26 Ene CARLOS LÓPEZ, SER SHAPER EN VENEZUELA

Carlos López es un shaper venezolano que nos cuenta la historia pasada y actual de la escena surfing en su país. Carlos está enganchado al surfing casi desde que tiene uso de razón y ha pasado las épocas más difíciles para este deporte en Venezuela.

Su padre no estaba muy de acuerdo con que dejase los estudios para dedicarse al surfing, pero finalmente la pasión de Carlos por el agua y las tablas se ha convertido en su profesión. ¿Cómo es ser shaper en Venezuela con la crisis? ¿Cómo fueron los orígenes del surf en este país? Hablamos con Carlos para que nos lo cuente de primera mano.

 

Los inicios


 

SR: Carlos, cuéntanos cómo comenzó todo.

Lo mío empezó con un reto con mi padre. Yo era un estudiante bastante flojo. Mi instituto estaba en la playa de Tío Rico.

Me asomaba a la ventana del colegio  y si había olas me fugaba. Desde niño me enganché al surfing. Perdí primer y segundo año, y mi padre me ponía piedras en el camino del surf. No paraba de decirme que tenía que estudiar.

Le dije ‘regálame una tabla de surfing y estudiaré’, pero no le hizo mucha gracia. Me dijo que si quería una tabla de surf que trabajase para comprarla, porque no me la merecía. Así que le dije que, si no me la compraba, me haría mi propia tabla. Al final trabajé y me la compré. Después de haberla comprado, me entró la curiosidad de saber cómo y de qué estaba hecha… 

Abrí agujeros en la tabla y vi lo que tenía dentro. Quité la fibra de vidrio y le puse otra chapa. Aquí en Venezuela era difícil conseguir esas resinas transparentes.  Tuve que buscar otra manera. Además, los shapers de aquí no decían cuál usaban, lo guardaban en secreto.

Todo era hecho a ojo, nada de regletas como hago ahora. Todos los trabajos que hago ahora los hago con pies y pulgadas, aunque siempre me dicen que debería hacerlo en centímetros. Pero ya es mi costumbre.

 

Los orígenes del surf en Venezuela


 

SR: ¿Cómo era la escena surfer en Venezuela en la época que empezaste a surfear y cómo ha cambiado? ¿Quiénes fueron los primeros surfistas en surcar olas del país?

En el año 1964 comenzaron a surcar las olas un grupo muy exclusivo de jóvenes entre 18 a 30 años, que se les catalogó como «Los Pioneros», desatando así la fiebre del surf en La Guaira, el Edo Carabobo y Aragua.

Después, en pleno boom de los 70, se gestó otro grupo denominado » La generación de Los Cocos» -entre ese grupo yo mismo-, que representábamos un point muy emblemático en esta historia, con olas cristalinas, tubos, de izquierdas y derechas con point breaks y beach breaks.

Esta era una  época de surfistas innovadores que se caracterizaban por vivir al borde de la radicalidad, tanto dentro como fuera del agua, explorando points desconocidos en playas de exuberante belleza, con olas rápidas y diferentes fondos, algunas de arenas blancas, o de rocas y coral de varios tipos.

Ahora muchas zonas buenas han desaparecido. En algunos casos por la mano destructora del hombre,  con la construcción de malecones, balnearios y complejos turísticos hoteleros, y en otros por embates inclementes de la naturaleza– algo que no perdona-.

Las tablas eran traídas de otros lugares y su coste era muy elevado. Aunque el surf estuvo presente desde 1964, no es hasta los 80 cuando sobrevino una auténtica y copiosa afición por este deporte.

En 1992, se efectuaron 2 grandes eventos de extensión internacional que impulsaron a nuestro país y a nuestros competidores a convertirse en referencia Latinoamericana.

SR: ¿Cuáles fueron las primeras tablas que fabricaste?

Mi primer shape fue en el año 1979, un modelo ‘Wing Sting Swallow’. Era como un F16 en esa época. Después un Swing Pintail que hice para Chano, un amigo, y otro a Ana María, campeona nacional de surf de entonces. La marca que les puse fue ‘Pakaloko’.

Estas tablas fueron hechas en un pequeño cuarto que improvisé en mi casa, y comencé así a darle forma a mi sueño.

SR: ¿Cuál es tu método a la hora de fabricar nuevas tablas? ¿Qué shapers han sido tu mayor inspiración?

Continuamente busco aplicar mis conocimientos adquiridos sobre las áreas de aerodinámica e hidrodinámica (comportamiento y desplazamiento en diferentes espacios) para satisfacer así todas las necesidades del surfista.

En un principio fueron Gerry López, Shawn Thompson, Dick Brewer…  Actualmente, son Al Merrick y Rusty. 

 SR: ¿Cómo ves el futuro de los shapers y del surf en Venezuela?

En Venezuela hay mucho futuro y potencial para este deporte. El futuro para un shaper siempre va a depender de su creatividad, su capacidad de innovar y del feedback que reciba de sus clientes.

Este deporte no tradicional (que debería ser tomado  más en cuenta) tiene grandes nombres representando a Venezuela. Seguirá creciendo, siempre y cuando haya apoyo de las organizaciones gubernamentales, y de los entes públicos y privados.

 

¿Cómo afecta la crisis de Venezuela a la industria del surf?


 

SR: Desde fuera, parece que hay diferentes problemas de suministro en Venezuela. ¿Cómo afecta esto a tu trabajo como shaper? ¿Resulta difícil hacerse con las materias primas necesarias para hacer una tabla de surf?

Sí. Antes de la devaluación monstruosa que sufre Venezuela, era mucho más fácil importar materiales como el Foam (blank), la tela de fibra de vidrio, la resina de poliester…

Casi todo era traído de fuera. Luego se tomó la iniciativa de fabricar el FOAM – como llamamos al blank aqui-. Fue un éxito pero por culpa de la devaluación, muchas fábricas optaron por cerrar.

Resulta irónico que en un país productor de petróleo,  falten la mayoría de los productos y materias primas derivados de él.  Lo más triste es que, ante presentaciones de proyectos y propuestas, ninguna institución prestó su colaboración. Dependimos y dependemos de proveedores extranjeros.

He tenido que reinventarme muchas veces y adoro el esfuerzo creativo y la pasión que implica este medio de vida. Tuve que marcar las pautas para continuar mi labor con otros materiales, como el Epoxi. Debido a la crisis, cada vez que surge una idea, también nace un nuevo problema.

SR: ¿Qué recomendaciones le harías a un surfista extranjero que se decida a hacer un surftrip por Venezuela?

Lo único que recomiendo es tener información del tiempo y la época a venir. Las mareas están sujetas a cambios y, en ocasiones, pasa tiempo sin que entren buenos oleajes.

Eso sí, cuando llegan los swells o huracanes, esto se pone ‘Mágico’. También depende de el lugar y la playa que se desee conocer.

SR: ¿Qué tipo de surfing se va a encontrar allí?

El tipo de surf depende de la playa, ya que tienen diferentes fondos: coral, arena y coral, fondo de roca o de piedras planas, point breaks, beach breaks, olas de derechas e izquierdas… 

Un sueño por cumplir: Uno de mi sueños inmediatos es saltar y volar en parapente. * volar y tener el poder de la relatividad. * Ya soy mayor, surfear otros lugares en Sur América viene por añadidura.
Mi frase preferida: » No debemos ser escépticos en cuanto a la dislocación del tiempo, ya que estamos, vivimos y viajamos libremente en él».
Y mi hálito de riesgo en el mar es: » Nuestro Dios es más poderoso que todas las olas batiendo sobre la costas del mundo».
Y la de esperanza: frase de Rudyard Kiplin. » Persistir es la ley «.
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder