Otto Flores

02 Ene OTTO FLORES Y LA SEGURIDAD EN OLAS GRANDES

Recientemente Patagonia estrenó mundialmente el documental «Connected By Water», acerca de la historia del Big Wave Risk Assessment Group (BWRAG), el programa de seguridad y rescate en olas grandes trascendental en la historia del surf.

Este programa nació tras la muerte de Sion Milosky en Mavericks, en el 2011, con un primer seminario abierto en el Turtle Bay Resort en la Costa Norte (2012), expandiéndose desde RCP a Primeros Auxilios, herramientas de rescate acuático y más.

En el marco del lanzamiento del documental, en Surfer Rule hemos conversado con el puertorriqueño Otto Flores, quien es padre de dos niños, ambientalista y uno de los surfistas más destacados de la escena latinoamericana.

Desde hace varios años, Otto ha estado trabajando y participando con BWRAG; sus esfuerzos consiguieron llevar el programa a Puerto Rico, y también ha contribuido a difundir en distintos lugares la relevancia de la seguridad en el agua y de la importancia de tener un deporte más seguro.

Otto Flores
Otto Flores
SR: ¿Cómo y desde qué lugar nació B.R.W.A.G?

OF: El movimiento B.R.W.A.G empezó en el 2011, después de la muerte de Sion Milosky en Mavericks, un grupo de surfers liderados por Kohl Christensen y Danilo Couto se reunieron en el granero de Kohl en la Costa Norte de Oahu para un entrenamiento en RCP dictado por una veterana enfermera de urgencias. Esa fue la primera reunión no oficias del Big Wave Risk Assessment Group (BWRAG).

Al año siguiente, el BWRAG llevó a cabo su primer seminario abierto en el Turtle Bay Resort en la Costa Norte, expandiendo sus clases desde RCP a Primeros Auxilios, herramientas para rescate en olas grandes y más.

Un par de años más tarde, el veterano salvavidas hawaiano, surfista y experto en seguridad marina, Brian Keaulana, se unió al BWRAG tras la invitación de Kohl y Danilo, incorporando décadas de experiencia en manejo de riesgos

SR: ¿Cómo llegó Otto Flores al movimiento?

OF: Yo me envolví con ellos por la muerte de Sion, a quien yo admiraba muchísimo, porque en mis años tempranos tuve una obsesión con Pipeline y él era uno de los que yo solía ver.

Después de su muerte, veía loco lo que pasa en mi isla, Puerto Rico, donde no hay delegación de salvavidas, entonces aproveché mis conexiones con Patagonia y traté de conseguir el entrenamiento. Fui a Hawái, tomé el curso durante un año. Después empezó a abrirse la conversación para traerlo a Puerto Rico y a otros lugares en Latinoamérica, esto con el apoyo de otros surfistas como Miguel Villarán y Ramón Navarro.

Lo que hemos identificado es que la comunidad surfista en Puerto Rico vela por sí misma, quienes que han ido a este curso se reconocen en el agua y saben que hay estos conocimientos ante cualquier situación. Una parte muy importante de lo que se aprende en B.R.W.A.G es que aparte de tener el conocimiento, es necesario rodearse de gente que también lo tiene, uno nunca sabe cuándo le va a pasar a uno.

La comunidad de olas grandes de Latinoamérica cogió esto en serio y gracias a las conexiones que existe entre los surfistas de olas grandes, y también los vínculos de Patagonia se hizo posible que estos eventos se llevarán a cabo en Chile, en Perú y Dios quiera que podamos regarlos un poquito más por Latinoamérica.

SR :¿Qué aporta el programa a la comunidad surfista en Puerto Rico?

OF: La visión de BWRAG es sencilla. Yo siento que en Puerto Rico no hay una responsabilidad gubernamental o una responsabilidad social en la seguridad en el agua, no hay un plan de rescate estipulado, no hay planes de manejo responsables que puedan ayudar a salvar vidas, especialmente las de nuestra comunidad de surfing. Entonces, veo al programa como una oportunidad muy interesante que cubre mucho de esas lagunas que hay en Puerto Rico.

Es un plan inmediato qué concientiza a la comunidad como tal y les da el poder de responder y no esperar a una organización gubernamental o a todas estas delegaciones que desafortunadamente no son existentes en todas las playas de Puerto Rico. También creo que tampoco son salarios viables para gente que pueda dedicarse 100% a esas cosas. BWRAG ofrece una plataforma o un inicio accesible a los individuos que quieran hacerlo como tal.

SR: ¿Y desde un punto de vista personal, ¿qué es lo que a ti te ha aportado estar ahí?

OF: Yo soy padre, tengo dos hijos, uno de 9 años y otro de 5, hacemos muchas cosas juntos , incluso nadar en el océano conmigo en el océano. Entiendo que la educación, especialmente en la juventud, es bien importante y hacer parte de esto me llena muchísimo porque entiendo que todos nosotros vamos a dejar un legado y me importa dejar uno con el que me identifique tanto.

El océano no te paga con dinero, pero te paga con muchísimas otras cosas. Respetar el mar y darle el amor que se merece, es lo que me lleva a mí hacer estas cosas, ser activista,

 manejar u operar estos seminarios para divulgar la información en nuestra comunidad. Y definitivamente puedes dejar un legado a algo que es tan importante para nosotros, que puede ser una de esas semillitas, un de esas inspiraciones que nos llevan a hacer estas cositas.

SR: Rescate frente a responsabilidad, ¿qué es lo más importante en eso de la formación para el rescate? Y también ¿En qué parte esa responsabilidad?

OF: Cuando tú aprendes esto indirectamente estás adquiriendo una responsabilidad, te conviertes en un líder en tu comunidad, y la responsabilidad está en que cuando algo esté pasando tú tienes las herramientas para hacer algo. Obviamente la seguridad cae entorno a eso.

El fundamento de BWRAG empieza porque estamos practicando las cosas, y hablo en plural porque entiendo que todos en algún punto hemos hecho estupideces que nos han salido bien. Entonces es identificar estas cosas que nosotros hacíamos un poquito sueltas y monitorearlas mejor porque desafortunadamente por más preparado que uno esté, estas cosas todavía pasan, la intención es minimizar o reducir el riesgo.

SR: Tu adiccion al terror, me hace preguntarme si el terror tiene como contraposición la violencia, y como ambos, terror y violencia, están implícitos en las olas grandes

OF: La analogía está muy interesante, entiendo que es algo un poquito más allá de BWRAG y es cómo manejar la situación qué estamos enfrentando hoy día. Voy a hablar por mí, en una situación más grande siempre he tenido miedo, pero también he tenido adicción a esa adrenalina, entonces hay una mezcla.

¿Cómo uno puede trabajar con esa, no diría presión, pero con esa situación? Es una enseñanza de día a día que debes practicar, como todo.  Desde mantener la calma en una pandemia a escuchar un podcast o aprender algo son todas cosas que van a afilar esta nota, en lo que se está convirtiendo en lo que llaman lo que llaman el nuevo normal.

Entonces, mientras más preparados, menos nos vamos a sorprender, en los últimos años de mi vida he sobrevivido a catástrofes naturales y de otro tipo, me he dado cuenta de lo importante que es estar preparado para enfrentar el durante y después de estas situaciones. Preparándose es como uno puede lidiar con todo lo que ocurre, ya sea terror o no.

SR: ¿Crees que el programa va a ayudar a más deportistas no solo en la seguridad, sino que también en el desarrollo personal?  

OF: Obviamente alguien que se lanza al agua toma una decisión y al tener todos estos conocimientos, los va a ayudar a reaccionar cuando ellos se enfrenten a una situación problema. Pero vuelvo y te repito, y recalco lo que dije antes, no es que por estas herramientas uno pueda correr olas grandes, no es por estas enseñanzas que uno pueda remar una ola de magnitud, eso viene personal de uno y uno debe conocer sus límites, y eso es algo que se enseña. Hay una doctrina bien grande que nosotros hablamos en el curso, esto corresponde no solamente a los surfistas de olas grandes, pero en todos los entornos del océano, entonces si tú eres un surfista que ves una ola de 1 metro 2 metros grandes, eso te va a preparar a tu enfrentar, a tu límite de manera responsable, BWRAG se ha convertido en una modalidad o un curso que llega mucho más allá a lo que son surfistas de olas grandes.      

SR: ¿Cómo es la experiencia de estar con Patagonia, una marca que apoya los proyectos importantes para ti?

OF: Cuando Patagonia se asocia con un embajador, global o regional, es totalmente relevante a activismo, a fuerzas comunitarias además de lo que es el surf.

En mí caso, el océano me ha dado tanto que es mi deber protegerlo; esto ha evolucionado mi carrera para convertirme en un surfista que también utiliza su carrera como micrófono para hablar de temas más sensibles y súper importantes. La simple razón de que si no hacemos algo las que van a sufrir son las generaciones futuras porque los cambios climáticos y la evolución de los ecosistemas la estamos viendo presente todos los días, y más rápido que nunca.

Veo una responsabilidad y entiendo que el perfil de un embajador de Patagonia, especialmente los embajadores globales, es para evolucionar y ser activistas o líderes en sus comunidades y muchas cosas más allá de lo que representa el mar o como surfista.



*Desde Surfer Rule queremos agradecerle a Otto Flores y al equipo de Patagonia por esta entrevista*



info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

Tags:
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder