12 Ago PEDRO TEMBOURY, DIRECTOR DE SHREDDING MONSTERS: MAVERICKS

Pedro Temboury nace en Málaga en 1971, y sus inicios estuvieron marcados por el planking y después por el surf, fabricando sus propias tablas. Pero su pasión por el cine fue también muy precoz.

Pedro cuenta con una gran influencia del cine de Serie B de los años 50, del rock&roll de la época… Su padre fue el que le aficionó a este tipo de cine, que después marcaría su vida. Ahora, nos presenta su última película, Shredding Monsters: Maveriks, que aúna sus dos grandes pasiones: dirigir y el surf. 

Foto: Courtesy of Olympic Channel

Los inicios

Pedro es muy conocido en nuestra comunidad sobre todo por dos de sus películas: ‘La primera ola’, y ‘Monopatín’, un documental sobre el mundo del skate en España. Ambas obras son consideradas de culto para sus respectivos deportes.

Su trabajo comenzó como ayudante de dirección de Jesús Franco, aclamado director del género de terror en España de los años 70. Además del género de terror, tenía especial predilección por el cine de vampiros y por incluir la temática sexual en muchas de sus 200 películas.

Trailer Kárate a muerte en Torremolinos from Pedro Temboury on Vimeo.

Jesús Franco además fue cuñado del filósofo Julián Marías, por parte de su hermana Dolores Franco, tío del escritor Javier Marías, del economista y crítico de cine Miguel Marías, del historiador del arte Fernando Marías Franco y del también director de cine Ricardo Franco. Toda una vida ligada a un entorno intelectual. 

Así, Pedro ha vivido muy de cerca el trabajo de Jesús Franco, y esto también ha marcado de alguna manera toda su carrera. En Sufer Rule queríamos charlar con él para que nos hablase un poco de su trayectoria y de su última película.

SR: Nacido en Málaga en 1971. ¿De dónde nace el germen de Pedro Temboury, con pasiones tan dispares como el cine de serie B y los deportes de deslazamiento, como el surf y el skate?

Pues empezó como todo lo bueno, en la adolescencia, un amigo nos habló del surf y en menos que canta un gallo ya estábamos haciéndonos unas rudimentarias tablas y empezando a surfear. Era por el año 87. Respecto a la serie B siempre me han encantado esas películas sin complejos, divertidas y gamberras… como la adolescencia.

SR: ¿Qué tienen estos dos mundos aparentemente tan dispares en común y que te atrajeron?

Lo que más me atrajo de ambos mundos es que son divertidos, el surf es divertido, las pelis de monstruos con chicas en bikini también. Siempre he buscado la diversión, por lo que cuando empecé a hacer cortos lo primero que quería era homenajear a mis influencias y de paso divertirme con los amigos haciendo gamberradas en celuloide.

Shredding Monsters Mavericks. Foto: Courtesy of Olympic Channel

SR: ¿Cómo fue trabajar para una figura de tanto calado como Jesús Franco? ¿Qué legado te dejó en el plano profesional? ¿Y en el personal?

Jesús Franco es Dios, un tío que fue siempre fiel a su manera de hacer cine desde el comienzo al fin de sus días. Profesionalmente le debo todo, el perder el miedo a hacer una peli con cuatro duros, a ser fiel a ti mismo… a buscar temáticas que te diviertan y pensar en nuestro oficio no sólo como una manera de hacer dinero sino de expresarte para el resto del mundo. Personalmente fue una experiencia increíble, para mí y para mis amigos de Málaga, pasamos de hacer cortos a rodar con el maestro de la serie B, y de paso, ganarnos nuestro primer sueldo en el audiovisual… fue el primer momento en el que piensas que eso de hacer cine que tanto te divierte, se podía convertir en una profesión.

SR: ¿Cuál ha sido la evolución de tu cine y que aspectos confeccionan el ADN de tus películas y documentales y son inamovibles a lo largo del tiempo?

La búsqueda de la diversión, pasártelo bien, hacer algo y que la gente lo disfrute… También tienen un nexo en común y es que siempre hay adolescentes de por medio, esa etapa vital siempre me ha interesado mucho.

SR: ¿Cómo se pasa de rodar películas de serie B, basadas principalmente en ficción, a documentales? ¿Qué te empujó?

Después de “Ellos robaron la picha de Hitler” me costó mucho hacer una tercera peli, era el momento más duro de la crisis y las productoras no estaban para historias de monstruos marinos y surferos católicos… En esos momentos volví a practicar surf y skate, me dio otra vez fuerte el engorile y un día patinando pensé en hacer un docu de los inicios del skate y gracias a mi socio Alfredo de 40sk8 pudimos hacerlo, la Primera Ola fue después. Gracias a estos docus Olympic Channel me contrató y empecé a proponer contenidos de surf y de skate ahora que se ha hecho olímpicos.

SR: ¿Cómo surgió la idea de rodar Shredding Monsters? ¿Qué buscabas transmitir con este nuevo proyecto?

Propuse en Olympic Channel hacer algo en Nazaré, El canal está en Madrid y era una oportunidad de hacer algo potente de surf, que no pillara lejos y no saliera muy caro. A Jonathan Taylor, compañero del canal, le encantó la idea y empezamos a trabajar juntos la idea.

El contacto con Garrett McNmara estaba ya hecho y le propusimos grabar una sesión de surf en Nazaré desde los ojos del surfer: como se preparan, que pasa por su cabeza… queríamos filmar de una nueva manera el surf, desde dentro. Buscando mostrar a los surfers en su salsa y sin filtros.

SR: ¿Por qué Garrett McNamara? ¿Por qué Mavericks?

Pues porque Garrett es uno de los tamañeros más interesantes y mediáticos y aparte fue el descubridor del potencial de la ola de Nazaré, por que es accesible, agradable de trabajar con él y se volcó con el proyecto. Bueno, elegimos para esta segunda parte a Mavericks por que Garrett sufrió una caída muy fuerte allí que casi le retira del surf y queríamos grabar su vuelta a la ola que casi le retira, a enfrentarse a sus miedos, a intentar domar al monstruo que casi termina con él…

SR: ¿Cómo ha sido adentrarse en las entrañas de una de las olas más peligrosas del mundo y sus protagonistas, Garret, Hugo Vao, Jamie Mitchell, Alessandro Marciano, Emily Erickson y la joven promesa de 16 años, Luca Padua?

Alucinante, es una maravilla poder trabajar y conocer a estos surfers. Me considero muy afortunado por poder trabajar con estos surfers a los que admiro tanto.

Rider: Jamie Mitchell. Fotos: Courtesy of Olympic Channel

SR: ¿Quién te ha impresionado más de todos ellos y por qué?

Quizá Hugo Vau, un espíritu libre, un hombre de mar indómito como pocos… una reencarnación punk de Miki Dora con olas gigantes de por medio. Para la segunda parte de Shredding Monsters: Mavericks no pudo venir por que estaba en Nazaré esperando a un maretón.

SR: ¿Qué pueden ver y sentir todos aquellos que vean el documental?

Hemos intentado que sientan y vean una sesión de surf como nunca…

SR: ¿Qué ha supuesto para ti personalmente? ¿Qué te llevas?

Para mí supone grabar como siempre he querido, con medios y con un equipo estupendo. La edición, el sonido o la fotografía. Un verdadero placer trabajar así..

Garrett, Jamie, Aaron, Emily, Alessandro. Fotos: Courtesy of Olympic Channel

SR: ¿Tienes ya un futuro proyecto en mente?

Si claro, mi mente no para!! Pero no me gusta hablar de ello no vaya a ser que se tuerza.

Fue la crisis la que obligó a Pedro a cambiar la serie B por el realismo de los documentales. No sabemos si pronto podremos volver a divertirnos y disfrutar de nuevos títulos de serie B, pero lo que sí tenemos ahora es, de nuevo, un documental que sí trata sobre ‘monstruos marinos’ y… ¿surferos católicos?

Puedes ver su última película en este enlace: https://www.olympicchannel.com/en/features/shredding-monsters-mavericks/

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder