28 Dic «CONECTANDO MOVIMIENTO», CREANDO COMUNIDAD Y CRECIENDO JUNTOS

Hace poco hemos estado con Antón Blanco, un joven de tan solo 22 años que tras dejar la universidad, parece haber encontrado su propio camino. Un camino en el que su objetivo es moverse y crear conexiones.

Antón es el impulsor de Conectando movimiento, una plataforma que busca crear situaciones «que deben pasar a través de ti». Un proyecto educativo en el que todos son profesores y alumnos, que aprenden juntos a través de los diferentes eventos que giran en torno al movimiento.

«El movimiento, un principio presente en la vida de todos, que nos conecta».

Surfer Rule: ¿Cómo te describirías para alguien que no te conoce?

Antón Blanco: Me llamo Antón, tengo 22 años y he crecido moviéndome. Primero fue el juego, luego las disciplinas (surfing, longskate, escalada, parkour, jiu-jitsu brasileño, yoga…) y un poco más tarde el darse cuenta de que hay algo antes que lo une todo. Podría hablar de movimiento, música, viajes, arte, filosofía… todo eso ha tenido un peso enorme en mi vida y me ha ayudado a crecer.

En cualquier caso, empecé Conectando Movimiento teniendo muy claro que mi ego y mi persona no tienen mayor importancia en el proyecto. He sido víctima de una larguísima serie de casualidades y no estaría aquí si no fuese por la gente increíble que me ha apoyado todo este tiempo.

S.R: ¿Cómo y cuándo nace el proyecto “Conectando Movimiento”?

A.B: Podría decirte que nació conmigo, o incluso antes. Un punto de inflexión importante fue mi ruptura definitiva con las instituciones educativas hace un par de años, cuando dejé la universidad.

Nunca me ha gustado el sistema educativo, pero llegué a un punto en el que valoraba demasiado mi tiempo como para seguir en el y tomé una de las mejores decisiones de mi vida. Llevo desde entonces desarrollando mis estudios «contrauniversitarios» y trabajando.

Siempre he soñado con montar un proyecto educativo y esto de alguna manera lo es. Si está diseñado en torno al movimiento es porque creo que necesitamos cambiar nuestra perspectiva más que nunca. Es un principio presente en la vida de todos y eso nos conecta.

S.R: ¿En qué consiste?

A.B: Es un proyecto educativo. Con esto me refiero a que anteponemos el proceso de aprendizaje: un proceso del que no te llevas títulos ni diplomas y en el que todos somos profesores y alumnos.

CM empieza como una plataforma de creación de eventos en torno al movimiento: clases, workshops, retiros… Queremos seguir desarrollando una comunicación cruzada entre disciplinas y uniendo a la comunidad local.

A largo plazo, puede que el proyecto tome otra forma. Pero, aunque las formas cambien, los principios y la integridad se mantendrán. CM es un proyecto educativo y un acto de resistencia ante las tendencias dominantes.

S.R: ¿Para quién está dirigido?

A.B: «Conectar y moverse». Está dirigido a cualquier persona que esté viva, tenga cuerpo y realmente quiera participar. En nuestras prácticas no existen más requisitos previos que estos.

No existe un enfoque más abierto, democrático e inclusivo que la perspectiva generalista del movimiento. Es decir, no centrarse en las disciplinas, sino en la capa anterior que las contiene. 

Aquí no hablamos de ejercicio, deporte o actividad física, sino de movimiento. Tal vez suene abstracto, pero no hay nada más tangible.

S.R: ¿Qué partes del cuerpo se “ejercitan” y de qué manera?

A.B: Esta es la pregunta que siempre se hace y a la que no hay respuesta: las prácticas y sus contenidos cambian constantemente.

Nuestra prioridad no es ejercitar, aunque obviamente esto ocurre, más bien como un efecto colateral.

Jason Round, el profesor que impartió nuestro primer workshop, compartió con nosotros su perspectiva. Nuestros siguientes profesores harán lo mismo y será totalmente diferentes. El movimiento es un ente inabarcable y lleno de posibilidades. Por supuesto que trabajamos nuestro cuerpo y sus capacidades, pero el ejercicio no es nuestra premisa.

S.R: ¿Qué efectos o beneficios obtienen sus practicantes?

A.B: Podría hablar de salud, mejora de la performance y habilidades, beneficios neurológicos… Pero antes de nada creo que tengo que señalar la necesidad de momentos humanos reales, de conectar con uno mismo, con los demás y con el mundo, de comprometerse con un proceso, no dejar de aprender, buscar e interiorizar el sentido que queramos darle a nuestras vidas… 

Los beneficios dependen de la perspectiva y esta es la nuestra. De todas formas, los resultados no nos importan tanto como el camino.

S.R: “Creamos situaciones que no se dicen: deben pasar a través de ti…” ¿Nos lo explicas?

A.B: “Creamos situaciones”, eso es lo que hacemos. Eso ocurre en nuestros eventos y alrededor de ellos: momentos reales de conexión. No es mercancía que compras, sino una experiencia vivida. 

Y por eso “no se dicen: deben pasar a través de ti…”. Las palabras se quedan cortas cuando intentamos señalar lo esencial. Espero no caer en el cliché, pero de verdad hace falta sentirlo para saber a qué me refiero.

S.R: ¿Te gustaría decirnos cuáles fueron tus principales influencias a la hora de llevar esto a cabo?

A.B: ¡Por supuesto! No estamos inventando nada y esto no es más que nuestra perspectiva. Nos movemos inspirados por gente que hizo o está haciendo cosas geniales en otras partes del mundo.

Podría hacer una lista interminable de influencias, pero voy a mencionar sólo un par: Ido Portal, Fugazi y la Internacional Situacionista. Tal vez pienses que un profesor de movimiento, un grupo de música y una organización revolucionaria de artistas y filósofos poco tienen que ver entre sí y mucho menos con este proyecto, pero están muy cerca. A lo que me refiero es a mensajes profundos, integridad, pasión, cambio constante, tomar el camino largo, resistir, ser diferente… 

Todas las personas que me he ido encontrando por el camino y me han ayudado o siguen haciéndolo… Aislados no podríamos hacer nada, somos siempre en relación a los otros.

Foto: Brais Piñeiro de Ledicia Audiovisual

S.R: Elementos de la gimnasia natural, del jiu-jitsu… y de muchas otras disciplinas. ¿Qué hay de diferencia en “Conectando Movimiento”?

A.B: CM no es ni una disciplina ni una mezcla de disciplinas. Eso sería como los padres que apuntan a sus hijos a una sola actividad, lo que da lugar a una especialización temprana y a los problemas que esto conlleva; o como los que los apuntan a un montón de actividades y sólo consiguen una amalgama de especializaciones.

Nosotros le damos importancia a la capa que va antes: el movimiento. Nuestro objetivo principal no es ser mejores surfers, mejores escaladores, mejores bailarines… Queremos crecer como seres humanos y conectar.

S.R: Ya se ha celebrado un workshop junto a Jason Round de Movemoremp, ¿qué cosas se han extraído?

A.B: ¡No pudo haber salido mejor! Jason, además de ser un profesor increíble y compartir con un grupo de unas 25 personas su perspectiva sobre el movimiento durante dos sesiones de más de tres horas cada una, demostró también que sabe ser alumno, participando durante los días siguientes en clases de jiu-jitsu, surfing, parkour… sin perder la mente de principiante.

Aparte de los conocimientos, las herramientas y las prácticas que nos dejó, no puedo dejar de señalar la conexión que hubo con la persona. Por eso trabajamos con gente con la que hayamos tenido un contacto directo previo: queremos responder a un criterio de calidad humana.

S.R: “Hacer deporte es bueno para la salud” vs “moverse de forma natural”. ¿Cuál dirías que es la diferencia? ¿Qué debemos tener en cuenta de todos esos movimientos naturales?

A.B: Como decía, esto va más allá del deporte e incluso más allá de la salud, las cuáles nos parecen perspectivas mucho más limitadas. Pero tampoco queremos limitarnos al “movimiento natural”. ¿Qué es natural? ¿Deslizarse por encima de la superficie del agua con una tabla es natural? ¿Y hacer el pino? No lo sé, pero son posibilidades, así que nos interesan… ¿Por qué no? Tal vez las formas no sean tan importantes como el contenido. 

S.R: ¿Qué futuros proyectos tienes en mente?

A.B: ¡Muchos! Pero ya en marcha tenemos un workshop centrado en el handstand (pino o apoyo de manos) para enero con dos profesores increíbles y un camp de varios días en primavera en el que habrá surfing y un entorno inmejorable… ¡Estad atentos! 

S.R: ¿Cómo pueden nuestros lectores inscribirse a un workshop o proponer ideas en “Conectando Movimiento”?

A.B: Pueden seguirnos en redes sociales: Conectando Movimiento en Facebook y @conectandomovimiento en Instagram; o consultar nuestra página web. Así tendrán toda la información de los eventos y nuestro contacto en caso de dudas.

También estamos abiertos a propuestas, ideas y colaboraciones. ¡Estamos aquí para crear comunidad y crecer juntos!

Foto: Brais Piñeiro de Ledicia Audiovisual
info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder