14 May STOP A LOS QUÍMICOS DE LA COSMÉTICA EN EL MAR

Comemos sano, bebemos de forma responsable, hacemos deporte, cuidamos cómo vestimos… Pero ¿sabemos qué cosmética lleva ingredientes químicos y de qué manera contaminan el medio ambiente y nuestro mar?

Ser consecuentes con nuestra filosofía de vida pasa por revisar el contenido de los protectores y las cremas solares que utilizamos para proteger nuestra piel: muchos de ellos están compuestos por ingredientes que ensucian los mares y dañan su ecosistema, formando un peligroso cóctel contra el medio ambiente. ¿Sabes cuáles son y cómo afectan?

Protectores solares que dañan los océanos

Filtros físicos o pantallas solares cómo el óxido de zinc, el óxido de hierro, el dióxido de titanio, mica, caolín y talco, no se absorben por la piel y actúan reflejando la luz como un espejo.

Los filtros químicos u orgánicos, como el mexoryl, cianatos, tinosorb, PABA (ácido paraaminobenzoico) y benzofenonas, son absorbidos por la dermis y aunque son seguros, no se sabe demasiado sobre su impacto medioambiental.

Unos y otros se acumulan en acuíferos y lechos marinos, y contaminan por la metilación de los compuestos orgánicos.

Diversos investigadores han demostrado que el dióxido de titanio y el oxido de zinc reaccionan con la luz ultravioleta cuando están en el agua formando peróxido de Hidrógeno (agua oxigenada), un potente agente oxidante que, ataca, por sus características germicidas y desinfectantes, a la formación de plancton. Y sin plancton, no hay alimento para las especies marinas.

Las cremas solares desprenden además nutrientes inorgánicos que pueden llevar al crecimiento incontrolado de las algas. En definitiva, busca siempre protectores solares con ingredientes lo más naturales posibles.

También te puedes proteger la piel y el cabello por dentro, es decir, a través de una alimentación rica en PABA (ácido paraaminobenzoico), un tipo de vitamina B.

La piel estará así más sana y protegida, y reforzarás las defensas naturales. ¿En qué alimentos encuentras PABA? En cereales integrales, germen de trigo, yogur, melazas, espinacas y, si te gustan, en los riñones o el hígado.

Cosméticos que contaminan

Sin embargo, no sólo hay que prestar atención a los protectores solares. Algunos cosméticos, como geles de ducha, exfoliantes o algunas pastas de dientes, contienen microesferas, diminutos fragmentos de polietilen (PE) o poliestireno, que se utilizan para espesar el producto.

Un elemento que acaba en el mar, a través de los desagües, afectando la salud de plancton, peces y demás fauna afectando a su salud. Se han encontrado microesferas ¡incluso en la sal de mesa extraída del océano!

Otras formas que dañan los océanos a tener en cuenta

Por último, hay otras formas de dañar el ecosistema marino, como utilizar de manera masiva algunos de sus recursos: es el caso de la utilización, en algunos cosméticos, de las aletas del tiburón, por ser ricas en ácido hialurónico y en colágeno.

Este ingrediente está ocasionando un verdadero exterminio de esta especie, con una pesca y muerte masiva de ¡250.000 tiburones al día! Sí, sí, como lo lees.

¿Cómo identificar estos productos? Leyendo los Incis: si en ellos encontráis la nomenclatura “Squalante Oil”, que sepáis que es aceite de tiburón.

Aprendamos a leer los ingredientes de los productos que compramos: necesitamos la máxima conciencia para defender nuestros mares.

Por: Sandra Vivancos, de Henna Morena
Henna Morena es una marca de cosmética natural mediterránea para el cabello con ingredientes ecológicos, con productos de formulaciones exclusivas que siguen los los principios de la fitoterapia, y que recuperan los rituales más ancestrales para dar belleza a tu cabello. Nuestras plantas proceden de recolección silvestre o cultivos biodinámicos, y trabajamos pensando en el respeto a la naturaleza y a nosotros mismos. Henna Morena es peluquería slow con procesos sostenibles.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder