22 Ene SUEÑOS HECHOS DE SURF

Texto : Claudia V. Ibáñez Moreno.

Al noroeste colombiano se encuentra el departamento del Chocó, es el único que recibe en sus costas al océano Pacífico y al océano Atlántico. El Chocó es sinónimo de aventura y naturaleza preparado para ser descubierto. Montañas repletas de todo tipo de ríos y humedales rodeados por una amplia vegetación  caracterizada por su exotismo. La fauna brilla por su diversidad: monos, águilas, zorros y reptiles son algunos de los animales que se encuentran, aunque se pueden ver muchísimos más.

Mapa_de_Choco

Termales, es una población apartada en el Chocó que se ubica en las costa de Nuquí. Allí las comodidades son casi un mito, una historia que a ciencia cierta sus habitantes no saben si son posibles. A esta zona sólo se puede llegar en lancha, o arriesgando la vida recorriendo la selva. En las casas no se encuentra luz ni agua potable. Además, para los niños, la escuela más cercana queda a 45 minutos caminando, y se ven obligados a recorrer pantanos y senderos que conocen de memoria pero, aun así, no dejan de representar peligro.

eln

Vecinos  de Termales  caminando por sus calles.

La falta de recursos puso a prueba la creatividad de los niños de Termales para poder divertirse. Sin permiso de sus padres y con toda la prudencia posible, tomaban las tablas que sostenían sus camas para irse a jugar al mar. El juego fue inventado por ellos y consistía en entrar al agua sobre la tabla y ver hacia donde los empujaban las olas. En ese entonces, no sabían que lo que estaban haciendo era un indicio para surfear, desconocían lo qué era el surf y también que este deporte permite a hombres y mujeres viajar por el mundo mientras lo practican.

 

Ryan Butta fundador de la fundación Buen Punto

Ryan Butta fundador de la fundación Buen Punto

Un día el juego de los niños de Termales cambió para siempre. Ryan Butta es un australiano apasionado por los viajes y por el surf. Hace unos cuatro años se encontraba recorriendo américa del sur en busca de buenas olas en  spots desconocidos. Su espíritu aventurero lo llevó a uno de los lugares más alejados de Colombia para terminar encontrándose con los niños de las tablas. Le sorprendió el hecho de que nadie conocía a ciencia cierta que era el  surf  pero, a la vez, lo practicaban con un entusiasmo envidiable. Por eso decidió hacer algo. Logro mover contactos y dinero para así  donar a nombre de su Fundación Buen Punto, las primeras cinco tablas de surf originales que se vieron en Termales.

IMAGEN-16094735-2

Foto  Tatiana Pardo ulisa@eltiempo.com

Junto a Ryan empezó a trabajar Néstor Tello, residente de Termales, que aceptó la responsabilidad de ser el instructor de surf para los niños. Esas cinco tablas fueron el primer cambio en la vida de esos niños. Ya no querían jugar más, empezaron a ver el surf como algo muy serio y a soñar en convertirse en verdaderos surfistas.  Tal acogida llevó a la creación del Club de Surf del Chocó.

Niños con Nestor Tello

Niños con Nestor Tello

A este Club de Surf no puede entrar cualquiera, pero todos son bienvenidos, sólo tienen que estar dispuestos a seguir las reglas impuestas por Néstor: no maltratar física o verbalmente a otros miembros del club, no estar fuera de sus casas después de las 8 de la noche, asistir a la escuela y además mantener buenas calificaciones son algunos de los requisitos más importantes para mantenerse dentro del Club. Tener o no talento para las olas no es relevante, eso se puede trabajar con la práctica, lo primordial es mantener protegidos a los niños. La crisis social de Termales hace de los niños un blanco fácil para caer en el camino de las drogas y la violencia, por eso Néstor quiere proteger a sus niños, encaminándolos a soñar en convertirse en futuros hombres y mujeres de bien, apasionados por el deporte.

12088337_188354054831144_2705621486684140052_n

El Club hoy en día cuenta con 140 miembros cuyas edades van desde los seis hasta los quince años. Todos cuentan con sus tablas profesionales y también con un traje que protege sus pieles cada vez que se lanzan a ripear olas. La seriedad del club es tan grande que varios de los niños viajaron a Australia para recibir clases de primera mano con riders expertos. Para ellos fue una experiencia alucinante, lo que alguna vez les habían dicho sobre viajar y hacer surf al mismo tiempo era cierto, y lo comprobaron con sus propios ojos. Ese intercambio cultural fue concebido gracias al Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, que es liderado por la cancillería colombiana para así prevenir, mediante el acercamiento al deporte, que los menores se integren en grupos vinculados con la delincuencia.

1926839_553544438094609_5153244471279419960_n

Once niños del Club de Surf del Chocó en viaje de surf a Australia.

El Club de Surf del Chocó es solo una pequeña muestra del carácter que característico de los colombianos: no importa las adversidades siempre van a encontrar una manera de superarlas y, nos demuestra que es un error limitar el concepto de deporte a una mera actividad física porque en este caso nos ha demostrado que el surf toda una población ha encontrado un nuevo rumbo, lleno de sueños y alegrías.

c49e1501cd9488f0e8e09201a54ff0d9_1469649072

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

2 Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder