11 Mar EL PROYECTO 321 SURF FOR DOWN LLEGA A CÁDIZ

En muchos de nuestros artículos hemos hablado sobre los efectos del mar en nuestra mente. El mar tiene usos terapéuticos y fue usado desde hace mucho tiempo como un lugar de curación.

Hace poco os hablamos acerca de la Organización Internacional de Surf Terapéutico y cómo este deporte contribuye a la mejora de las personas con discapacidad, problemas mentales y comunidades marginadas.

Hoy, os queremos presentar un proyecto de surf terapéutico para síndrome de Down que ha nacido en España, concretamente en el sur de la península, en Chiclana de la Frontera.

¡Conócelo!

Trabajando con sonrisas

De la mano de Jorge García Hernández, graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, y junto con la escuela Esencia Surf, ha nacido el nuevo proyecto 321 Surf For Down.

La iniciativa busca dar una nueva herramienta de trabajo dentro del mundo de la actividad física y la salud para esta población que a día de hoy sigue sin tener, en muchos ámbitos, las mismas oportunidades. 

«Para nosotros supone una nueva oportunidad de ofrecer este maravilloso deporte a este colectivo con síndrome de Down ya que a día de hoy siguen sin tener las mismas oportunidades en muchos aspectos de la vida cotidiana«. – Jorge García Hernández.

Tal y como hemos hablado con ellos, la idea de crear un proyecto de surf terapéutico para síndrome de Down nació de la ilusión y ambición de Jorge, quien tras trabajar en varios centros para personas con diversidad funcional, decidió que quería especializarse en actividad física adaptada.

Su pasión por el surf y la diversidad funcional, junto con su trabajo en Esencia Surf School le llevaron a crear y dirigir este proyecto inclusivo.

Se trata de un programa de surf terapéutico destinado a la población con síndrome de Down de entre 8 a 40 años. Sin embargo, en 321 Surf For Down no cierran la puerta a la atención de otro tipo de diversidad funcional intelectual o síndromes asociados, o con similares características a las del síndrome de Down.

Al ser una población con una serie de características singulares, como por ejemplo la capacidad de concentración y la capacidad de asimilar y captar la información recibida, así como sus características a nivel físico, ya que cuentan con bajos niveles de capacidad aeróbica y fuerza muscular, se lleva a cabo un protocolo de intervención en el que el alumno/a recibe una atención personalizada, ya que se trabaja con un ratio de 3 alumnos por monitor.

En este programa de surf se realiza una progresión lógica y adaptada al nivel y características de los alumnos. En 321 Surf For Down llevan a cabo un seguimiento de cada uno de los alumnos y se registra cada sesión y las mejoras obtenidas, con el fin de analizar dichos resultados cada 6 meses de intervención.



Y es que tal y como ellos mismos declaran, a través del surf mejoran a nivel físico, social y mental.

El surf como modalidad deportiva nos da la oportunidad de desarrollar una actividad física independiente, sin reglas complejas, ayudando a potenciar las destrezas físicas y superar las distintas barreras sociales de esta población. Sin embargo y por medio de la terapia que nosotros ofrecemos, buscamos esa cohesión grupal que favorezca las relaciones interpersonales entre los sujetos, resultando ser más gratificante al compartir el bienestar por la práctica de ejercicio físico y las mejoras y progresos derivados de esta modalidad deportiva.

Y como bien señalaron, consideran el surf como una de las mejores herramientas a nivel de integración social.

“Todos somos iguales delante de una ola”. – Laird Hamilton

321 Surf For Down es el resultado del trabajo duro, la ilusión, la paciencia, la constancia y el afán de mejora. Un proyecto de surf terapéutico, que ya está en marcha y ayudando a este colectivo que tanto afecto expresa.

Trabajar con este proyecto es un enriquecimiento a nivel de conocimientos y experiencia pero sobre todo a nivel emocional, ya que trabajar con personas con síndrome de Down o cualquier otra diversidad funcional supone la adquisición de una relación de cariño y afecto mayor si cabe si lo comparamos con sus iguales sin discapacidad. Esto se debe principalmente a que este tipo de población expresa y demanda un mayor componente afectivo debido a sus características personales y su situación diaria.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder