15 Abr JIU-JITSU BRASILEÑO, EL ARTE DE LOS SAMURÁIS

Tras años involucrados en la práctica de jiu-jitsu brasileño, estos surfistas originarios de Brasil, una de las cunas del surf y el jiu-jitsu, aterrizan en Surfer Rule.
La Familia Bjj del equipo Icon Galicia llega desde el Centro Equilibrium para compartir con todos nosotros un poco de historia e indagar más allá en este deporte que a tantos surfistas ya ha cautivado.

 

Con todo, es evidente que cada vez se habla más sobre los beneficios y la relación de este arte marcial con el surf.

A pesar de que no sabrás lo que es hasta que realmente lo pruebes, queremos contarte un poco más para que entiendas qué es y para qué se creo este arte marcial que atrae a miles de surfistas.

Qué es

El Jiu-Jitsu brasileño o BJJ (Brazilian Jiu-Jitsu), es un arte marcial de raíz japonesa que utiliza esencialmente llaves, palancas, torsiones y presiones para llevar a un oponente al suelo y dominarlo. Literalmente, jū en japonés significa «suavidad» y jitsu, «arte» o «técnica». De ahí su sinónimo literal, «arte suave».

Foto: Andrey Kusymc

Se rumorea que proviene de diversos pueblos de la India y China, de los siglos III y VIII. Lo que se sabe con certeza es que su ambiente de desarrollo fueron las escuelas de samuráis, la casta guerrera del Japón feudal.

Para qué se creó

La finalidad de su creación se dio por el hecho de que, en el campo de batalla, un samurái podría acabar sin sus espadas o lanzas, necesitando entonces, de un método de defensa sin armas. Como los golpes traumáticos no eran suficientes en ese ambiente de lucha, ya que los samuráis vestían armaduras, las llaves y torsiones comenzaron a ganar espacio por su eficiencia. El Jiu-Jitsu, así, nacía de su contraposición al kenjitsu y otras artes dichas rígidas, en que los combatientes portaban espadas u otras armas.

El arte marcial ganó nuevos rumbos cuando un célebre instructor decidió probar la eficiencia de sus estrangulamientos y llaves contra oponentes de todos los tamaños y estilos: Mitsuyo Maeda.

Eterno defensor de las técnicas de defensa personal del Jiu-Jitsu, Maeda se embarcó a Estados Unidos en 1904, y fue allí donde el arte comenzó a ganar miles de seguidores, además de en otros países como El Salvador, Costa Rica, Honduras, Panamá…  En julio de 1914, el valiente japonés de 1,64m y 68kg, según consta, desembarcó en Brasil para clavar raíces y cambiar la historia del deporte.

Foto: Andrey Kusymc

De Japón a Brasil

Fue en Brasil donde un adolescente llamado Carlos Gracie vio por primera vez, una presentación del japonés que era capaz de dominar y finalizar los gigantes de la región, y quedó cautivado.

Carlos Gracie pasó a inculcar en los hermanos el amor por el arte. El gran maestro tendría 21 hijos, 13 de ellos se convertirían en cinturones negros de bjj. Cada miembro de la familia pasó entonces a fortalecer la corriente creada por el maestro Carlos, fundador y guía del clan.

Carlos tenía como alumno a su hermano pequeño Helio Gracie, quien se acabó convirtiendo en la figura más grande del jiu-jitsu brasileño. Él sufría de la enfermedad del raquitismo y de todos los hermanos era el mas delgado y menudo. Pero era un tío muy astuto y clase tras clase daba vueltas en su cabeza buscando una forma de mejorar la técnica y a la vez intentar al máximo no usar de la fuerza. A través de múltiples cambios Hélio consiguió hacer que una persona muy flaca ganara a una persona muy fuerte. Y es que, con la técnica correcta no es necesario usar la fuerza.

El legado de la familia Gracie logró que su arte marcial fuera reconocido como de alta efectividad y hoy en día el jiu-jitsu brasileño es un arma de defensa personal altamente consagrado en el mundo.

Foto portada: Andrey Kusymc

 

valter51_jr@hotmail.com
1Comment

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder