31 Ago INCREIBLES MUJERES QUE SURFEAN

Para el documentalista alemán Dörthe Eickelberg, el surf es como una alfombra mágica. «Surfear es como una oda a la vida y la libertad, pero no para todos. En muchas culturas, las mujeres subidas a tablas de surf se consideran una provocación».

¿Por qué? Su película, Chicks on Boards nos habla sobre estas rebeldes mujeres, que reclaman por su libertad contra viento y marea. ¿Quieres conocer sus historias?

Mujeres con historias duras

Sabah, por ejemplo, surfeará su última ola en Gaza. Se va a casar. Entonces será su esposo el que tomará las decisiones por ella. Aneesha fue expulsada de su familia en India porque quiere convertirse en una surfista profesional. Suthu es la única surfista negra en el agua y está enamorada de otra mujer, una mezcla peligrosa en Sudáfrica.

Por razones de seguridad, las mujeres no eran permitidas en los concursos de olas grandes de Hawaii. En Inglaterra, Gwyn está surfeando olas grandes sin darse cuenta. Fue la primera en el agua y todavía  entra con 72 años. Donde hay voluntad, hay una ola.

Dörthe nos lleva a conocer personas valientes en lugares dominados por el choque entre la naturaleza y la cultura.

La historia del director: Dörthe Eickelberg

Dörthe Eickelberg cogió su primera ola y quedó registrada en una cámara, en nombre de la ciencia. Durante 10 años, ha sido presentador de un programa de televisión para el canal de cultura europeo ARTE.

«Un día me encontré en el sur de Francia con el tema «waves»: frente a mí había un soft board gigante, un equipo de cámara y un instructor quien me iba a dar un curso intensivo de surf. Así que mi primera ola fue transmitida por televisión y también mi accidente unos segundos después. Pero no me importó. En ese momento, ya estaba enganchado.»

Chicks on Boards, el documental sobre mujeres surfistas

Chicks on Boards es un documental sobre mujeres surfistas que reivindican la libertad contra viento y marea. El proyecto consta de diferentes versiones: una serie de cinco partes para ARTE, un documental para festivales y una de dos piezas para la televisión alemana e internacional.

«La historia trata sobre cinco mujeres y su lucha por vivir una vida independiente, y conozco a estas mujeres en su hábitat preferido: el agua.» La idea era hacer un documental sobre surf y, en particular, de arrojar luz sobre la situación de muchas mujeres en el surf.

«Desde que descubrí el surf, utilicé cada minuto libre para explorar las olas de la costa más cercana. Mi elección de lugares estaba más vinculada a mi trabajo que las recomendaciones de guías de surf. A menudo, terminé en áreas remotas donde los surfistas eran un espectáculo raro. No tardé en darme cuenta de que cuanto más viajaba, menos mujeres veía en el agua. Fue entonces cuando decidí buscar estas pioneras que surfean a pesar de todo.»

Las protagonistas

En su mayoría las encontró en el pico o se las presentaron los locales. «Luego pasé un tiempo con cada una de ellas. Fuimos a surfear, tomamos un té o una cerveza juntos, nos conocimos. Eso me permitió conocer a las posibles protagonistas a nivel visual y establecer una relación de confianza. El rendimiento en el surf fue la cualidad menos importante que estaba buscando. Elegí a mis heroínas por su personalidad y su capacidad para reflexionar sobre su vida y su sociedad. Y encontré individuos realmente extraordinarios.»

La única protagonista que encontró a través de la investigación clásica fue Gwyn Haslock. Sus palabras clave en el buscador: «La persona que practica surf más vieja de Europa». Ahí estaba ella. Y qué captura.

Las historias con mayor impacto

Amo a todas mis protagonistas y me mantengo en contacto con ellas incluso hoy. Creo que lo que entendí al hacer esta película es que la mayoría de estas mujeres, viven en sociedades caracterizadas por el colectivismo, donde el individuo debe sacrificar sus valores y objetivos para el bien común del grupo. Entonces, en estas sociedades, puede contar con los miembros de su familia si se enferma o envejece. Pero si no tienes familia, estás perdido. Supongo que es por eso que estas mujeres están bajo mucha presión: necesitan casarse y tener una familia porque ningún seguro ni pensión las ayudaría si pierden demasiado tiempo en la autorrealización.

La industria del surf solía hacernos creer que el surfista típico es joven, blanco y masculino. Pero el mar no conoce fronteras, ni color de piel, ni género, ni orientación sexual. Esa es la belleza. Durante mi investigación, encontré muchas mujeres inspiradoras que tienen una historia deslumbrante que contar. Mi sueño es que estas chicas en las tablas se conecten y se empujen unas a otras en olas que no se atreverían a tomar por sí mismas. Y que un día no necesitamos una película como Chicks on Boards.

Más información sobre el documental en Facebook e Instagram.

Una entrevista original de The Inertia.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder