28 Abr CIUDAD FLOTANTE, UN NUEVO CONCEPTO

Las ciudades costeras tienen problemas para lidiar con el rápido crecimiento de la población. Muchas, vierten arena al mar para crear tierra. El urbanismo crece sin precedentes y destruye miles de hectáreas del océano y la vida marina. ¿Y si creamos una ciudad flotante?

Cerca de un 50% de la población mundial vive en ciudades costeras. El aumento del nivel del mar y el cambio climático están incrementando el problema. Oceanix presenta el siguiente paso para un futuro mejor, diseñando ciudades flotantes para que la gente pueda vivir de forma sostenible en el océano.

Ciudad flotante, ¿fantasía o futuro?

Lo que alguna vez pareció una visión de billonarios de la tecnología y arquitectos idealistas, pronto podría convertirse en una solución a varios de los desafíos que se presentan hoy en el mundo.

Fue en la ONU en donde un grupo de constructores, ingenieros y arquitectos presentaron el concepto de una ciudad flotante asequible.

«Todo el mundo en el equipo quiere que se construya. No sólo estamos teorizando.» Marc Collins, CEO de Oceanix, empresa que construye estructuras flotantes.

La compañía cree que un proyecto de ciudad flotante abordaría tanto la grave escasez de viviendas como las amenazas del aumento del nivel del mar. Las estructuras estarían diseñadas para resistir todo tipo de desastres naturales, incluyendo inundaciones, tsunamis y huracanes de categoría 5.

Todavía necesita financiación, pero el proyecto ya ha salido a la luz para que valientes inversionistas ayuden a su creación.

Hexágonos flotantes

La ciudad flotante estaría formada por estructuras hexagonales sobre el mar. Con esta idea, no solo se gana espacio al océano sino que se combate directamente contra la problemática del aumento del nivel del mar. Se trata de elementos flotantes individuales y conectados entre sí.

Los expertos consideran que el hexágono es una de las formas naturales más eficientes, como es el caso de las colmenas, y permite la opción de que, en caso de necesidad, se ensamblen unas con otras con total naturalidad. Y, además, permite una protección extra bajo el mar, un espacio que debe ser utilizado para realizar cultivos oceánicos. 

Las jaulas debajo de las plataformas podrían cosechar vieiras, algas u otras formas de mariscos. Los sistemas Aquaponic utilizarían los desechos de los peces para ayudar a fertilizar las plantas, mientras que las granjas verticales generarían productos durante todo el año. Ambas tecnologías también podrían ayudar a la ciudad a mantenerse autosuficiente durante un huracán u otro desastre natural. En general, el objetivo es reducir los residuos y producir todos los alimentos necesarios para alimentar a los habitantes de la ciudad.

Cada una de estas estructuras sería capaz de almacenar a 300 residentes, ante lo que los expertos consideran que una colonia de seis de ellas sería considerada como un pueblo. Seis pueblos unidos entre sí pasarían a formar parte de lo que llamarían ciudad flotante, capaz de albergar hasta 11.000 habitantes en su interior. Todas ellas estarían amarradas al fondo del océano, con una serie de cables diseñados de tal manera que permitieran mover las plataformas a lugares más seguros en caso de ser necesario.

El océano cubre la tercera parte del planeta. Es un vasto recurso que puede ayudarnos a resolver los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades de la actualidad. Oceanix, construye para gente que quiere vivir de forma sostenible, una comunidad que cuide el planeta y todas las formas de vida que en él existen.

Fotos: Oceanix

 

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder