01 Dic UN VIAJE POR LA HISTORIA DE PERÚ

Hablar de una tabla de surf en Perú es emprender un viaje por una historia llena de sorpresas.

Es hablar de las culturas preíncas, de la Polinesia y de Hawaii. De los pioneros peruanos de los años veinte, de los que ayudaron a la evolución de deporte y de aquellas «lanchas» que los pescadores usaban para buscar alimento.

5.000 años de historia

El origen de la tabla viene de las antiguas culturas peruanas que surgieron hace cinco mil años.  Así se relata en el libro 5,000 años surcando olas.

Foto: Save The Waves

Las raíces del arte de surcar olas se remontan directamente a los antiguos miembros de la realeza hawaiana, quienes corrían olas sobre unas tablas construidas por ellos mismos con materiales de la isla. Desde entonces, se conoce al arte de surcar olas como «el deporte de los reyes», y la mayor parte de la historia contemporánea, con frecuencia basada en estudios hechos en el Bishop Museum de Hawai, acostumbra a ubicar su origen en estas islas.

Sin embargo, existen dos antiguas culturas, Mochica y Chimu, que se desarrollaron en el norte del Perú hace más de dos mil años y que fueron descubiertas gracias a la evidencia de enormes ruinas. Ellas fueron las primeras en estar relacionadas con el mar, gracias a la pesca y a los rituales que realizaban en el océano.

Estas culturas fueron las que diseñaron las primeras embarcaciones que más tarde se utilizarían para correr olas. 

Foto: Save The Waves.

Los primeros hombres en surfear fueron pescadores que tenían que enfrentarse a la fuerza de las olas para conseguir alimento. La valentía y el instinto de supervivencia, dio lugar a un ritual en una balsa creada específicamente para salir y entrar del mar. Hoy en día, todavía podemos encontrarlos cabalgando los llamados “caballitos de totora” en Trujillo y en Huanchaco.

Deslizarse sobre las olas fue una de las partes más importantes en el aprendizaje de todo pescador, ya que del completo conocimiento de las olas dependía en buena parte el éxito de la jornada pesquera. 

Carlos Dogny trajo la primera tabla de surf moderna desde Hawaii e impuso un modo de correr olas completamente diferente al que se estaba practicando a bordo de los caballitos de totora.

Fue a mediados de los años 30 cuando Dogny llegó a Hawai, invitado para un campeonato de polo, el deporte que practicaba. Allí conoció allí al Duke Kahanamoku, de quien aprendió a surfear.

Tras enamorarse del surf, volvió a Perú trayendo consigo la primera tabla hawaiana y así nació el Club Waikiki, el primer club de surf.

Y es que si bien en un principio el surf peruano en la era moderna comenzó a desarrollarse en la costa verde, con el paso del tiempo y el creciente numero de surfistas que visitaban las costas, se empezaron a desarrollar las culturas de surf en spots de Lima, como Kon Tiki, Punta Rocas o Pico Alto, y en el norte del Perú, Chicama, Pacasmayo y Cabo Blanco.

Foto de portada: De aventura

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder