productos que no sean plásticos, aumentarán la oferta y bajarán precios.
  • Fíjate siempre en los embalajes. Intenta comprar al peso, lleva tu propia bolsa de papel, o comparte la bolsa para frutas, verduras u hortalizas, por ejemplo.
  • Analiza las ‘nuevas modas’. Acciones como pasar de las vajillas de un sólo uso, o seguir haciéndote café en cafetera italiana y no con paquetes monodosis hacen más de lo que crees.
  • Exige medidas a las autoridades. Recogida de firmas, movilización social…
  • ¡Comparte el mensaje! La educación y concienciación ciudadana es fundamental.
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder