28 Jul LA SANTA TRINIDAD DEL SURF

La tabla mágica, esa que recuerdo diez años después de que apareciera en mi vida. Esa que marcó mi forma de elegir las siguientes que entraron en mi quiver, la que supuso un antes y un después en cómo leía las olas. Ese pedazo de foam al que le otorgué poderes divinos, le puse nombre y traté como si fuera una persona.

La sesión épica, hace siete veranos que aún sigo contando a mis amigos con la misma pasión, y que parece mejor cuanto más pienso en ella. Ese momento que quedó grabado, en el que las olas no eran especialmente buenas -y yo tampoco- pero por alguna razón viví de manera más especial que el resto de sesiones.

ruralsurf.com

Creo que todo el que lleve un tiempo considerable surfeando atesora al menos estos dos tipos de experiencia. Son dos elementos que suelen aflorar en conversaciones entre surferos de forma habitual, para cuyas descripciones solemos utilizar un montón de adjetivos, descripciones etéreas y pasionales, pero realmente no sabemos cómo llegamos a ese momento, ni cómo hacer que se repita. En mi opinión existe la santa trinidad del surf: tres elementos, que si se aprenden a balancear, permiten que tengamos momentos como los que nos ha dado nuestra tabla especial, o la sesión perfecta de manera habitual.

No son tres elementos exóticos, de hecho son tan normales que parece obvia la teoría que voy a describir a continuación: esas experiencias sublimes que hemos tenido han sido experiencias en flow, probablemente fueron los instantes en los que más adentro hemos estado en la zona. La clave para que se produjeran fue que nuestro nivel, la tabla y las condiciones estaban alineados. Atendiendo a los principios de cómo funciona este estado es necesario mantener un ratio entre la dificultad de lo que hacemos y nuestra habilidad, y en estos casos ese ratio fue el perfecto para nosotros.

eltiempo.es

Creo que este ratio en el surf viene dado por tres elementos:

  • Nivel del surfer
  • Tipo de tabla
  • Condiciones meteorológicas

A continuación explico de qué manera podemos jugar con cada uno de los tres componentes para aumentar la probabilidad de entrar en este estado de consciencia alterada -flow- y no dependamos del azar para atesorar recuerdos imborrables.

Nivel del surfer

Una forma de adaptarse a cualquier condición es aumentar el rango en el que podemos movernos, es decir, mejorar nuestro nivel. De esta manera la meteorología no será tan determinante en la experiencia y sólo deberemos ajustar bien la tabla adecuada. Tener un nivel mayor no sólo significa hacer mejores maniobras, sino disponer de estrategias más maduras para afrontar sesiones de distinto tamaño, forma y en lugares variados.

Con esta madurez suele venir acompañado el reto constante, de manera que vamos a estar en todas las sesiones buscando la manera de hacer algo un poco difícil, manteniendo un ratio reto/habilidad bastante cercano al ideal. La forma más práctica de hacer madurar tu técnica y aumentar el tiempo que pasas en flow es contratar un entrenador. Hoy en día existe una oferta variada, formada en su mayoría por profesionales de larga carrera y con mucha experiencia.

calimasurf.com

Tabla de surf

La tabla de surf va a determinar en gran medida qué tipo de movimientos podemos realizar en las condiciones en las que estemos en ese momento. Un pincho no nos va a funcionar bien en una ola de verano, y un fish nos va a frustrar en una ola tubera. Adaptar la tabla a la ola es una manera estupenda de sentir que nuestro surf fluye, que no nos cuesta movernos entre maniobra y maniobra.

Además de a las condiciones, ésta debe de ser la adecuada para nosotros. Esto incluye desde el peso, altura y nivel, hasta preferencias y manías. Hay gente que disfruta con un single 7′ y hay quien necesita un thruster estándar. Te aconsejaría que encontraras tu estilo y tu sitio, pues la experiencia que tengas va a cambiar muchísimo. Hoy en día disponemos de tiendas de alquiler de tablas que facilitan y aceleran mucho este proceso, pásate por una y prueba todo lo raro que tengan a ver qué sensaciones te transmiten.

Quiksilver

Meteorología

Esta es la variable más complicada de manejar de las tres. Es la única que no podemos cambiar a voluntad y de la que, desgraciadamente, dependemos en gran medida. Sin embargo siempre se puede optar por spots o playas más protegidas en caso de que esté muy grande para nosotros, o más expuestas en caso contrario. Pregunta a los lugareños, observa con detenimiento y lee todo lo que puedas encontrar sobre tu zona, te ayudará a acertar.

Siempre habrá días en los que la naturaleza tiene unos planes diferentes a los tuyos, y entonces solo nos queda ajo y agua. Son esos días los que añaden intriga y emoción al deporte, acéptalos y aprovecha para arreglar esa tabla que tienes con precinto en el canto hace tres meses.

En definitiva, si quieres aumentar el tiempo que estás en flow, tener más recuerdos memorables en el mar  y no esperar a que la suerte decida traerte una tabla mágica o darte una sesión épica, puedes jugar con las tres variables que tenemos arriba. Puedes mejorar tu nivel con ayuda de un entrenador, buscar las tablas ideales para cada ola, y conocer bien tu zona para saber qué spots rompen mejor según las condiciones.

Fotografía de portada Calimasurf.com

ardiel@gmail.com
Tags:
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder