07 Jul Persiguiendo un sueño «Gauchos del mar»

Entrevista y texto  de María Basa | Foto: Isabella Veliz Vázquez y Gauchos del mar

“El surf nos hace compartir. En el mar somos todos iguales y así debería ser también fuera de él”.

 

Gauchos del mar,

 Julián y Joaquín Azulay son dos simpáticos hermanos argentinos, amables, dos humildes personas que, tras el éxito de su primera película, “Gauchos del mar”, disfrutaron unos días en Donostia- San Sebastián, donde presentaron, en el Surfilmfestibal 12, Festival de Cine de Surf, Música, Arte y Medio Ambiente de Donostia, su segundo largometraje “Tierra de Patagones”, película que va girando por toda Europa y que recién llegados de Chamonix, presentarán los próximos 8 y 11 de julio en Patagonia San Sebastián y en el International Surfilm Festival de Anglet.

“El surf nos hace compartir. En el mar somos todos iguales y así debería ser también fuera de él”.

Un estilo de vida que personalmente me apasiona así que, ansiosa por indagar en su aventura y querer saber más, entre baños, películas y cervezas, saqué mi pluma y mi tintero y aproveché para conocerles un poquito mejor.

Gauchos del mar

Me encanta vuestro nombre, Gauchos del mar, pero ¿qué es un gaucho?

Un gaucho en Argentina es el paisano que vive en el campo, el cowboy de Estados Unidos, o el casero del País Vasco. Es una persona sencilla que vive en el campo, trabaja con su ganado, con sus caballos, su perro y su mate (por supuesto el mate que no falte).

¿Por qué os llaman así?

Al comenzar nuestro primer viaje por el pacífico americano, creamos un blog (www.gauchosdelmar.blogspot.com), teníamos un nombre en inglés, nos inventamos un nombre propio, “surfing no se qué” (risas). Dos semanas después, ya en el viaje, Mateo que era un tipo muy creativo, un amigo de la comunidad surfista de Baja California que vivía en un pueblo muy pequeñito de pescadores, nos puso ese nombre, Gauchos del mar, porque somos argentinos, tomamos mate durante todo el día y pasamos mucho tiempo en el agua. Así nos veía y así nos quedamos. Lo bueno fue que nos lo pusieron de fuera, y nosotros así lo adoptamos.

 Bonita historia,e,indagando un poquito más… ¿quiénes son los hermanos Azulay?¿Quién es el mayor?

Julián: Yo. Tengo 28 años, soy arquitecto, y ahora realizador de documentales, cámara últimamente, de todo… (risas), pero estudié arquitectura en Buenos Aires, aunque ahora ésta se ha quedado un poquito de lado ya que nos estamos dedicando más al proyecto Gauchos del mar, viajando, surfeando, editando…

Joaquín: Yo tengo 26 años, estudié Administración de Empresas en la Universidad de Buenos Aires, ex jugador de fútbol profesional y comparto ahora con mi hermano el proyecto, en el que además de viajar y surfear, editamos los dos los vídeos.  Al principio nos ayudaban nuestros amigos que nos enseñaron muchísimo, pero para no molestarles, aprendimos, así que con tiempo, trabajo y dedicación, lo hacemos nosotros.

foto10

Qué maravilla de proyecto, viajar, surfear, grabar, editar, qué bien suena ¿Desde cuándo estáis involucrados en él?

Empezó con el primer viaje en el 2010, sin saber tan siquiera que era un proyecto, y de repente en el camino se fue convirtiendo en uno con la excusa del surf, pero tenemos fines sociales y ambientales, como compartir un sueño y empujar a la gente a que se anime a hacer lo que le gusta y creemos que con esfuerzo, lo va a poder lograr. Además, queremos transmitir un mensaje ambiental.  La naturaleza es un regalo, cura, refugia y te da de comer. Tenemos que mantener viva la conexión entre el ser humano y la naturaleza porque estaba antes de que llegáramos y va a seguir estando cuando nos marchemos. Viviendo de una  manera simple, puedes estar más cerca de ella, cuidarla y respetarla.

¿Cómo empezó todo?

Todo comenzó con el viaje a América.  Compramos unas cámaras una semana antes, concretamente una GoPro y una Handycam. No sumábamos ni 600 dólares entre las dos cámaras, teníamos un trípode medio destartalado que se nos rompió, más tarde, unos amigos nuestros nos regalaron otro en el viaje y con eso hicimos toda la película.

foto8

¿Qué idea teníais?

La idea fue ir grabando y después ver qué hacer con el material. A la vuelta del viaje decidiríamos qué hacer y “a una mala” nos quedaba un bonito recuerdo de nuestra aventura. Nuestro primer viaje fue América, bajamos EEUU, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica Colombia, Ecuador, las Galápagos, Perú, Chile y Argentina durante 403 días, 30. 000 kilómetros recorridos y 13 países explorados.

¿Cómo se vive en ese tipo de viajes?

Muy tranquilos, siempre tratamos de alejarnos de las ciudades, cuando llegamos a alguna intentamos esquivarla porque la gente siempre está más propensa a la inseguridad, a los robos,  siempre hay policía corrupta y si te ven con tablas de surf, con matrícula extranjera, eres una buena presa para ellos. Nunca tuvimos ningún susto importante pero policía corrupta hay en todos lados, cuando nos paraba la policía nos quedábamos sentados media hora en la furgoneta y les ofrecíamos camisetas para darles, no querían, se aburrían y nos dejaban marchar, así que con nosotros se les escapaba otra gente que estaban buscando, perdían clientes (risas).

Con vuestra primera película Gauchos del mar,  ganasteis  9 premios, ¿decidisteis así hacer la segunda, Tierra de Patagones?

Sí, nos apetecía ver qué había en nuestro país y en toda la región de la Patagonia. Buenos Aires está en la mitad del país, un poquito más arriba y tiene unos 3000 km hacia el sur, todo costa y no surfea  nadie, hay un par de pueblos en los que se surfea pero fuimos los primeros en surfear varias olas. Exploramos las costas patagónicas de Argentina y Chile.

¿Quiénes viajabais?

El primer viaje lo empezamos nosotros dos, pero siempre se iba uniendo gente, amigos que conocíamos en el camino, nos ayudaban a grabar, nos íbamos rotando, surfeábamos una hora y pico cada uno y nos grabábamos, nos ayudaban también a reducir los gastos de gasolina y comida.  El segundo viaje por la Patagonia lo empezamos con la novia de Julián y con un amigo que más tarde se marchó. Siempre venían a visitarnos amigos, al estar cerca de casa, bajaban a vernos una semana o más.

foto6

Algo que tienen en común las dos películas, además, es la presencia de vuestro padre. ¿Qué papel representa en ellas?

Es la voz de la experiencia. Representa la trayectoria, los años, la experiencia en el deporte. Hemos tenido la suerte de nacer en una familia con tradición y pasión por el surf.  Nuestro padre fue de los primeros en surfear en Argentina y fue quien nos enseñó a surfear, nos enseñó a relacionarnos con la naturaleza, de hecho en la película, aparecen nuestros padres surfeando.

¿Habéis recibido apoyo económico para vuestras películas?

Para la primera, nada, cero. Fue 100% autofinanciada. Lo hicimos todo nosotros y con los amigos que nos ayudaron. Fue un viaje de bajo presupuesto interactuando con los locales y la cultura americana. Cuesta mucho tiempo hacer una película, al final terminamos haciendo cámara, edición, color, dirección, estabilización de imagen, subtítulos en 3 idiomas, producción, el arte del DVD, todo… hay gente que nos dice que qué suerte tenemos de estar todo el día viajando, pero la realidad es que cuando no estamos viajando, estamos 15 horas al día pegados al ordenador, como cualquier otra persona.

Una vez que la primera película fue premiada, ¿surgió algún patrocinador?

Sí, en Argentina cuesta mucho “el tema de las marcas” y fuimos rotando, para la segunda película conseguimos que Ford nos diera una furgoneta y les hicimos unos videos que eran exclusivos para ellos, cortitos, que no tenían nada que ver con el documental y en base a eso nos dieron un dinero y con eso pagamos gran parte del viaje. Patagonia nos dio los trajes y ahora estamos haciendo la gira con ellos.  Estamos muy contentos. El estreno mundial comenzó en Argentina y más tarde Newport Beach en California, San Diego, Donostia- San Sebastián, Barcelona, Montpellier, Roma, Chamonix, Bordeaux, Anglet y Alemania.

¿Qué respuesta os está dando el público que ve vuestras películas?

Muy buena. En Newport Beach, en California, alucinamos. Al acabar la película todos se nos acercaban felices, aplaudían sin parar, en el coloquio nos hicieron muchísimas preguntas, la gente  estaba muy interesada, el 80% de personas que estaba en la sala nunca había surfeado,  había gente mayor, de todas las edades, y nos dimos cuenta entonces que nuestras películas son algo más que surf.

Me imagino que será imposible elegir un lugar concreto y una ola exacta entre todos los que  habéis descubierto, pero me quiero ir de viaje a surfear y como nieta de familia argentina, me gustaría ir por esos lares, ¿qué lugar me recomendaríais?

La verdad que toda la costa patagónica no dejó de sorprendernos nunca. Es muy difícil elegir un lugar, pero algo que nos quedó en la cabeza dando vueltas fue Tierra del Fuego, debido a la belleza de la isla, su clima impredecible y el potencial enorme de olas por descubrir..

DCIM101GOPRO

Vuestro próximo proyecto es viajar por Africa, ¿Tenéis ya algo en mente?

Por el momento África es nuestro próximo viaje largo y nuestra inquietud por conocerla es muy grande.  Aún no hemos empezado a planearlo pero en cuanto terminemos con la etapa de Tierra de Patagones comenzaremos a hacerlo para poder arrancar en 2015.

 

 

 

Película  – http://vimeo.com/ondemand/gauchosdelmar

Web – http://www.gauchosdelmar.com

Facebook – http://www.facebook.com/gauchosdelmar

twitter / instagram – @gauchosdelmar

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder