02 Jun MANILA CORDARO, FOTOGRAFÍA DE SURF

Hace tres años que Manila Cordaro decidió dejar atrás la bella Italia para encontrar su verdadera pasión en las costas gaditanas: el surf. Pero sin ir más lejos, esta aventurera no solo descubrió su amor por las olas, también se ha especializado como fotógrafa de surf y en apenas tres años ha conseguido hacer de esta pasión una forma de vida. La hemos visto perseguir surfistas a través de su objetivo, tanto en Cádiz como en Portugal, hasta que hace unos meses decidió emprender una nueva aventura y poner rumbo a las Canarias.

Acompañada siempre de su inseparable perrito de agua, Pirata, y de su furgoneta, no duda en irse sola a la aventura en busca de los spots más increíbles. Surfer Rule ha hablado con ella sobre cuál será su próximo surftrip e indagar en las maravillas que te aporta conocer el surfing desde la orilla. 

Pirata nunca se pierde una sesión de surfing / Manila Cordaro

1) ¿Cómo fueron tus inicios en el surf y las primeras sensaciones que tuviste con este mundo?

Yo vivía en Italia, en un sitio de playa y a pesar de que muchos de mis amigos eran surferos nunca probé el surf hasta que llegué a Cádiz. Una amiga tenía un longboard de 9 pies y me preguntó ¿quieres probarlo? Recuerdo que fue en El Palmar, era verano y estaba lleno de gente. Me metí en la espuma y fue muy fácil porque era una tabla con mucho volumen y grande. A partir de entonces íbamos a Portugal, a Praia do Amado con la furgoneta, era nuestra preferida. Solo quería disfrutar del surfing con mis amigas y pasarlo bien. Me acuerdo que salía del agua reventada de tanto remar, el cansancio era enorme, pero siempre terminaba con una sonrisa.

2) ¿Cuándo empiezas a interesarte por la fotografía de surf? ¿Qué fue lo que te enganchó?

Aunque siempre fui Nikonista, no empecé a interesarme por la fotografía de surf hasta hace tres años. Hacía fotos a mis amigos y a conocidos en la playa. Lo que me enganchó de este tipo de fotografía fue inmortalizar el momento justo, la maniobra perfecta. Me acuerdo que pasaba horas con la cámara en la mano y nunca me cansaba. Empecé a hacer fotos bastante buenas, con la luz adecuada y siempre buscando los mejores spots y mirando las previsiones de olas. Cuando conseguía tener un buen surfero dentro del agua me pasaba el día inmortalizando el momento justo. Esto para mí era tener un día perfecto.

A través del objetivo de su cámara disfruta del surfing en primera persona / Lolo Piccardo

 

3) ¿Qué fue lo que te llevó hasta nuestras costas?

Por aquel entonces era una emprendedora así que monté un restaurante italiano en el centro de Sevilla. El problema es que allí no había playa (risas). Deseaba que llegaran mis días de descanso para coger el coche, la tabla, el perro y mi equipo fotográfico para escaparme de allí. Era tanto el mono que tenía por el mar y las olas que lo dejé todo para venirme a Cádiz. Y de ahí me mudé a Canarias.

4) ¿Ha sido difícil adentrarse en la comunidad surfera?

Fue muy fácil entrar en el ambiente surfero. Entiendo mucho a las personas que todos los días se levantan mirando las previsiones para ver si hay olas. He tenido mucha suerte de mezclarme con personas del mismo rollo e interesadas en compartir las mismas pasiones por el surf. Me han ayudado muchísimo en mi crecimiento personal, tanto en las fotos como en el surf. Además, no fue difícil porque todo el mundo quiere una buena foto de él surfeando entonces los surferos me decían donde tenía que ponerme para conseguir la foto perfecta.

La impresionante ola de Nazaré es lo que hace especial este destino portugués / Manila Cordaro. 

5) ¿El surf a través de un objetivo o experimentarlo en primera persona? ¿Qué te apasiona más?

Las dos cosas son muy diferentes porque una estás dentro del agua y la otra estás fuera. Aunque si digo la verdad las dos me hacen feliz. Ambas me dan una sensación de adrenalina y emoción. Por ejemplo cuando estoy en el agua, las raras veces que consiga coger una ola y hacer un decente take off sin caerme de boca (risas), la adrenalina se me dispara y es una emoción inolvidable. Siento algo que sube desde mi estómago hasta el corazón, como cuando estás enamorada. Me pasa lo mismo cuando saco una foto del momento justo de un surfista al que quiero inmortalizar. Capturar una buena maniobra o una inmensa pared de agua que cae sobre el surfista como en Nazaré es una sensación muy fuerte.

6) ¿Qué tiene que tener una fotógrafa de surf?

Bueno creo que lo más importante es conocer principios básicos de fotografía, que no todo el mundo tiene. Otra cosa principal es el equipo con el que trabajes porque ahí se ve la diferencia de hacer una buena foto con calidad a otra con menos. Juego mucho con la luz natural del día, es más, si estoy enfocando el momento justo con la luz perfecta y la maniobra correcta es lo mejor que me puede pasar ese día. También hay que prestar atención a la composición, la exposición, el encuadre y a lo que quieras transmitir. Tienes que fijarte en tu alrededor y saber qué quieres fotografiar. Pero sobre todo tener contacto y buen feeling con los chicos que están en el agua.

La foto idónea para Cordaro es una buena maniobra con una ola perfecta / Manila Cordaro. 

7) ¿Cómo te han ayudado las redes sociales en tu trabajo como fotógrafa?

Me han ayudado a conocer otros fotógrafos, nuevos puntos de vista, dar más visibilidad a mi trabajo y la oportunidad de llegar a un público inmenso. Es la manera más fácil para que la gente te conozca y valore tu trabajo. Con los fotógrafos se pueden compartir recursos, contactos y experiencias, pero eso sí, hay que mantener las redes sociales al día y renovar tu perfil.

8) ¿Cuál ha sido el destino que más te ha gustado retratar? ¿Por qué?

Todavía me late muy fuerte el corazón cuando pienso en Nazaré. De momento es uno de mis destinos preferidos a día de hoy. Poder inmortalizar la gran masa de agua con los surfistas no tiene precio. El sonido de la ola, la altura tan grande que tiene y el entorno en el que está lo hace diferente. Aún recuerdo el 8 de noviembre cuando capturé la secuencia entera de la caída de Andrew Cotton mientras cabalgaba un monstruo de agua. Una ola le rompió encima y lo catapultó hacia delante. Me acuerdo perfectamente que mientras disparaba las fotos mi corazón llegaba a la garganta. Tenía un objetivo tan grande que podía verlo cerca de mí. No podía creer lo que acababa de inmortalizar.

Momento de rescate tras la caída de Andrew Cotton en Nazaré / Manila Cordaro

9) ¿Cuál será tu próximo destino? 

Después de Canarias mi próximo destino será Italia. Va a ser un viaje de cinco meses en furgoneta y empezaré desde la costa gaditana. Luego atravesaré Portugal, donde intentaré estar en la WSL en Peniche. Allí lo paso genial porque cada vez que hago una foto sale espectacular gracias a los surfistas tan increíbles que surfean la ola de Supertubos. A continuación subiré al norte de España, que aún no lo conozco, y visitaré todos los spots que hay para inmortalizarlos con mi cámara. Continuaré hasta Hossegor y de allí bajaré hasta Italia, donde me quedaré un tiempo para capturar la esencia del surf en mi país. En enero regresaré sobre mis pasos e intentaré estar en el campeonato de Nazaré Challenge. Así que este año mis objetivos serán sacar fotos increíbles, conocer a mis ídolos y disfrutar del surf.

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder