06 Oct MALIBU: PURA CULTURA DE SURF

No hace mucho os introducíamos las 11 Reservas Mundiales del Surf, declaradas por la organización Save The Waves.

Malibú, en California, es uno de esos 11 lugares protegidos y con una historia y cultura de surf que viene asentándose desde años atrás. Una historia digna de escuchar.

Dos generaciones de surfistas usaron Malibú como la definición y el foco de la cultura del surf en California. Leyendas de surf reconocidas por sus apellidos como Dora, Carson, Weber y Velzy, que hicieron de Malibú, su hogar. Fue el epicentro del surf en los años 50 y 60. Además, crió a una niña llamada Gidget, quien trajo notoriedad al surf femenino.

Malibu pionera

Malibu fue seleccionada como la primera Reserva Mundial de Surf debido no solo a la calidad estelar de todas sus olas, sino también debido al papel que este lugar ha jugado en la cultura del surfing moderno.

Las olas de Malibu representaron durante años la definición de «surf perfecto» en California, con point breaks de olas interminables. Durante décadas, allá por los años 20, muchos surfistas de todo el mundo contemplaban y soñaban con esas largas y perfectas paredes de derechas.

Foto: Save The Waves

Poco más tarde de que el surf llegase de Hawaii a la costa oeste, Malibu se convirtió en la cuna del surf.

«Malibu es el lugar exacto del mundo en donde el surf antiguo se convirtió en lo que conocemos como surfing moderno» – Paul Gross.

Y es que «el surf creó Malibú». De los años 40 a los 60, siempre pareció al revés. Tras la Segunda Guerra Mundial, Waikiki seguía siendo la reina indiscutible del surfing mundial. Pero el surf en la parte sur de California se desarrolló muy rápido. Los surfistas pronto corrían en sus coches y motos para surfear una amplia variedad de olas interminables.

Foto: Save The Waves

En el año 1927, Tom Blake y Sam Reid, ambos socorristas de Santa Mónica, cogieron sus tablas y se lanzaron a la aventura hacia el norte a una tierra conocida como el Rancho de Malibu, donde se rumoreaba que había una derecha perfecta en ese lugar privado. Todo el mundo en el sur de California en aquella época quería acceder a Malibu. El Rancho era propiedad de May Knight Rindge, la llamada «reina de Malibu». Durante casi 30 décadas, Rindge hizo todo lo posible para bloquear el acceso al público. Cuando Blake y Reid llegaron al Rancho, estaba cerrado con candado y un cartel de «prohibido el paso». Ambos cogieron sus tablas, atravesaron la playa rocosa y remaron hacia un point break perfecto. Reid, poco después declaró que la primera ola fue un «trabajo en equipo».

La casa Rindge, conocida como la Casa Adamson (un sitio histórico nacional), es ahora parte del Malibu Creek State Park y está situado entre la playa estatal de la laguna de Malibú y la playa Surfrider, al lado del muelle Malibú, que originalmente fue construido para el yate de la familia.

Desde aquella ola de Reid, Malibu está en el mapa del surf mundial. Olas limpias y bien definidas que se «presentaban» hacia la playa. La carretera de la costa del Pacífico abrió sus puertas al público en 1929.

Malibú era una parte del territorio de la región Chumash de indígenas americanos, que lo llamaban «Humaliwo» o ‘los sonidos del oleaje fuerte’.

Foto: Save The Waves

A pesar de que Hawaii era considerado todavía un paraíso del surf, Malibu era el lugar donde los surfers en los 50 hablaban de «la ola perfecta».

Hechos que convirtieron a Malibu en un lugar clave en la historia del surf moderno:

– Gidget, el libro y la película que atrajo a miles de aficionados a este deporte, fue escrito y rodado allí.

– Los shapers que diseñaron la primera tabla high-performance (Bob Simmons, Joe Quigg, and Matt Kevlin, among others), sacaron su primer prototipo allí.

– Miki Dora, un icono del surfing, aprendió el nose-riding allí. Otras leyendas como Lance Carson, Dewey Weber y Dale Velzy, hicieron de Malibu, su hogar.

En este lugar, toda la comunidad está activamente implicada en todo lo que al surf respecta. Clubs, grupos ecologistas, organizaciones profesionales… El surf es una identidad allí que lleva décadas reinando. ¡SURF´S UP!

Foto de portada: Surfer

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendencias Surfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder