12 Ene UN PASEO POR LA PLAYA: CREANDO ARTE CON DESECHOS

«El futuro no es un lugar incierto al que llegaremos mañana, el futuro es el lugar que estamos creando hoy». Esta cita del teórico estadounidense John H. Schaar recoge a la perfección la esencia de la iniciativa Un paseo por la playa, un proyecto colectivo creativo dedicado a documentar la plaga de plástico y basura en las playas, impulsado por el editor, fotógrafo y publicista residente en Tarifa, Íñigo Asís.

La idea consiste en que todo el que quiera –el proyecto está abierto a todo el mundo– dé un paseo por la playa o por las proximidades de un río, recoja en una bolsa los pedazos de basura que encuentre y, con ellos, cree formas creativas, haga una fotografía del resultado y la publique en el grupo de Facebook que el fotógrafo ha habilitado. El próximo verano, Íñigo hará una exposición con las fotos recopiladas.

La finalidad de este proceso con “instrucciones específicas, pero muy abierto” es múltiple y combina conciencia ecológica con arte: “Un paseo por la playa tiene varios objetivos. A un nivel personal, incentivar la creatividad. A un nivel artístico, hacer una exposición con el trabajo de gente sin que sean, necesariamente, artistas. Y, a un nivel ecológico, dar a conocer y concienciar sobre el problema [de la basura en las playas]. Este proyecto tiene varios niveles de comprensión y, por eso, creo que ha tenido tanto éxito”, nos explica su fundador.

cavallet_8-min

Fotografía de Maria Sejas. Playa Es Cavallet (Parque Natural de Ses Salines, Ibiza). Paseo realizado el 2/11/16, con una duración y distancia de 45 minutos y 900 metros.

Desde que el proyecto se iniciase en septiembre, son muchas las fotografías que han llegado a Un paseo por la playa y su procedencia es tan diversa como enriquecedora: “Tenemos cubiertos todos los continentes menos África. En Sudamérica tenemos cosas de México, Chile, de Uruguay…; en Europa hay fotos de Holanda y de España, sobre todo, ya que se empezó aquí y el idioma también determina donde se difunde. Pero tenemos también cosas en Asia, de Bali, Singapur… Por desgracia, de África aún no tenemos nada, todavía”, se lamenta.

Uno de los aspectos artísticos más interesantes de esta iniciativa, que nació de un paseo por la playa de Íñigo con su mujer, es la colectividad “anónima” del mismo, como nos revela: “Normalmente, los proyectos creativos tienen asociados un valor de ego. El quién está detrás del proyecto, el esto es mío, esto lo he hecho yo. Pero, en este caso, es todo lo contrario. No importa realmente quién haga la foto […]. Me parece muy bonito porque ni yo me considero propietario del proyecto porque lo haya creado yo, ni me considero el único que puede hacer esta exposición. Me gustaría que, después de hacer la primera exposición, el proyecto continúe y haya más gente en distintas partes del mundo. Es un proyecto que va creciendo a medida que más gente va colaborando”.

Por su parte, la vertiente concienciadora de Un paseo por la playa busca “acercar la basura a la gente y la gente a la basura” para que así seamos capaces de comprender el gravísimo problema que supone: “Tratamos la basura con desprecio. A menudo pensamos que son otros los que ensucian, que son otros lo que deberían limpiar pero no limpian, que son otros los guarros. Pero tenemos que empezar a darnos cuenta de que para solucionar este problema debemos eliminar el rechazo que sentimos hacia ella. Tenemos que darnos cuenta de que la basura es un problema común de todos, que más allá de quién haya tirado, no haya recogido, fabricado, comprado o mal gestionado su procesamiento, el problema es de todos y todos somos parte de la solución. Solo entonces podremos empezar a pensar cómo resolver el problema”.

Por ello, el proyecto pretende “que nos familiaricemos con la basura, que la miremos a la cara, que la toquemos y juguemos con ella”, al mismo tiempo que desarrollamos nuestra creatividad “transformando lo feo en bello”. Íñigo insiste en la necesidad de conocer la basura para poder empezar a buscar soluciones: “Tenemos que conocerla y no tenerla miedo, ni asco. Solo entonces podremos empezar a entenderla y a comprender el problema”.

isla_lobos_1-min

Fotografía de Mario Entero. Playa de Isla de Lobos (Fuerteventura). Paseo realizado el 25/9/16.

Acerca de la exposición, que tendrá lugar el próximo verano, Íñigo nos confiesa que su idea es que sea abierta en un espacio público, lo más acorde con la filosofía de Un paseo por la playa: “Lo que más me gustaría es que fuera en un sitio público. Si esto se hace en una galería de arte, en un restaurante o en cualquier sitio donde haya una afluencia de gente más limitada, de alguna manera contrarrestaría un poco la función del proyecto. Por ello, querría hacerla en un sitio público, en la calle. Para que cuando la gente pasee se encuentre de forma inesperada con esto”.

Y, aunque aún quedan muchos meses y todo por cerrar, Íñigo ya imagina el resultado en un espacio de lo más simbólico: “A mí me encantaría hacerlo aquí, en Tarifa. Hay un paseo marítimo con una pared, justo en frente de la playa de Los Lances –que es un paraje natural, aunque cada vez tiene menos de natural y de paraje–. Las pondría en esa pared, como si fuesen carteles de un concierto o de publicidad. Así, si dejas a tu espalda la playa, estarías viendo la basura de todas partes del mundo y, si te das la vuelta, verías la playa. De alguna manera, eso se va a recordar. Yo espero que menos gente ensucie la playa, ya no que se pongan a limpiarla, pero que, al menos, la ensucien menos”.

Texto elaborado por Raquel Maluenda. Imagen principal de Íñigo Asís en Zahara de los Atunes (Cádiz) tomada en un paseo del 28/09/16 con una duración y distancia de 10 minutos y 100 metros.

Si quieres formar parte de Un paseo por la playa, estas son las instrucciones que debes seguir:

bossa_5

Fotografía de Maria Sejas. Playa D’En Bossa (Ibiza). Paseo realizado el 10/11/16, con una duración y distancia de 25 minutos y 450 metros.

1.- Regálate un paseo por la playa (o río). Mete en una bolsa los pedacitos de basura dispersada que te vayas encontrando.

2.- Haz una foto genérica de la playa para mostrar la belleza del entorno.

3.- Vacía el contenido de la bolsa en el suelo.

4.- Ordena el contenido de la bolsa experimentando con tu creatividad.

5.- Haz una foto del resultado colocando la cámara directamente encima de la composición, presentando lo que has encontrado como si fueras un médico forense o un antropólogo.

6.- Vuelve a meter la basura en la bolsa y tírala a un cubo de basura.

7.- Publica la foto en nuestra página de Facebook con la fecha, duración del recorrido, distancia recorrida, nombre de la playa y lugar donde se encuentra esa playa.

Anímate y participa. Date un paseo por la playa y ayuda a conocer el gravísimo problema de la basura.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder