14 Jun CON SABOR A SAL

La ciudad está viva, nos engancha, nos incita al movimiento, nos adaptamos a ella, a cada una de sus líneas… La rutina no existe. Vivimos seducidos por la adrenalina de que cada día es una aventura.  Sus calles nos atrapan y nos guían hacia nuevos destinos aún por descubrir, un nuevo café, una terraza en otro barrio o una vieja librería que no habíamos visto jamás. En su interior todo es posible.

Lunes, martes, miércoles, jueves, viernes… Nos invade la necesidad de recargar las pilas y desconectar de esta montaña rusa que tanto nos atrae. Cambiamos de escenario. Nos dirigimos al mar, una aventura diferente en la que recuperar la energía que nos exige la ciudad.

El mar nos aporta paz, nos calma y nos deja una agradable sensación de bienestar. El sonido de las olas, las gaviotas o el susurro del viento entre las hojas de los árboles nos proporcionan claridad, nos estimulan. Experimentamos una mezcla entre asombro y admiración ante la belleza de la naturaleza, quedando embriagados y modificando nuestro esquema mental.

Nuevos horizontes, nuevas sensaciones. El calor de la arena entre los dedos de los pies, un fresco despertar tras la primera zambullida, el sabor del agua salada en los labios, el hormigueo en los brazos con cada nueva remada, la sensación de flotar sobre la tabla lejos de tierra firme y el fluir en la ola nos acercan a la libertad. Los sentidos se agudizan y experimentamos una libertad distinta, más pausada que nos permite disfrutar de pequeños placeres que a veces pasan desapercibidos.

Os dejamos un pequeño clip en colaboración con MINI que muestra la esencia de este nuevo viaje. Una experiencia a través de los sentidos que nos acerca el mar y nos descubre nuevas aventuras.

¿Buscas plan para este fin de semana?

 

Te proponemos el Parque Natural de las Dunas de Liencres, en el municipio de Piélagos (Cantabria). Una zona formada por calas y dos playas de gran belleza en las que podrás disfrutar tanto del surf como del paddle surf.

 

Liencres es un spot en el que suele haber olas, aunque su verano es algo más plano. La mayor parte de las olas que se forman en esta zona provienen de swell del fondo. Funciona mejor con swell de noroeste y con viento sureste. En este spot encontraremos tanto izquierdas como derechas.

 

Si dirigimos nuestro camino un poco más al sur de este parque natural, encontramos la playa de Mogro. Una playa de aguas tranquilas y poco profundas con una inmensa variedad de vegetación y hogar de multitud de aves. Un paraje rodeado de dunas de arena fina, ideal para disfrutar de las vistas mientras recorremos sus aguas sobre el SUP.
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder