09 Nov LA VIDA EN MALDIVAS DESDE LA VISIÓN DE VAKARU SURF

Para muchos de nosotros Maldivas es un lugar paradisíaco de olas, al que normalmente se acude en barco. Y es que esta es una de las opciones para visitar este lugar, pero existe mucho más.

Si decides viajar a Maldivas es mejor que prepares tu cash ya que es cierto que es un poco caro. Atardeceres en un barco, disfrutar de los olores del océano, comer Mashuni junto a una familia local…

Delphine Juillet nos cuenta de primera mano lo que es vivir en Maldivas, más allá de las excursiones en barco. Delphine es la dueña de Vakaru Surf, un concepto único de escuela de surf en la isla de Thulusdhoo.

¡Conócelo!

Surfer Rule: ¿Cuál es tu historia? ¿Qué te trajo a Maldivas?

Deplhine Juillet: Trabajaba para Alianza Francesa, un centro cultural y de lengua francesa que pertenece a la embajada francesa. Yo fui directora de la Alianza Francesa en Male durante 3 años. Previamente trabajé para la Alianza Francesa en Colombo y en Trujillo.

Conocí a mi marido maldivo, Jamaal, una vez cuando organicé un evento cultural en mi trabajo. Nos casamos y tuvimos un bebé, Raphaelle, que ahora tiene 2 años y medio. Fuimos de vuelta a Francia durante 9 meses, a París, para que naciese nuestro bebé. Pero después, decidimos volvernos a Maldivas.

S.R: ¿Cuándo decidiste invertir en Vakaru Surf?

D.J: Cuando nos volvimos a Maldivas, lo hicimos por diferentes razones:

  • Fue más fácil para mi marido encontrar trabajo, en la industria de la música y siendo director de un barco.
  • Iba a ser el mejor estilo de vida y ambiente para que nuestra hija creciese. En la playa, en el mar, cerca de la naturaleza, y en un lugar tranquilo y seguro.
  • Para mi, también había muchas oportunidades de negocio.

Por otro lado, a mi siempre me gustó el surf. Siempre escogía mi lugar de trabajo en función de los spots de surf, las condiciones y su potencial. Mientras trabajaba en Male, me iba a surfear al norte y al sur. Después de un tiempo, mis amigos me pedían que les diese clases de surf. Y así lo hice durante mi tiempo libre.

Mientras tanto, durante 3 años, vi cómo rápidamente cambiaron todos los negocios locales y el gran desarrollo de todas las pequeñas islas.

Me di cuenta de que quería abrir mi propia escuela, cuando vi la necesidad y la oportunidad de hacerlo aquí en Thuludhoo. Esta isla es uno de los mejores sitios para surfear en Maldivas, y muy accesible.

Encontré un lugar perfecto para mi negocio de ensueño, a tan solo 20 metros de la playa. Así fue que construimos una escuela nosotros mismos, con la ayuda de artesanos locales. Después, abrimos también una tienda con accesorios de surf y un café donde también se pueden organizar eventos. Un lugar perfecto para relajarse y beber un zumo después de una gran sesión de surf.

S.R: Mucha gente tiene una visión de Maldivas con muchos estereotipos. Como surfistas, vemos la vida en Maldivas en un barco. ¿Cómo es realmente vivir allí?

D.J: Por un lado es el paraíso realmente. Un lugar pequeño, tranquilo y en donde extranjeros y locales se llevan bien. En Thulusdhoo, los locales son muy abiertos, respetuosos y muy amigables. Pero este no es el caso para todas las islas. Cada una tiene sus particularidades y las gentes sus mentalidades. En algunas islas de Maldivas la gente es mucho más cerrada, religiosa y estricta.

Es un lugar muy seguro, no hay robos, ni crimen, ni animales peligrosos. Vives descalzo y saltas a un lago de aguas cristalinas cada día. Hace sol, la playa es de arena blanca y hay cocos por todos lados. Un paraíso con 8 meses de condiciones perfectas para surfear. La verdadera belleza de Maldivas es el océano. ¡Parece una postal!

Por otro lado, es un poco difícil vivir en una isla tan pequeña, y en general, en Maldivas. A veces, me agobia el hecho de que no existe mucha tierra, y que debes tener cuidado con lo que dices… ¡todo y todos se conocen!

Además, los locales no tienen los mismos derechos que los extranjeros. Los locales no tienen el mismo salario, no pueden beber en un viaje en barco, no tienen acceso a los mismos trabajos…

La religión lo domina todas las cosas y las personas, y a veces puede llevar a ciertos asuntos. Y aquí, la noción del tiempo no es la misma que tenemos nosotros. No hay temporadas, los días parecen iguales.

S.R: ¿Qué es lo más difícil de vivir en Maldivas?

D.J: Invertir el tiempo. Lo más difícil para mi no fue invertir el dinero, sino el tiempo. Todo lleva tiempo aquí, a la gente no le gusta trabajar, no respetan los horarios. Tienes que mantener el foco si quieres que el trabajo se haga a tiempo, y debes cambiar la mentalidad y las expectativas.

S.R: ¿Cómo es un día típico en Maldivas, desde que te levantas hasta que te acuestas?

D.J: Para mí es ir a nadar con mi hija a la playa y hacer yoga. Después trabajo, cada día hago diferentes tareas en Vakaru Surf. A veces doy clases, otras hago tareas administrativas, excursiones… Y después de mi trabajo, vuelvo a jugar con mi hija.

S.R: ¿Qué experiencias locales se pierden los turistas normalmente cuando visitan las islas?

D.J: Se pierden cosas como comer con una familia local, pescar y hacer una barbacoa en la playa, visitar lugares tradicionales… ¡E incluso visitar los campos de agricultura!

S.R: ¿Cómo es la comunidad de surf allí?

D.J: Los locales no son muy amigables, hay cierto racismo con los extranjeros. Hay muchos turistas de Israel, Australia, Brasil y España. En concreto en Thulusdhoo, cada vez hay más turistas que vienen a surfear, y muchas personas vienen cada año a visitar el lugar.

S.R: ¿Qué otras cosas no nos podemos perder si visitamos Maldivas?

D.J: Experiencias como ver a los delfines saltar, bucear o perderse en algún banco de arena en el medio de la isla…¡no te las puedes perder!

Además, tomarte algo en un bar flotante al atardecer e ir a pescar por la noche, deben formar parte de tu lista.

S.R: Maldivas es un paraíso pero, ¿qué amenazas existen y qué proyectos trabajan en ello?

Hay algunas ONG´s locales que trabajan con varios proyectos para proteger el medio, como «Save The Beach» o «Parlez vous». Están haciendo mucho pero no reciben los apoyos suficientes del gobierno. UNDP también está haciendo mucho pero todavía queda por hacer.

Como turista, puedes contribuir a cuidar el medio no tirando basura y participando en las limpiezas de playas que organizamos en la isla.

¡Coge tu tabla y no te pierdas este destino!

Foto de portada: Maldives.com

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder