09 Sep NO DEJES QUE LA ANSIEDAD PARALICE TU VIDA

El surf nos permite evadirnos. En general en el agua no pensamos en nuestros problemas, estamos en un estado mental de calma y sólo nos preocupa surfear la próxima ola que venga.

Pero, muchas veces fuera del agua los problemas nos vuelven a la cabeza. Volvemos a pensar en ellos hasta el punto de que muchas personas tienen lo que llamamos ansiedad y que es algo común en los tiempos en los que vivimos.

Recuerda siempre que la ansiedad en un grado moderado puede ser muy beneficiosa y adaptativa. Es una respuesta normal que nos ha ayudado a evolucionar como especie.

Vivimos en una sociedad que se hace cada día más compleja y que nos exige cada vez más. Las equivocaciones pueden ser muy perjudiciales y pueden ponernos en peligro de alguna forma, ya sea real o percibida. La preocupación de estar expuestos a situaciones que pueden dañarnos y que no podemos evitar son la semilla del estrés y la ansiedad.  La ansiedad se hace algo habitual para muchas personas y deja de ser una sensación adaptativa para convertirse en patológica.

La ansiedad es la característica mental más destacada de la civilización occidental.

R. R. Willoughby.

Origen de la ansiedad

El ser humano nace con seis emociones básicas. Son innatas y las experimentamos todos sin excepción y sin apenas variaciones. Son adaptativas y muy beneficiosas para nuestra evolución como especie.

Hablamos de: alegría, sorpresa, enfado, tristeza, asco y miedo.  Esta última, el miedo, cumple una función muy importante que nos suele conducir hacia la evitación. Lo que tememos solemos evitarlo y eso nos puede salvar la vida.

El miedo nos advierte de un potencial peligro y nuestro cuerpo se estresa, preparándose para afrontar el peligro o para salir corriendo. Pero el problema reside cuando mantenemos la sensación de miedo y la alimentamos con pensamientos cuando ya no hay un peligro real. El resultado de esta ecuación es la sensación de ansiedad.

Miedo + pensamiento de preocupación + tiempo = ansiedad

Ansiedad como problema

Cuando la ansiedad se convierte en un problema es cuando se produce un “exceso“. Exceso de anticipación en los acontecimientos, de preocupación por el futuro, exceso de control… Y este exceso te paraliza, detiene tu vida y los síntomas físicos se hacen habituales. Este permanente estado de angustia, de agobio, se hacen tan intensos que detienes tu vida por la ansiedad. Cuando interiormente estás siempre en tensión dando excesiva atención a detalles “sin importancia”. Es entonces cuando puede ser adecuado buscar ayuda profesional.

La ansiedad se puede producir por la anticipación de un peligro real o imaginario. Es fácil comprender entonces como la persona se puede sentir aislada del mundo e incomprendida en su malestar. Se puede producir un aislamiento de su entorno y seres queridos que rebaja mucho su calidad de vida. En este momento se puede sentir rechazada por las demás personas.

La ansiedad: una dolencia difícil. El paciente cree tener por dentro algo parecido a una espina, algo que le pincha las vísceras, y las náuseas lo atormentan.

Hipócrates.

Estrategias para mejorar la ansiedad

–        Expresa cómo te sientes, es muy beneficioso expresar tus sensaciones. Pero no sobrecargues a los demás. Ser asertivo rebaja mucho la presión interior.

–        Cultiva el sentido del humor y ríete tan amenudo como puedas. La risa es muy beneficiosa tanto física como psicológicamente.

–        Comprende que no hay atajos rápidos para evitar la ansiedad. Superar la ansiedad es un proceso y requiere su tiempo. No caigas en la trampa de consumir alcohol, drogas o fumar para evitarla.

–        Aliméntate bien: cuida tu salud y evita excesos. Existen alimentos con los que tendrás precaución como el azúcar blanca, el café, el te negro…

–        No intentes evitar la ansiedad, procura afrontarla.

–        Queda con amigos y disfruta de ellos.

–        Tu puedes lograr superar la ansiedad, no te quepa la menor duda. Aprovecha esta oportunidad para introducir cambios en tu vida y logra salir más fuerte  y más capaz.

–        Dar excesiva importancia a lo que dicen los demás de nosotros  no trae nada bueno. Aprende a confiar en ti y en tu criterio.

Los buenos luchadores de antaño primero se ponen bajo la posibilidad de ser derrotados y entonces esperan a una oportunidad para derrotar al enemigo.

Sun Tzu

Tú puedes, bien sea en el agua con olas grandes, en un campeonato, o fuera del agua… encuentra tu valentía y afronta las situaciones con paciencia.

Miguel Ángel Cueto Liaño.

Psicólogo Clínico – Hipnosis

www.miguelangelcueto.com
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder