25 May LA PLAYA MECÁNICA DE SAQUAREMA

Si viste el pasado Oi Rio Pro, es probable que, como la inmensa mayoría, te hayas sorprendido por la calidad de las olas, pero ¿te has preguntado de donde ha salido semejante tubo?

Se trata de una ola de origen artificial debido a diversas actuaciones realizadas por ingenieros de costas. Si no llegaste a verlo, en el siguiente enlace tienes un ejemplo con el que deleitarte: highlights reel for Round 2, Heat 10, Joan Duru vs Sebastian Zietz.

Joan Duru entubando en Saquarema durante el Oi Rio Pro.

Localización, funcionamiento y “la gran sorpresa”

Por segundo año consecutivo, el lugar seleccionado para la celebración del Oi Rio Pro fue la playa de Itaúna (Saquarema), a unos 120 kilómetros de Rio de Janeiro (Imagen 2). Saquarema ha sido sede de campeonatos internacionales desde la década de 1990, primero en la serie clasificatoria, y luego del CT (en 2002 por primera vez con el Mundial de Surf Coca-Cola). Después, volvió a ser un evento del QS hasta el año pasado cuando reemplazó a Río de Janeiro debido a los problemas de contaminación existentes. Más adelante podéis ver un vídeo del funcionamiento de dicha playa Mecánica de Saquarema (Itaúna Beach)..

Imagen 2: Localización y condiciones típicas en Itaúna (Saquarema). (WSL/Smorigo)

La mayoría de los campeonatos se han celebrado en el extremo oriental de Saquarema (playa de Itaúna), que tiene un afloramiento rocoso natural alrededor del cual se acumula la arena creando una izquierda larga. ¿Y cuál ha sido “La gran sorpresa”? Pues que, a diferencia de otras ocasiones, se ha surfeado en Barrinha, la playa situada en el extremo occidental de Saquarema.

Barrinha: Una ola creada de manera artificial

Barrinha se ha visto afectada por varias actuaciones de ingeniería costera, que han resultado ser adecuadas para la formación de una ola increíble.  Para poneros en contexto, en esta zona existen unas lagunas de grandes dimensiones (12×4 Km máximo) con un solo punto de acceso angosto al océano, que precisamente se localiza en Barrinha.

Durante muchos años, esta desembocadura ha estado colmatada por lodos, lo cual no permitía una renovación regular del agua de la laguna. Por otro lado, existía una contaminación debido a la escorrentía de fertilizantes derivados de las tierras de cultivo en la zona norte de la laguna. Todo esto producía una proliferación de algas (o lo que los científicos conocen como hipertrofia).

Como consecuencia, alrededor del cambio de siglo se dieron los primeros pasos para solucionar el problema. Inicialmente, se construyó un rompeolas corto en Barrinha para canalizar la desembocadura, pero no consiguió dar solución al problema de la acumulación de los lodos (Imagen 3).

Imagen 3: Construcción del primer dique en el año 2002.

Tres años más tarde, se modificó el dique y se le dio forma de “T”. Esto generó un estrechamiento del canal, lo que obligaba al agua a fluir más rápido, evitando la acumulación de los lodos. Esta modificación se mantuvo durante una década (Imagen 4) y cabe destacar que no se estudió el posible efecto que podría tener la estructura en “T” sobre la playa situada al este del dique.

Imagen 4: Modificación del dique en el año 2012: forma en “T”.

Como ya se ha comentado, Saquarema tiene problemas de contaminación derivados principalmente de la escorrentía de los fertilizantes utilizados para cultivo. Para evitar que dicha contaminación circulase por la playa, en 2014 se reconstruyó el rompeolas para direccionar el vertido de dichos contaminantes hacia mar adentro. La deriva litoral en Saquarema es de oeste a este, por lo que al orientar la salida de la laguna hacia el suroeste, la contaminación se alejaba de Saquarema y pasaba de largo. En la Imagen 5, se aprecia como la mancha de contaminación se aleja de la costa antes de moverse paralelamente a la misma.

Imagen 5: Recorrido de la aportación de la laguna hacia el mar. Año 2016.

La última actuación realizada consistió en quitar la forma en “T” (de manera que se permitía la aportación de la laguna hacia el suroeste) y en ensanchar el rompeolas y prolongarlo en la dirección de incidencia del oleaje (consiguiendo algo similar a un promontorio natural como el existente en el lado oriental de la playa, en el que se acumula arena y se generan buenas izquierdas). La siguiente foto fue tomada poco después de que comenzaran en 2015 las nuevas obras de construcción (Imagen 6).

Imagen 6: Ensanchamiento del dique y prolongación del mismo. Año 2015.

Por lo tanto, esta última actuación supuso una prolongación del dique de forma paralela a los oleajes predominantes en la playa y una acumulación de arena en dicha zona, generando bajo condiciones óptimas, las olas de calidad que hemos podido apreciar en el pasado campeonato.

Conclusiones:

La Imagen 7 fue tomada un año después de que se completase el nuevo rompeolas y corresponde con un día de poco oleaje en el que es difícil ignorar la forma ondulada de la costa. ¿Deriva esto de las actuaciones realizadas? Posiblemente, ya que cuando la arena se acumula alrededor de un promontorio, necesita un canal adyacente para regresar al mar, y este es un patrón que puede repetirse a lo largo de la playa.

Imagen 7: Discontinuidades existentes en la costa en la situación actual. Año 2016.

En definitiva, Barrinha se ha convertido en una ola de referencia a nivel mundial debido a las soluciones planteadas por los ingenieros de costas, y esto nos lleva a la principal conclusión: toda actuación en la costa que pueda repercutir sobre una zona de surf debería estar acompañada de un estudio de detalle enfocado a la práctica de este deporte, contemplando los posibles efectos en zonas colindantes. En el caso de Saquarema los resultados podrían haber ido fácilmente en otra dirección y no haber sido beneficiosos para los surfistas.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder