28 Dic JAPÓN SEGUIRÁ CAZANDO BALLENAS

Tras decidir salir de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), Japón seguirá cazando ballenas a pesar de la presión internacional.  En realidad, Japón nunca dejó totalmente de cazar ballenas, pero ahora, retomará públicamente la caza con fines comerciales, como ya hacen Islandia y Noruega.

La retirada de la Comisión Ballenera se hará efectiva el próximo 30 de junio, por lo que el mes de julio ya podrían estar reanudando la caza de estos bellos animales. ¿Por qué se ha tomado esta decisión? ¿Qué consecuencias puede tener para estos cetáceos y para el planeta?

Los ‘argumentos’ de la decisión de Japón

En realidad, Japón nunca dejó totalmente de cazar ballenas sirviéndose de un punto de la moratoria de 1986 que autoriza la captura de esos animales para la investigación.

La carne de ballena se ha consumido en Japón durante siglos, pues en el pasado era una fuente proteica necesaria. Sin embargo, hoy en día solo un 8% de la población del país continúa comiendo esta carne. La conservación de las especies y la biodiversidad deben ser un objetivo prioritario en todo el planeta, por lo que se achaca esta decisión a otros temas.

Japón era miembro de la CBI desde 1951. La decisión del ejecutivo nipón supone una victoria de los sectores más nacionalistas del país y del propio Partido Liberal Demócrata (PLD), que siempre han defendido que esta práctica forma parte de la «riqueza cultural» japonesa.

«Esperamos que esta decisión permita transmitirla a la próxima generación», precisó Suga. Curiosamente, las estadísticas indican que el consumo de carne de estos mamíferos ha dejado de tener la prioridad que adquirió tras la Segunda Guerra Mundial, cuando era la mayor fuente de proteínas del país. En 1964, Japón llegó a matar a 24.000 ballenas. Ahora, por el contrario, este producto tan sólo representa ahora un 0,1% de toda la carne que se vende en la nación asiática, según el diario Asahi.

Situación de las ballenas en el planeta

La situación de estos mamíferos marinos, como la de otras muchas especies del plantea, cada vez es más preocupante.

Según la Organización Greenpeace,

  • En el último siglo más de 3  millones de ballenas han muerto por la caza de los humanos.
  • En el siglo XX, las ballenas estuvieron a punto de desaparecer por la voraz industria ballenera.
  • Pese a que en 1986 se prohibió su captura comercial en todos los países miembros de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), algunos de ellos, como Japón, Islandia o Noruega siguen cazándolas, argumentando fines científicos y culturales.
  • Sus ritmos de reproducción lentos y el hecho de que todas sus poblaciones se han visto seriamente reducidas, si no casi extinguidas, convierte la protección de estos animales en una prioridad para todos.

Estos datos reflejan sólo la punta del iceberg, ya que además de su caza, hay otros problemas que las afectan directamente:

La relación de los humanos con las ballenas

Fotografia: Anuar Patjane

Solo el avistamiento de cetáceos en libertad genera 2.000  millones de dólares a nivel mundial, en 119 países diferentes y con 13 millones de espectadores.

Se sabe que las ballenas son seres de gran inteligencia, y que se han dado incontables casos de interactuación con los humanos.

Ha habido ocasiones en las que esta interactuación ha sido incluso catalogada de ‘agradecimiento’, como en el caso que te mostramos en el vídeo a continuación, donde unos turistas se arriesgan para salvar a una ballena que estaba muriendo asfixiada por unas redes de pesca abandonadas:

Al decidir proteger a las ballenas estamos protegiendo muchas otras especies, ya que estas se encuentran en lo alto de la pirámide trófica. Los mares bien conservados son mares ricos en ballenas y delfines.

Además, las ballenas y el turismo desarrollado a su alrededor, como el avistamiento de cetáceos, se han convertido en uno de los principales ingresos económicos en muchos países y genera mayores beneficios económicos que la caza comercial.

Si embargo, Greenpeace por ejemplo, sí acepta la caza de subsistencia, permitida por la CBI para las comunidades indígenas de Dinamarca, Rusia o Alaska. Los objetivos que persiguen son muy distintos y también lo son los resultados, a la caza comercial.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder