21 Jul DISMINUIR EL CONSUMO, INCREMENTAR EL RECICLADO

Son miles las toneladas de plástico de diversos tamaños lo que contaminan nuestros océanos y que tienen un efecto devastador sobre la fauna marina y las aves. El ser humano, al estar en la cúspide de la pirámide trófica, no está exento de los peligros que comporta esta grave contaminación.

Una de las formas de reducir los problemas, además de disminuir el consumo, es incrementar el reciclado para transformar los residuos en nuevos productos. Esta estrategia supone un ahorro de materias primas, energía, emisiones y contribuye a una economía circular.

La complejidad de los plásticos

En 1988 la Society for Plastic Industry creó un sistema para la identificación de los distintos envases plásticos que sigue en vigor hoy en día. La mayor parte de de los envases de plástico vienen con con el símbolo de un triángulo con un número dentro. Este triángulo es una adaptación del círculo de Möbius, el símbolo internacional de reciclaje que tiene su origen en 1970 e indica que los materiales empleados en el producto pueden ser reciclados. En este caso, aunque lleve este símbolo no significa que el producto se pueda reciclar, se utiliza para identificar el tipo de plástico que se ha utilizado, ya que muchas veces son tan parecidos que a simple vista es muy difícil diferenciarlos.

Tal y como ya nos había explicado Vivir Sin Plástico, existen tipos de plásticos como:

1- PET (Polietileno tereftalato). Está por todos los lados, se encuentra en la mayoría de las botellas de agua y en muchos envases de alimentos. Es uno de los plásticos más fáciles de reciclar.

2- PEAD (Polietileno alta densidad). Es la variedad más resistente del clan de los polietilenos. Se usa sobre todo para botellas de productos de limpieza, de cosmética, de leche, de zumos… aunque también se utiliza para las capas de los tetrabricks y para las bolsas más resistentes.

Según El diario, los tetrabricks están compuestos por un 75% de cartón, un 20% de plástico y un 5% de aluminio, lo que hace muy difícil su reciclaje, ya que hay que separar las tres capas.

3- PVC (Policloruro de vinilo). Se encuentra en tuberías, cables, botellas de detergente, canalones y algunas clases de film transparente.

4- PEBD (Polietileno baja densidad). Es la versión más elástica del polietileno. Se usa para film adhesivo, bolsas, botellas de plástico blando…

5- PP (Polipropileno). Puede soportar la presión repetitiva de abrir y cerrar por lo que su uso es común en tapones y tapas de envases. Junto al número 1, son los más fáciles de reciclar.

6- PS (Poliestireno). Es muy fácil de reconocer cuando se hincha y se convierte en lo que comúnmente se reconoce por la marca Porexpán.

7- Otros: plásticos de los que no se sabe a cierta cierta su composición, o que no entran en los otros seis anteriores.

Existe una infinidad de plásticos identificados con el número 7, y estos no se pueden reciclar, ya que no está reconocida su composición.

Pero, en general el reciclaje del plástico es un proceso difícil y costoso. Los distintos tipos de plásticos no se pueden reciclar juntos y la dificultad de identificarlos y separarlos lo complica todavía más.

Se recicla poco

Según PlasticsEurope, en 2016 en Europa se recicló el 31,1 % de los residuos. Sin embargo, los datos de reciclado han de considerarse con precaución. Muchos residuos exportados a China, Malasia y otros países se han contabilizado como reciclados, a pesar de que era bien conocido que allí solo una parte era reciclada y el resto acababa como basura abandonada.

En general, los datos indican que se recicla poco. Utilizamos muchos plásticos diferentes y cuando se mezclan se obtienen productos de bajas prestaciones. Esto significa que hay que separar cuidadosamente los residuos, encareciendo el proceso.

La tecnología podría aportar algunas soluciones, como aditivos que ayudan a compatibilizar plásticos diferentes o mejoras en los procesos de separación, pero habría que preguntarse si realmente se necesitan tantos plásticos diferentes.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder