31 Dic UNA RUTINA SENCILLA DE YOGA

El yoga es una técnica milenaria con numerosos y demostrados beneficios tanto físicos como psicológicos. Si aún no has probado a practicar yoga, seguro que conoces a alguien que lo hace y está encantado con los resultados. Es un ejercicio apto para cualquier condición física y cualquier edad, pero también tiene sus niveles de dificultad.

Para el surfing, nos puede ayudar en muchos aspectos: evitar lesiones, fortalecer los músculos y articulaciones, o mejorar aspectos tan importantes como la apnea gracias al control de la respiración. ¿Quieres animarte a probar este próximo 2019?

Beneficios para surfistas y para todo el mundo

Podemos encontrar clases de yoga orientadas a surfistas. De hecho, cada vez es más común encontrar en escuelas de surf clases de yoga sumadas al surfing.

Nos ayuda a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente, gracias a toda la filosofía que lleva detrás y a los ejercicios de meditación que acompañan a la parte física. Además, el control de la respiración ayuda a controlar ciertos trastornos como el estrés o la ansiedad. También puede ayudar a gestionar el miedo.

Mediante ejercitar la respiración y aprender a ‘respirar bien’, podemos también mejorar nuestra capacidad pulmonar y la apnea.

En cuanto a beneficios físicos, ¡son muchos! Aunque siempre es bueno realizar ejercicios como correr, bici o natación para mejorar nuestro rendimiento en el agua, tener unos músculos y articulaciones fuertes evita lesiones y también nos ayuda a mejorar en el surfing.

Una rutina sencilla de yoga

Lo ideal es practicar yoga con cierta regularidad, como dos días semanales. Pero si no tienes tiempo para acudir a clase, puedes también hacer una sencilla rutina en casa con los numerosos canales de yoga que podemos encontrar en la red.

Una media hora al día es suficiente para mantener el cuerpo y mente en forma. Hay muchos tipos de yoga: hatha yoga (el más común), vinyasa yoga (un yoga más dinámico), bikhram yoga (yoga a altas temperaturas y no exento de polémica), etc.

Lo ideal es escoger una rutina de yoga que se adapte a nuestros gustos, necesidades y forma física. Necesitarás únicamente ropa cómoda, una esterilla, y mejor si haces la práctica descalzo.

Saludo al sol:

Es, como si dijéramos, la secuencia de ejercicios básica y clave en el yoga. Ejercita todo el cuerpo y estira la espalda. Es muy sencillo de poner en práctica. Nos prepara para movimientos y posturas (asanas) posteriores más complicadas.

Ponte en la punta de la esterilla con los pies juntos y las manos unidas en el pecho. Estiras los brazos hacia arriba y  hacia atrás y luego bajas las manos hasta el suelo con las rodillas todo lo estiradas que puedas. Mirada al frente, y en un gran paso hacia atrás, pon el pie derecho o izquierdo al fondo de la esterilla. Apoyas las manos en el suelo y miras al frente. Luego estiras la otra pierna hacia atrás, y bajas el pecho y las rodillas al suelo. De ahí, levanta la cabeza y el torso (sin levantar las caderas del suelo), a la postura de la cobra. Aguanta 2 o 3 respiraciones. Luego expirando, empuja las caderas hacia atrás y hacia arriba, a la postura del perro boca abajo. No te preocupes si al principio tienes que doblar un poco las rodillas. Mantén también dos respiraciones. Luego lleva un pie al frente de la esterilla, luego el otro, y levántate despacio y redondeando la espalda. Estírate con los brazos hacia el cielo y vuelve a la postura inicial. Repite con la pierna que no hayas usado antes.

Rutina en suelo para cuerpo completo:

Tras el saludo al sol, puedes continuar con una sencilla rutina para principiantes donde trabajarás pierna, hombros, core y espalda. Recuerda que si te resulta demasiado sencillo, siempre hay variantes más avanzadas de cada asana.

Asanas (posturas) de la cobra y perro bocabajo:

Estas dos asanas son también claves en el yoga, y aquí podrás ver con detalle cómo llevarlas a cabo de manera correcta y para poder exprimir al máximo todos sus beneficios. Fortalecen la espalda aliviando dolores y evitando lesiones, y además mejoran notablemente nuestra elasticidad. ¡Notarás los efectos desde el minuto 1!

Hacer correctamente este tipo de ejercicios nos ayudará a ir evolucionando en el yoga de manera segura.

Asanas (posturas) invertidas:

Las asanas invertidas son ya una variante algo más complicada, pero que con la práctica te sorprenderá lo rápido que las conseguirás.

Disfrutarás de sus incontables beneficios. Son buenas para gestionar el estrés y la ansiedad, y mejoran muchos aspectos del cuerpo como la circulación. Además, los órganos internos descansan de su posición habitual que viene dada por la fuerza de la gravedad.

Ten en cuenta que hay que tener mucho cuidado con el cuello, y hay que tener unos brazos y hombros fuertes. Te dejamos esta asana llamada sirsasana, ya que es de las más seguras. Apoyas los antebrazos en el suelo y se protege la zona del cuello. Si vas a probar por primera vez, mejor la opción de ayudarte con la pared.

Estas son sólo algunas de las rutinas que puedes ir incorporando poco a poco si te quieres iniciar en el yoga. Te aseguramos que notarás rápidamente los beneficios y verás como algunas molestias físicas, sobre todo de la espalda, irán desapareciendo poco a poco.

Mejorarás la elasticidad y la resistencia de músculos y articulaciones. ¡Seguiremos profundizando en el yoga!

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder