16 Feb LA EXPERIENCIA DE GUILLERMO CARRACEDO EN ALGÚN LUGAR DEL SAHARA

«Pese a haber acabado siendo una de las mejores aventuras del año, en un primer momento no fue un viaje que tenía en mente realizar». 

Dicen que aquellas cosas que no planeas y que surgen por casualidad son las mejores. Prueba de ello es la experiencia que Guillermo Carracedo, top 5 del mundo de paddle surf, ha vivido no hace mucho tiempo en un lugar del Sahara.

¡Así nos lo cuenta!



Una cabaña de lujo

Estando en una prueba de la APP en Gran Canaria recibí una llamada invitándome a grabar un vídeo para un hotel del Sahara, junto a una buena derecha en frente del mismo, el WestPoint Dakhla.  Fue así que una vez finalizado el campeonato, me dispuse a viajar hacia el nuevo destino.

Desde la isla, existían vuelos de hélices que iban directos, pero mis tablas no cabían así que tuve que hacer la escala de Madrid-Casablanca-Dakhla.

Aterricé de noche y me vinieron a buscar desde el hotel. Me alojaron en una cabañita de lujo delante del point break y me dormí escuchando las series romper.

Al día siguiente pude probarla, había un swell potente. La derecha tenía una primera sección medio hueca y luego ya de forma más plana se alarga casi un minuto y algo hasta una playa al final del todo. Después de una buena sesión con mi nuevo amigo local Hamouda, el único surfista con el que coincidí en el agua, me sentía más que feliz.

Continuar explorando

Poco después, aprovechando el sol y el calor me puse a explorar por los alrededores, viendo el potencial de olas que había.

Después de varios días surfeando en frente del hotel, disfrutando de siestas al sol, piscina y buena comida, viendo que el swell subía más, decidimos adentrarnos en el desierto en busca de alguna ola que por ahí perdida andaba. 

Guiados por Hamouda, llegamos a una de las mejores olas que he visto en toda mi vida en un pueblo de pescadores. No tengo palabras para describir esa perfección de olas y menos para contar lo bien que lo pasé surfeando ahí esos días. Cada ola me daba para 10-15 giros, alguna sección para tubos, era un sueño, y mientras remontaba una y otra vez por la arena seguía sin creerme que no se tratara de un sueño de verdad.

El resto de la península es increíble. Es un pueblo con mucha luz. La gente es muy amable, son todos muy cercanos y están llenos de pura bondad.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder