22 Mar HUELE A MAR…¿PERO A QUÉ HUELE EL MAR?

“Huele a mar”…¿cuántas veces hemos dicho esta frase?

Es un olor particular. Para algunos huele mejor que para otros, pero cuando estamos lejos del mar, lo echamos de menos. Ese olor que cuando tomamos una respiración profunda, nos recuerda a algo y no sabemos a qué.

Detrás de este olor hay un grupo de fanáticos científicos que se han propuesto desvelarnos esta pregunta.

El mar huele a mar. ¿qué es ese olor?

Un gas que produce una bacteria.

Fue Andy Johnston, un profesor de biología de la Universidad de Anglia del Este, en Inglaterra, quien identificó que el olor a mar provenía de una bacteria que produce un gas que se llama DMS (sulfuro de dimetilo).

¿Cómo se produce el olor a mar?

En el océano el DMS se produce en una gran cantidadgracias al trabajo metabólico de microbios que viven asociados al plancton y a las algas.

El fitoplancton genera al vivir una cosa que se llama DMSP, o propionato de dimetilsulfonio. Lo importante es que esta molécula es usada por el fitoplancton como protección solar para vivir y protegerse de la radiación solar.

DMSP es increíblemente abundante en el océano. Cuando el fitoplancton muere, existe una bacteria que se alimenta de este compuesto, el DMSP. Es en su digestión, que convierte DMSP en DMS, esa flatulencia vaporosa del océano.

Los pájaros y otros animales del océano usan este olor para identificar zonas ricas en fitoplancton, ¡que también son zonas llenas de rico pescado!

Nuestro “olor a mar” tiene una función biológica muy determinada: sirve de pista para que las aves encuentren las zonas más ricas en animales y plantas que depredar. El DMS es lo que olfatean las gaviotas, los cormoranes y los pelícanos para buscar alimentos en las aguas. Es la base de la transferencia de nutrientes entre el océano y los seres vivos de secano.

¿Quién dijo que no eran listos?

Ademas, este descubrimiento fue importante ya que esta implicado también en otros procesos naturales como la formación de las nubes. Sin estas substancias el vapor de agua no se podría condensar y el clima terrestre no seria como es.

Pero estos microbios también tienen aplicaciones comerciales. El DMS es usado en la salsa de soja, en la producción de tofu y es uno de los componentes que le dan el sabor a las trufas!

“Esto es solo el comienzo. Necesitamos saber más. Pero una cosa que he aprendido en este camino es que son los microbios quienes dominan el planeta – todo lo demás en la Tierra es mera decoración” – dice Johnston.

 

 

 

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *