12 Oct LA REVOLUCIÓN DE LAS “FLIP-FLOP” SOSTENIBLES

De las tablas de surf de algas a las chancletas sostenibles, una innovación  que podría cambiar el mundo. Conozcamos a las Flip-Flop.

Los estudiantes e investigadores de la Universidad de San Diego han producido las primeras chancletas reciclables, cuyo componente básico son las algas.

Los primeros prototipos de esta nueva invención, desarrollada durante el verano en un laboratorio de química de York Hall, consiste en una base  flexible y esponjosa adornada con un logo Triton, en definitiva unas chancletas pero muy especiales.

Esperan poder sacar el producto al mercado a 3$ el par, el impacto de innovación y marketing dentro de campus puede ser altamente revolucionario, dado que las chancletas y el publico joven están muy ligados y es un importante aporte más para mejorar el medioambiente.

Cada año se producen 3 billones de chancletas que su base de producción esta basado en el petróleo, que eventualmente termina como basura no biodegradable en los vertederos, ríos y océanos del mundo.

“A pesar de que unas  flip-flop parece un producto menor,  es un articulo que todo el mundo usa y resulta ser el número uno del mundo” dice Stephen Mayfield, UC San Diego profesor de biología.  Encabezó el  proyecto de investigación junto a otro profesor de química y bioquímica  Skip Pomeroy. “Son el calzado  de un pescador, un granjero,  es el calzado número uno en la India,  en China y en África. Y, de hecho, uno de los contaminantes más grandes en el océano es el poliuretano de chanclas y otros zapatos que han sido tirados o arrojados a los ríos y fluyen hacia el océano “.

Mayfield y Pomeroy, junto con sus estudiantes de pregrado y posgrado, se unieron hace dos años para desarrollar la primera tabla de surf basada en algas del mundo . Los científicos de UC San Diego trabajaron con un fabricante local de tablas de surf, Arctic Foam of Oceanside, para averiguar cómo hacer del aceite de algas un núcleo duro de espuma que sustituyera al poliuretano de una tabla de surf, que normalmente se construye a partir de petróleo.

Ese desarrollo, que fue rápidamente adoptado por la industria del surf buscando maneras de producir productos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, hizo que los dos profesores de UC San Diego pensaran en su próximo proyecto.

Si esto puede aplicarse  para algunas de las 500.000 tablas de surf que se venden anualmente en todo el mundo, ¿por qué no para los 3 billones de chancletas y millones de sandalias  que cada año plagan y contaminan nuestras aguas?

“La tabla de surf de algas fue el primer producto  que se hizo, pero cuando uno realmente mira los números, te das cuenta de que hacer un flip-flop o una suela de zapatilla  es mucho más importante” dice Mayfield.

 “Dependiendo de cómo hagas la mezcla puedes conseguir espumas duras o  suaves de aceite de algas. Puede hacer tablas de surf renovables a base de algas, chanclas, zapatos deportivos, asientos de coche o incluso neumáticos para  automóvil “.

Por su fiabilidad y  viabilidad  el proyecto de   Triton Soles, Mayfield y Pomeroy  durante el  mes de abril han sido subvencionado con  50.000 dólares de la Oficina de Asuntos de Investigación del campus. Este ha sido  uno de los ocho premios otorgados en el primer año del programa Aceleración de Innovaciones al Mercado , iniciado por la Oficina de Innovación y Comercialización de UC San Diego, que parte de la Oficina de Asuntos de Investigación y financiado con la ayuda de funcionarios electos locales a través de la Asamblea Estatal de la Ley 2664 . El objetivo de la ley es crear más inventos de laboratorio del campus para el  desarrollo comercial.

 

 

Parte del desafío es que, típicamente haría un descubrimiento, publicaría en un periódico y eso es el final”, explica Mayfield. “La invención que uno mantiene dentro del laboratorio realmente no es valiosa para el mundo,  pero la forma de darle valor es convertirla en un producto “.

Los dos profesores, junto con Michael Burkart, profesor de química y bioquímica, formaron a una empresa de lanzamiento,  Algenesis Materials para el empleo de  los estudiantes que trabajan en  flip-flops y otros proyectos, dándoles  la oportunidad de experimentar lo que Pomeroy llama ” aprendizaje en base a proyectos.”

“La enseñanza de la química en el aula es a veces como tratar de enseñar fútbol en la pizarra”, explica Pomeroy. “En el laboratorio, los estudiantes están mucho más comprometidos cuando realmente están tratando de resolver un problema.  La mayoría de la gente le dirá que nuestros estudiantes son muy brillantes, pero no siempre tienen experiencia práctica.  Esta es una manera de proporcionarles eso. “

Como el primer producto para Algenesis, el flip-flop Triton permitirá a los tres miembros del cuerpo docente y estudiantes afinar la química y el proceso de fabricación de sus futuras suelas de chancletas o de otro tipo de calzado, asientos de automóviles y otros productos tradicionalmente hechos de derivados del  petróleo.

“El petróleo proviene de algas que vivieron en los antiguos océanos hace cientos de millones de años”, dice Mayfield.  “Mucha gente no sabe lo que esto significa,  cualquier cosa que podamos hacer con el petróleo podemos hacerla a partir de algas “.

Los chanclas Triton, suelas de zapatos u otros productos de poliuretano que se puedan hacer a partir de aceite de algas vivas son “sostenibles”,  porque el carbono para construirlos fue extraído de la atmósfera en lugar de reservas de petróleo subterráneas. Los científicos están tratando de hacer que los productos sean “biodegradables”,  la conversión química del aceite de alsgas permita que los enlaces de carbono sean degradados por microorganismos.

 

                                       Flip-Flop renovables, ahora producidos en una gama de colores.

“La idea que estamos persiguiendo es hacer estos flip-flops de alguna manera  puedan ser eliminados como compost o  comidos por los microorganismos” dice Mayfield.

Como  surfista desde hace años Mayfield esta muy concienciado con el medio ambiente y los  océano, comenta que el tiempo que empleó estudiando las algas para aplicarlo a las tablas de surf sostenibles, las chanclas y otros productos de playa son muy importantes para él por la conciencia y cultura de surf.

“Si podemos hacer que estos productos sean sostenibles y biodegradables, podemos impactar no sólo en San Diego, sino en todas las comunidades de playa de todo el planeta”, dice Mayfield  “En San Diego, tenemos esta fantástica cultura del surf, muchos de nuestros profesores y estudiantes son surfistas, y creo que todos entendemos y sentimos la conexión con el océano, lo importante que es cuidar y limpiar el mar”.

 

 

La tabla de surf de algas desarrollada hace dos años por estudiantes y profesores ahora está siendo utilizada por un número de surfistas profesionales y ha generado una nueva industria. Con la ayuda de una fábrica de zapatos de León, México, el plan actual es hacer lo mismo.  En principio será la producción de unos miles de pares de chanclas Triton como prueba, que se proporcionará a los ex alumnos de UC San Diego.

“Van a pasar unos meses antes de que se puedan comprar unas chancletas en la tienda”, dice Mayfield. “Nuestro plan es que en el próximo año estén a la venta en  tiendas y comprar unas flip-flop Algenesis  sostenible, biodegradables  inventadas por los estudiantes de UC San Diego“.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder